Publicado el: 15, Jun, 2015

Demagogo, hipócrita y pro milico. El perfil derecho y humano de Zafaroni


El ex ministro de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni -
15/06 – 10:30 – Como buen kirchnerista, el ex juez de la corte es perpendicular al discurso, paralelo a la moral y transversal al relato y la corrupción. El juez que moralizaba desde la Corte Suprema, era dueño de prostíbulos; el que cuidó estos años y veló por los derechos humanos del kirchnerismo, escribía para las Dictaduras, las consentía y justificaba su existencia y al Nac&Pop de los jueces supremos hasta hace poco, desvelado por las garantías y la igualdad de los ciudadanos, le repugnaban los homosexuales y opinaba que la pena de muerte, era justificada. Lo que se dice “una joyita K”. (Por : Rubén Lasagno)

¿Cuántas veces dijimos desde esta misma página, que Néstor Kirchner se chocó con los derechos humanos, más que por casualidad, por necesidad, cuando llegó a la presidencia? ¿Cuántas veces dijimos que solo era una postura política para sacarle frutos al discurso convocante de un luchador social inventado, pero en fondo, no le importaba nada y jamás los había practicado en la provincia de Santa Cruz?. Bien, un hombre que como Kirchner, se abrazaba todas las semanas con el General Guerrero, que no faltaba a los actos militares en la guarnición de Piedra Buena, precisamente cada 24 de marzo, cuando otros estaban abocados a repudiar el golpe del 76 (como lo hizo después del 2003) y alguien que estaba más preocupado por la 1.050 que por los derechos humanos, que nunca cedió un gimnasio en la provincia, para recordar en un acto a los desaparecidos y que ninguneaba a la propia Hebbe de Bonafini cuando llegaba a Río Gallegos y tenía que dormir en la casa de Miguel del Pla (docente y candidato del PO), nadie como él puede ser un paladín de la justicia y los derechos humanos, está claro.

Si aplicamos el principio sociológico de la transferencia de roles, dicho en idioma común: dime con quien andas y te diré quien eres, está claro que quienes se pueden aliar con alguien absolutamente apático a los derechos humanos, son aquellos provenientes de las dictaduras militares, los colaboracionistas de los genocidas, que lucen como larvas reconvertidas, se ungen de moralistas, se entronizan como jueces populares y tienen las manos manchadas de sangre.

Este es el caso de dos íconos de los “Derechos Humanos K” en el país. En esta instancia hay que diferenciar los Derechos humanos reales, concretos y verdaderos, los que buscan por necesidad y convicción, las Madres lejos de la billetera, con aquellos que inventaron los Kirchner. Esos dos representantes indubitables de los DDHHK son Horacio Vertvisky, y Eugenio Zafaroni, a los cuales podríamos agregar a Hebbe de Bonafini, no por haber actuado a favor de la dictaduras, pero sí por encubrir y justificar a estas dos larvas, además de hacer un uso económico de los derechos que dice defender.

Dos colaboracionistas

Si lo Vertvisky es vergonzoso, lo de Zafaroni tiene ribetes aún más descabellados y graves. Este tipo, que ocupó por designios de Néstor Kirchner, el lugar al que solo pueden llegar los que están libres de culpa y cargo, se desempeñó como juez supremo, siendo que con su mano derecha, escribió un libro justificando la dictadura, odiando la homosexualidad y adhiriendo al principio de pena de muerte para los “socialmente irrecuperables”.

Este libro no lo publicó en 1960, sino que lo hizo prácticamente al finalizar la dictadura, en el año 1980 y por esas cosas del kirchnerismo, como pasaba con la revista Noticia en Río Gallegos, cuando hablaba de algún acto de corrupción del gobierno y Rudy Ulloa se encargaba de sacarlas de los kioscos, el “Derecho Penal Militar” de Zafaroni, no se puede encontrar en las librerías.

Esta perla dgomática-militar-genocida, escrita por el venerable Zafaroni junto a Ricardo Juan Cavallero, está orientada a brindar una justificación jurídica a los golpes de Estado.

Es un ensayo que reflexiona sobre el código penal militar y tal como lo reveló Clarín, llega a expresar: “Los bandos para el supuesto de conmoción interior, fuera de la guerra, también requieren una necesidad terribilísima, que debe estar dada por la circunstancia de que la conmoción interior alcance un grado tal que la autoridad del lugar no pueda evitar estragos, es decir, que la alteración del orden sea de tal naturaleza que el peligro de afectación masiva y grave de bienes jurídicos tales como la vida, la propiedad, etc., sea inminente e inevitable por la autoridad local. De allí surge la posibilidad de que la autoridad militar asuma el gobierno o el mando de una parte del territorio”.

De esta manera, Zafaroni, justifica que los militares tomen el poder en el país.

“No obstante, hay circunstancias especiales, dentro y fuera de la guerra, en las que no hay sólo una necesidad terrible, sino que se presenta una necesidad terribilísima. Se trata de situaciones en las que existe un peligro actual de absoluta inminencia o un mal gravísimo que ya se está produciendo y que es necesario evitar o detener. Es en estas circunstancias de necesidad terribilísima. Se trata de situaciones en las que existe un peligro actual de absoluta inminencia o un mal gravísimo que ya se está produciendo y que es necesario evitar o detener. Es en estas circunstancias de necesidad terribilísima cuando hacen su aparición en el derecho penal militar dos medidas que aparentemente arrasan con las disposiciones constitucionales: la legislación por bandos y la llamada pena de muerte”, detalla Zaffaroni.

La difusión por parte de Diego Rojas en Plaza de Mayo.com muestra como Zaffaroni -actualmente conocido por sus posiciones garantistas- en 1980 usaba su inteligencia para dar justificación a la pena de muerte: “La muerte prevista en el art. 759, CJM, no es pena, en principio porque la muerte jamás puede serlo, pero, además, por otras razones que no son fundamentales. Ante todo, se hace necesario que el militar huya o haga demostración de pánico, lo que puede generar un desbande o imitación, de modo que la muerte se autoriza para evitar ese efecto inmediato y desastroso. Tan cierto es esto que el CJM no requiere que le dé muerte un superior, sino que puede darse el caso de que sea el inferior quien dé muerte al superior en esa circunstancia. De otro modo, por el mero gusto de afirmar gratuitamente la disciplina, no se explica que pueda darse muerte a un militar y menos que el inferior pueda dar muerte al superior, lo que sólo puede tener explicación lógica sobre la base de la necesidad de evitar el fracaso de una operación frente al enemigo, el que puede resultar del pánico generalizado en el personal y para el cual cualquier actitud individual puede servir de detonante”.

Y llega un punto aún más sorprendente al hablar en uno de sus capítulos de “la excepcional necesidad de dar muerte al delincuente”.

Zaffaroni también se ocupa de la prohibición de la homosexualidad en las filas militares, que justifica de esta manera en la página 59 de su libro: “Si pensamos por un momento en que la homosexualidad entre adultos no puede ser punida como delito en la vida civil, porque esa punición violaría el art. 19 constitucional, no por ello debemos concluir en que la homosexualidad militar es inconstitucional, tal como la prevé el art. 765, CJM, porque en la vida civil no hay ningún bien jurídico que resulte afectado por esa conducta realizada en privado, pero en el orden militar la posibilidad de trascendencia del conocimiento de esa conducta afecta la imagen pública de las fuerzas armadas y la confianza que ellas deben gozar por parte de los habitantes de la Nación, cuyo crédito frente a ellos es indispensable para que ante la necesidad tremenda cuenten con la participación y apoyo de la población”.

Genuflexo y pro milico

El gran académico, como lo definen los ultra K y se han llenado la boca hablando de sus dotes intelectuales, prologaba su libro con una dedicatoria al brigadier auditor Laureano Álvarez Estrada, a quien reconoce haberle mostrado los textos originales antes de su publicación para que realice “observaciones”, y al contraalmirante auditor Ramón León Francisco Morell; es decir, además de pro milico, Zafaroni era un obsecuente sometido a la bota militar, sin ningún atisbo de recuperación mientras durara el Proceso, como finalmente pasó.

“En el sitio web de las Madres de Plaza de Mayo había un proyecto contra la impunidad y como parte de ese proyecto existía una denuncia contra los jueces que juraron bajo el estatuto del proceso de reorganización nacional. En la lista de magistrados estaba Zaffaroni como partícipe necesario de los delitos de la dictadura”, explicó Terragno en diálogo con Jorge Lanata en radio Mitre.

La investigación del dirigente radical lo llevó hasta el polémico libro que se mantuvo en secreto durante su estadía en la Corte Suprema. Hoy Zaffaroni aspira a un lugar en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Su postulación fue criticada por el foro Usina de Justicia, que denunció la doctrina abolicionista del ex magistrado.

¿De qué se puede arrepentir?

Un tipo como Zafaroni ¿De qué se puede arrepetir?. Bien, las palabras del ex juez de la SCJ fueron “No me arrepiento de nada. Me arrepiento más de lo que no hice en esa época que de lo que hice”. Y se justificó diciendo “Cuando me iba a poner en la Corte también desempolvaron esto”, argumentó el penalista en diálogo con Radio Del Plata.

“Es un viejo libro donde tratamos de hacer dogmática con la justicia militar. Estábamos demostrando que el Código de Justicia no podía demostrar ningún tipo de dogmática de lo que estaba sucediendo”, dijo, en contraposición a lo que se sostiene en ese mismo escrito.

Zaffaroni adjudicó el resurgimiento del libro a que “Clarín me está cobrando el voto de la constitucionalidad de la Ley de Medios”. Y completó: “Si yo le voto en contra a un monopolio, para desarmar un monopolio, obviamente que no me van a tratar bien. Si ellos pueden darme un garrotazo me lo van a dar”.

Cuando le preguntaron si hacía un mea culpa por lo que escribió, el jurista afirmó: “A cada uno le tocó vivir una etapa de la historia y no elegimos en la etapa que nos tocó vivir. Me arrepiento más de las cosas que no hice que de las que hice. Pude haber hecho más”.

“Lo que me tocó vivir, lo viví. Fui juez en gobierno militares, sí. A muchos nos pasó. Nos tocó vivir en épocas tumultuosas. Posiblemente pude haber actuado mejor. Siempre que uno mira para atrás y tiene más información piensa que pudo haber hecho más”, sostuvo.

Por último, a Zaffaroni le preguntaron por el apartado del libro en el que se justifica la prohibición de la homosexualidad en las fuerzas armadas. “En el año 1980 creo que era inadmisible. La cultura cambia constantemente y 25 años no ha pasado en vano”, explicó.

Caradura

Zafaroni, además de dar plena muestra de ser pro milico, obsecuente y de haber sido un inhábil para ocupar un cargo de tal magnitud en la Nación, es un cobarde que no acepta su pasado, que se justifica contra su propio discurso, que niega lo innegable y cree, como en general lo hace el kirchenrismo, que las mismas atrocidades, si las hacen otros, es pecado; si las hacen ellos, es muy bueno para el país.

Con la mejor cara de piedra, este, ahora garantista, amoldado a los tiempos que corren, viró 180º y culpó a Clarín y a cuanto se le cruzara en el camino a su próximo curro en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Vaya paradoja, la de nuestro país, destacar allí a un colaboracionista de la más dura dictadura nacional; un escriba de las máximas que usó Videla y Massera para hacer desaparecer gente; un blanqueador de los crímenes de lesa humanidad y un jurista que puso en texto legal, esos crímenes para que, en el futuro, estuvieran justificados. Esto habla de la coherencia política de los Kirchner, que nunca dejaron de ser lo que son y de lo estúpido que somos como sociedad. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 15 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Durísimo….”Nadie resiste un archivo…”, alguien lo dijo , no?

  2. daleboca1ro dice:

    Más bien el perfil derechoso.

  3. pintor dice:

    Dueño de la doble moral K, sino preguntenle a cualquiera, al toti arizmendi nomas que lo tienen cerca, preguntenlé y van a ver el discurso setentista desgarrandose las vestiduras mientras la mujer cobra carradas de $$ sin impuestos… doble moral se llama eso, una cara para la gilada y otra para adentro

  4. Bueno, parece que no todos pueden mirar para el costado como lo hizo la FAO, e hicieron justicia para con el amoral proxeneta kirchnerista, que justificara las penas de muerte durante el proceso militar

  5. GALINDO dice:

    ES MAS DE LO MISMO. LASTIMA QUE DESAPARECIO YAMILA QUE TANTO DEFIENDE A LOS DERECHOS HUMANOS Y A LA LACRA K

  6. Nany Berrioz dice:

    Al final del carnaval desaparecen las mascaras que ocultaron a Nefastos Personajes.

    Nestor Kirchner, el Perro Vertvisky y E. Zafaroni son solo algunos de los muchos que les cebaban mates a los Generales del proceso.

    “El” y Ellos, fueron cómplices de los Satrapas Asesinos que usurparon el poder desde el 24 de Marzo hasta 10 del 83, a partir de allí se mimetizaron en el Partido Peronista, dejaron sus ocupaciones encubiertas de Usurero, Periodista y Abogado y se dedicaron Full-time a juntar mas dinero del que jamas podrán gastar.

    Compraron a la resentida y ambiciosa señora H. Bonafini (Entre otras) y mancharon su Pañuelo Blanco, ello les valió poder hablar como si los Derechos Humanos fueran de ellos, parte de nuestro pueblo Peronista y jóvenes inexpertos compraron El Relato por ellos fraguado, olvidando que fue el Valiente Presidente Raul Alfonsin quien, a cinco días de asumir (15-12-83) firmo el decreto 158 por el cual ordenaba procesar a las tres Juntas Militares que dirigieron el País desde 24-3-76 hasta el final de la guerra de Malvinas.

    Estos largos años de Mentiroso Carnaval Kirchnerista esta finalizando y las mascararas comienzan a caer, ya es hora que nuestra gente comience a ver y a llamar las cosas por su nombre.

    Todos los bien denunciados por OPI SANTA CRUZ y luego reflejados en los Grandes medios Nacionales, nunca serán otra cosa que: Ladrones, Corruptos, Cómplices y Mentirosos del Proceso Militar, que deberían estar presos.

    Sera Justicia.

  7. Hebbe dice:

    Que buena nota OPI!!! felicito a la redacción por los huevos que ponen al decir lo que piensan. Aquí en provincia de Buenos Aires y si algún medio escribe una nota de este tipo le cierran el diaria, la radio y la casa Scioli es el resguardo moral de este tipo nefasto, asiqwue santacruceños si quieren mas kirchnerismo barato VOTEN A NUESTRO GOBERNADOR COMO PRESIDENTE JAJAJAJA
    una basura manca

  8. Floppy dice:

    Este viejo carcamán, falopero, prostituto, transa y vende patria, es todo lo que nos dejaron después de una década? Y pensar que durante 10 años estuvimos aguantando que nos dijeran que era impoluto, viejo puto.
    Bien ahi OPI por hacerse eco de algo que acá en santa Cruz no se conoce por los medios provinciales. Saludos a los chochamos

  9. POLI dice:

    ES UN MILICO FRUSTRADO NO HAY PEOR COSA QUE UNO DE ESTOS PORQUE ACCIONAN PEOR DE EL PROPIO MILICO, A VER:: EL MILICO SABES QUE ES CUADRADO Y UN ENERGUMENO PERO ESTOS SE LAS DAN DE CATDRATICOS Y SON MAS MILICOS QUE LOS MILICOS. MIREN LO QUE PASA CON CARTA ABIERTA, MUY DEMOCRATICOS PERO ESPERAN QUE MAXIMO ESTE AL LADO DE SCIOLI PARA REVENTARLO COMO HICIERON CON MARIOTO SOLO QUE EL GORDO CHANTA NO PUDO

  10. AMIGO dice:

    SEÑORES DE OPI:
    MIA MAS SINCEROS RESPETOS POR LA VALENTÍA DE ESCRIBIR UNA RESEÑA COMPLETA COMO ESTA.
    CUALQUIER COMENTARIO QUE SE PUEDA AGREGAR, SERÍA COMO QUERER SER MAS PAPISTAS QUE EL PAPA.
    CON PROFESIONALES COMO USTEDES, NO TODO ESTA PERDIDO.
    FELICITACIONES

  11. Mandrake dice:

    BUENO, BUENO, ¿PARA CUANDO OPI, UNA RESEÑA DE LA MANERA EN QUE LE PERMITIERON A LOS KIRCHNER SALIR DE LA CIUDAD DE LA PLATA Y RADICARSE EN EL SUR DE NUESTRO PAIS, GRACIAS A LOS BUENOS OFICIOS DE CARLOS KUNKEL ANTE LA MILICADA PLATENSE, O SEA, ENTREGAR A LOS “JOVENES IDEALISTAS” (LEASE TERRORISTAS), A CAMBIO DE LA INMUNIDAD PARA “EL NESTOR” Y “LA CRISTINA”?. SOBRE LA 1050, TODOS SABEMOS QUE FUE LA “PIEDRA FUNDAMENTAL” DE LA RIQUEZA MAL HABIDA DE ESTE MATRIMONIO HIPOCRITA, PERO INTELIGENTE, YA QUE A PESAR DE SU PASADO DE TRAICION Y COBARDIA, HAN SABIDO MANEJAR EL REBAÑO QUE AUN LO APLAUDE, LE CREE, Y SE HACEN LOS DISTRAIDOS CUANDO LA REINA MADRE, METE LA PATA EN ALGUN DISCURCETE.

  12. Opi. Excelente artículo . Información pura. Aún recuerdo una charla de Zaffaroni en el salón de conferencias del banco Provincia Sta.Cruz donde criticaba las “…prácticas nazis…” del entonces gobernador Kirchner. Un perfecto cínico

  13. PATADA dice:

    MERENGUE MY YDOLO: ZIENPRE TINE RASON: SAFA SAFA

    FUE ASETADO Y NONVRADO EM HORGANO YNTERRNAZIOAL PO ZER GRAN MAEZTRO DE LOJIA DE LAZ MARRGARITAS,
    MERENGUE CAPOOOOOOOOO

  14. Armando Lio dice:

    Bueno. Lo que sucede es que la Corte Interamericana de Derechos Humanos se esta pareciendo cada vez mas a la FIFA.

Publicidad

OPI Video