Publicado el: 22, Jun, 2015

Un comicio de fuerte impacto nacional


Un comicio de fuerte impacto nacional
22/06 – 10:10 – Una alianza opositora derrotó en Mendoza al candidato kirchnerista.

Por: Hernán Cappiello
La oposición integrada por el radicalismo, aliado a Pro y al massismo, se impuso anoche en las elecciones para gobernador en Mendoza al derrotar por el 46,5% de los votos al peronismo, que apenas logró un 39,3% con casi el 90% de las mesas escrutadas.

El nuevo gobernador electo de la provincia es el radical Alfredo Cornejo, dos veces intendente de Godoy Cruz, acompañado en la fórmula por Laura Montero, una legisladora nacional cobista. Por primera vez en la historia provincial una mujer será la segunda en el poder provincial.

A nivel nacional el impacto de esta elección se traduce en una renovada ilusión al acuerdo entre macristas, radicales y la Coalición Cívica para derrotar al kirchnerismo en las elecciones nacionales. Fue la primera elección de 2015 en que un oficialismo provincial es derrotado, a excepción de Santa Fe, donde el resultado electoral aún es incierto.

“Vamos a trabajar mas que nunca para que en la Nación también haya un cambio de Gobierno”, dijo anoche el ganador Cornejo en un escenario teñido de luces rojas, al abrazarse con Mauricio Macri, que en un vuelo relámpago llegó a la provincia para festejar el triunfo con sus aliados. Macri se presentó como el conductor de ese cambio.

Cornejo repitió anoche estas palabras ante miles de radicales que en un festejo popular callejero se agolparon en la avenida Alem al 200, en el Comité Radical. Con una pantalla LED gigante, a sus espaldas, se encaramó al acoplado de un camión para festejar en la gélida noche cuyana, rodeado de banderas rojas y blancas.

El gran derrotado es el senador sciolista Adolfo Bermejo, que por un momento se ilusionó con llegar a empatarle a Cornejo, pero terminó perdiendo por un importante caudal de votos. Las encuestas previas hablaban de una virtual paridad, pero el resultado ampliaba anoche esa diferencia a unos siete puntos. Mayor a la que obtuvieron en las PASO los radicales contra todas las listas peronistas.

Sin resultados oficiales, ayer a las 21.10 Bermejo reconoció la derrota en un discurso desde el Hotel Intercontinental. Estaba conmovido. Casi llorando admitió que no había reunido suficientes voluntades y le pidió perdón al partido justicialista.

“Yo asumo la total responsabilidad de la derrota. No hemos podido dar un triunfo al peronismo mendocino y asumo esta responsabilidad”, dijo, y agradeció al gobernador Francisco Pérez “por poner la cara”. “Paco” Pérez estaba a su lado en el escenario, con la cabeza gacha, apoyado sobre muletas, porque recién lo operaron en una pierna.

Fue una derrota muy sentida, porque Bermejo perdió en los bastiones peronistas de Las Heras y Guaymallén, dos de los principales departamentos donde se dirimió la elección. En Las Heras se impuso el médico de pueblo radical Daniel Orozco, héroe de la jornada, al ganarle al vicegobernador Carlos Ciurca, un peronista político profesional experto en las lides electorales.

El resultado le devolvió el poder a los radicales, que lo perdieron a manos del justicialismo en 2007. Además le dio al triunfo al radicalismo en Malargüe, Tupungato y en Alvear.

La izquierda hizo una elección brillante. Noelia Barbeito la joven profesora de historia candidata a gobernadora del Frente de Izquierda, logró más de un 10% de los votos, una novedad en esta provincia cuna de la política mas tradicional.

Con estos resultados, el Frente de Izquierda obtuvo un 50% mas de votos que en las PASO y logró colocar dos nuevos legisladores provinciales y concejales. Fue su mejor resultado desde 2011.

El búnker radical se montó en el Comité Radical. Allí llegó Cornejo a las 21.30, a un salón desbordado donde se apretaban dirigentes y periodistas. Ya a esa hora los radicales habían anunciado su triunfo. Se subió al escenario y levantó la mano a Montero, su compañera de fórmula. Julio Cobos lo acompañaba. Se subió tarde al escenario Ernesto Sanz y con él también Lucas Llach, su precandidato a vicepresidente, se hizo un lugar para estar en la misma foto.

Cornejo, emocionado, dijo que sacó el mayor porcentaje de votos en 20 años en toda la provincia y contó que lo llamó Daniel Scioli para felicitarlo. Hizo un llamado al diálogo y a generar un “clima de convivencia política, como debemos tener todos los mendocinos y los argentinos”. Por eso invitó a desayunar al gobernador saliente a su casa hoy a la mañana, para discutir a solas, la transición, convite que el mandatario aceptó.

Enseguida se entusiasmó y dijo que el cambio que se estaba dando en Mendoza se iba a replicar a nivel nacional en las elecciones de octubre. Mauricio Macri lo abrazó en el escenario y recogió sus palabras para afirmar que “en la Argentina hay mucha gente quiere vivir de otra manera” y eligió el camino del cambio.

Cobos se entusiasmó: “Volveremos como en el 83″ decía al recordar el cantito radical”. Rescató la actitud de Cornejo de convocar a su rival. “Los mendocinos somos así, por eso agradezco a Bermejo, que perdió, pero es una gran persona y gran dirigente. Me costó mucho a mí entender por qué hay otras actitudes diferentes, como las de Cristina Kirchner, que no son capaces de tolerar el disenso.

“Entramos en una etapa diferente a nivel nacional”, dijo Cobos, que recuperó los primeros planos como hace mucho que no lo hacía. Luego se sumó al festejo popular con miles de radicales que volvieron a cantar victoria como hacía casi 10 años que no lo hacían. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video