Publicado el: 4, Jun, 2015

Qué dice el informe de la junta médica por Nisman


Analizarán la recusación presentada contra la fiscal Fein
04/06 – 15:00 – Se conocieron detalles del documento de 200 páginas de los 13 peritos. Cuándo murió, la rigidez cadavérica y las diferencias con la querella de Arroyo Salgado.

El informe de la junta médica del caso Nisman fue volcado en un documento de más de 200 páginas escrito por los 13 peritos y cuyas conclusiones fueron presentadas a la fiscal Viviana Fein.

En el documento publicado por el portal Infobae, las firmas del forense Osvaldo Raffo y el legista Julio Ravioli, especialistas de alto prestigio convocados por la querella, no están ya que se mostraron en disidencia con muchos aspectos de lo peritado en el caso de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Estos expertos fueron convocados por Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman y jueza federal, quien se mostró en desacuerdo con muchas medidas procesales de la fiscal Fein.

El texto se centra en puntos técnicos para determinar cuándo murió Nisman y fue elaborado por el doctor Roberto Godoy, decano del Cuerpo Médico Forense, como coordinador. Mariano Castex, perito de parte de la defensa de Diego Lagomarsino, los forenses Fernando Trezza y Héctor di Salvo, la médica legista de la Policía Federal Gabriela Piroso, que revisó el cadáver de Nisman en Le Parc y constató la data de muerte original, además de otros nueve expertos.

Se puntualizó en las livideces cadavéricas, la propia rigidez cadavérica, la ausencia de espasmo cadavérico y la presencia de potasio en el humor vítreo.

Los expertos coincidieron en que el cadáver del fiscal no presentó signos de putrefacción. Quince radiografías y exámenes toxicológicos descartaron la presencia de cocaína en la sangre de Nisman y una notable cantidad de cafeína.

Respecto de la llamada “transparencia corneal” en los ojos de Nisman manifestó córneas transparentes. Para los peritos, los resultados equivalían a un IPM “menor a 24 horas”, algo totalmente divorciado de las 36 horas que marcó el informe interdisciplinario de Arroyo Salgado a cargo de Raffo y Ravioli.

La junta también notó dos livideces cadavéricas en el cuerpo de Nisman, manchas post-mortem con un ciclo de fijación y desaparición, en las filmaciones de Le Parc, en “sectores del hemitórax izquierdo y en la cara posterior del muslo derecho”.

El diagnóstico de espasmo cadavérico es definido en el texto como “un estado de contracción muscular vital y voluntario en el momento de ocurrir la muerte”. Los expertos de Arroyo Salgado habían declarado que Nisman, al haber experimentado agonía, no pudo haber sufrido un espasmo cadavérico al morir. Para los peritos de la junta, fue el dedo índice de Nisman en su mano derecha, visiblemente contraído en posición de resorte.

Un apartado en el informe -que revela hoy Infobae- incluyó fuertes cuestionamientos a Osvaldo Raffo y Julio Ravioli, peritos de Arroyo Salgado, Al final del texto, hay un apartado llamado “consideraciones finales” donde los los trece peritos de la junta señalan: “Los señores peritos designados a propuesta de la querella no expusieron ni ampliaron los fundamentos científicos de sus expresiones.

Sin embargo, el dardo más notorio está en las respuestas a Fein: “Ninguna de las observaciones contenidas en los aspectos médico-legales del informe técnico elaborado por la querella, en forma individual o en conjunto, indican con certeza pericial médico legal que se haya tratado de un hecho homicida”. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video