Publicado el: 18, Jun, 2015

Se acabó la paz del dólar debajo de $13 y contraataca el Gobierno


Dólar: sigue la corrida y bate récords en todas las cotizaciones
18/06 – 09:30 – “Ni en los sueños de los inversores estaba la posibilidad de que el mismo oficialismo provocara la huida del peso”, razonaba el operador. La fórmula Scioli-Zannini avivó las fuerzas. En dos días, la divisa aumentó casi 30 centavos.

Por: Luis Beldi
“Se ve que en la mesa chica de Olivos no aprenden algo que los economistas traen de cuna: toda decisión tiene un costo. Elegir a Zaninni acabó con la paz cambiaria con la que creían que llegarían a octubre”, dijo el operador.

Y razón no le faltó. El mercado venía alertado por la sorpresiva inspección del viernes a las casas de cambio y atemorizado por el “efecto Santa Fe” que agregó dudas a una posible victoria de Mauricio Macri y fortaleció al candidato del Frente para la Victoria.

El dólar libre, a pesar de los controles, respondió a las dudas con un cierre de 12,94 pesos, 9 centavos sobre el día anterior. Pero después de hora se operó a $13. “Cuanto más alto el valor se hace más ancha la brecha, que ahora es de cinco centavos entre el precio de compra y venta”, explicó el operador.

En la ventanilla de los bancos, con la autorización de la AFIP, se vendieron u$s15,44 millones. En lo que va de junio la salida de divisas por esta vía es de u$s336 millones. Pero ahora, a diferencia del pasado, los ahorristas no van corriendo a venderlos al mercado libre porque esperan que en la plaza libre sigan los aumentos.

Se está viviendo un clima opuesto al que reinaba hasta el viernes pasado. Los ahorristas e inversores, no sólo no renuevan los plazos fijos, sino que algunos prefieren mantener el descubierto en las cuentas corriente y comprar dólares con el efectivo.

Carlos Gonella, el fiscal que tiene a cargo la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), denunció al directorio de una importante empresa de bienes de consumo masivo por lavado de dinero. Dice que abastecían de efectivo a las cuevas y que hacían operaciones cambiarias ilegales.

El mercado sabe que el destino de estas denuncias se dirime en la justicia y que son contadas las causas en las que se pudieron probar las acusaciones. Pero para el Gobierno es un detalle menor porque lo que interesa es atemorizar a los operadores y ganar tiempo. Cree, como sucedió en otras ocasiones, que así puede calmar al dólar.

En el Forex-MAE, la principal plaza mayorista cambiaria, se operaron u$s126 millones y la mesa de dinero del Banco Central pudo comprar u$s10 millones. Por la leve suba del oro la entidad pudo ganar 5 millones de dólares pero hubo salida de divisas por la importación de energía (68 millones) y por compensaciones a Brasil (2 millones).

A pesar de que los pagos fueron más elevados que los ingresos, el Banco Central acusó un aumento de las reservas de 5 millones a 33.809 millones de dólares.

En la Bolsa la repercusión de las noticias políticas impactó como un misil. Con negocios por $287 millones, el índice Merval de las acciones líderes perdió 1,69%. El monto de negocios casi triplica lo que se venía operando en el último tiempo. Esta es la señal de que no hubo gente dispuesta a quedarse con las acciones en su poder.

De hecho, el índice no bajó más porque Petrobras, el papel más influyente en la confección del indicador, subió 1,42%. La otra empresa que mejoró su precio fue Tenaris con 0,06%. El resto fue derrumbe. Los bancos fueron los más afectados. Macro perdió 5,99%; Galicia, 5,73% y Francés, 3,18%. YPF, a su vez, cedió 2,13 por ciento.

Pero las caídas más ostentosas se dieron en Wall Street. En Nueva York, los ADR’s argentinos (certificados de posesión de acciones) tuvieron retrocesos de hasta 7,31% como fue el caso de Edenor. Los bancos tuvieron pérdidas de hasta 6,40 por ciento.

El informe de Barclay’s, bajando la ponderación de los bonos de la deuda argentina a raíz de la candidatura de Zaninni, sumado a newsletters de otras entidades alertando a sus clientes sobre el cambio del clima para las inversiones, provocaron la venta de acciones y bonos argentinos.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), la principal plaza de títulos de la deuda donde operan los bancos, los negocios sumaron 1.306 millones de pesos.

El gran perdedor fue el Discount que indexa por el costo de vida que sumó su tercera gran caída consecutiva. Esta vez dejó 2,71% en el camino. Este bono del canje de la deuda, ajusta por el costo de vida más una tasa de 2% anual. Pero el hecho de estar nominado en moneda local y que su ajuste dependa del Indec, lo convierten un activo indeseado por los inversores. En tres días, el papel perdió 7% de su valor.

Los bonos en dólares con legislación argentina tuvieron un comportamiento dispar. El Boden 2015 ganó 0,81%, fue el único que terminó en terreno positivo. El Bonar 24 perdió 1,15% y el Bonar X que vence en 2017, cedió 0,46 por ciento.

Para la próxima rueda se espera que siga la caída. El problema más grande es el vencimiento de las cauciones en la Bolsa, lo que puede agravar la caída de las acciones. El post cierre del dólar a $13, prenuncia otro día de firmeza para la divisa, aunque los operadores están en estado de alerta porque presienten que se viene otro mega operativo como el del viernes pasado. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video