Publicado el: 4, Jun, 2015

Una testigo confirmó ante la justicia que Fariñas compró el campo de Mendoza para Lázaro Báez


El financista Leonardo Fariña - Foto:
04/06 – 11:15 – Un tema que mantenía estancado en algún punto, el proceso de la causa por el campo de Mendoza que Leonardo Fariñas compró en comisión y luego de blanquear que fue para Báez, se desdijo; tiene ahora un nuevo cauce, al aparecer una testigo calificada que, efectivamente, confirmó que el campo “El Carrizalejo” fue comprado por parte de Fariñas, para el empresario Lázaro Báez.

De acuerdo a una nota escrita por el periodista Nicolás Pizzi hoy en Clarín, una testigo calificada testificó ante la justicia y confirmó que Leonardo Fariñas a quien conoció en el 2012, le manifestó que la estancia de Mendoza, la compró para el empresario santacruceño Lázaro Báez.

La testigo que puso en aprietos a Fariña se llama María Loudes Pérez – señala Pizzi – una asesora inmobiliaria de Mendoza que fue contratada por Erusalimsky para asesorarlo. Según pudo saber Clarín de fuentes judiciales, declaró que conoció a Fariña en Buenos Aires a principios de 2012. En esa ocasión, le entregó una tarjeta y le ofreció sus servicios. Meses después, el valijero la llamó y le dijo que quería vender la propiedad.

La mujer declaró en Mendoza, ante el juez Walter Bento, por pedido de Casanello. Ante una pregunta del abogado de Erusalimsky sobre el valijero, dijo: “El señor Fariña me comentó en un primer momento que había comprado para el señor Lázaro Báez, luego expresó que por un acuerdo con su mandante convinieron en que Fariña se quedaría con el campo en compensación de honorarios”.

Finalmente, Pérez fue contratada para asesorar al comprador. La versión coincide con el primer relato de Fariña ante la Justicia. En ese momento, el valijero había asegurado que hizo la operación en comisión para ocultar el real dueño, que era Báez, y que luego le dieron los campos por honorarios pendientes con Austral Construcciones por la reestructuración de su deuda.

En marzo de este año, Fariña -que sigue preso en la cárcel de Ezeiza por una causa de evasión- se presentó nuevamente ante Casanello y denunció que fue presionado por sus anteriores abogados para ensuciar la imagen de Báez. Le apuntó al empresario Molinari, quien lo desmintió pocos días después. La testigo puso en duda esa nueva versión de Fariña. También contó que conoció a Erusalimsky pocos días antes de realizarse la operación de compraventa y que recorrieron juntos el campo en varios cuatriciclos. “Después de ese encuentro volvimos a reunirnos en dos o tres oportunidades, el señor Erusalimsky me preguntó sobre la factibilidad de agua en el campo y le dije que existía una prohibición de perforar“, contó la testigo.

Aclaró que no hizo de intermediaria entre Fariña y Erusalimsky, señala Clarín. De esa tarea se encargó Malek Fara, un vendedor de autos vip que ya declaró en la causa. Fanático de las Ferrari, Fara también le vendía autos a Ricardo Fort y a otras estrellas de la farándula, termina apuntando Nicolás Pizzi. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video