Publicado el: 23, Jun, 2015

Aerolíneas ya recibió el doble de subsidios que en 2014


La Declaración Jurada de Mariano Recalde 2012 arroja un patrimonio neto de $ 5.000.000,00 -
23/06 – 09:30 – Con su principal ejecutivo, Mariano Recalde, como candidato a jefe del gobierno porteño, Aerolíneas Argentinas recibió hasta el mes pasado el doble de subsidios que en el mismo período de 2014. La aerolínea bajo gestión estatal recibió en ese lapso 1868,8 millones de pesos, equivalentes a 12,4 millones por día. Entre enero y mayo de 2014 había recibido 913 millones.

Por: Jorge Oviedo
La aceleración del gasto es más llamativa porque en menos de la mitad del ejercicio la empresa ya consumió casi dos tercios de los subsidios asignados, y en un contexto general en el que el total de los subsidios aumentó a menor ritmo.

Los datos corresponden al último informe de ejecución fiscal realizado por la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera (ASAP).

La entidad comprobó que el total de subsidios a empresas públicas y servicios privados creció 33% en ese período, la mitad que en 2014. Pero hubo diferencias sectoriales. Para el complicado sector energético, por ejemplo, las transferencias crecieron 16%, aunque es evidente que habrá alguna próxima corrección, debido a que ya se consumió el 75% de lo previsto en el presupuesto.

Según ASAP, otras empresas públicas recibieron menos dinero que en mayo de 2014 o incluso no tuvieron transferencias.

La compañía aérea corrigió los datos por intermedio de voceros y sostuvo que el incremento es de sólo 36%. Detalló que en 2014 las transferencias entre enero y abril sumaron 1375 millones, mientras que en el primer cuatrimestre del presente ejercicio llegaron a 1868 millones.

Un caso curioso es el de Belgrano Cargas y Logística, en la jurisdicción de Florencio Randazzo, que en el quinto mes del año último percibió $ 54 millones y un año después, nada.

En cambio, para los ferrocarriles suburbanos hubo alzas, aunque en algunos casos con tasas inferiores a las que se registraron hasta el mes anterior. De todas formas, cerca de Randazzo descartan suspicacias y sostienen que se están ejecutando cuotas de financiamiento chino y por lo tanto hacen falta menores subsidios del presupuesto nacional.

En los primeros cinco meses el total de transferencias para alentar el transporte ferroviario creció 94%, un poco menos que el doble de lo que Aerolíneas Argentinas recibió en mayo. Y la partida anual fue consumida a buen ritmo, ya que alcanzó a la mitad.

La excepción fue AySA, que en lo que va del año tuvo un recorte de 22 por ciento, aunque es probable que se trate de la diferencia con obras que se terminaron y pagaron el año último.

El doble para río turbio

Otra gran beneficiada por el incremento de las ayudas fue Yacimientos Carboníferos Río Turbio, a la que le giraron 106% más que un año antes.

Sólo en subsidios económicos a empresas públicas para inversiones y gastos y para sostener consumos e importaciones en cinco meses el Estado nacional gastó $ 72.293 millones, lo que supuso un crecimiento de 24 por ciento.

Otras dependencias del Ministerio del Interior y Transporte tuvieron en lo que va del año incrementos de gasto de más de 40%. El Registro Nacional de las Personas, por ejemplo, consumió 86% más que en los primeros cinco meses del año anterior, la Dirección Nacional de Migraciones, 38%; la Agencia Nacional de Seguridad Vial, 36 por ciento, y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, 51%.

ASAP calcula que el año terminará con una recaudación total de $ 1,2 billones, un 28,1% más que lo efectivamente percibido en 2014, pese a la persistencia del estancamiento económico y la inflación. Para la entidad, ese incremento se concentra en los recursos provenientes de la recaudación (ingresos impositivos y contribuciones a la seguridad social), lo que en un contexto de caída de actividad supone una mayor presión impositiva.

Con todo, el cálculo presupuestario era un incremento de ingresos tributarios de 28%, pero lo están haciendo a sólo 23% en promedio general. La estrella es el tributo a las ganancias, que aportó 53,6% sobre todo por los pagos de los vencimientos anuales de compañías y sociedades, además de autónomos y profesionales. Todo ello muestra también los problemas que tiene el Gobierno para aliviar la presión del tributo sobre compañías y trabajadores, toda vez que otros le aportan menos que lo esperado mientras los gastos continúan en alza.

Si el menor precio internacional de productos energéticos puede aliviar el gasto en subsidios al consumo que requiere de importaciones, por otro lado se deteriora también la recaudación de retenciones a las exportaciones de otras materias primas, cuyos precios también se han reducido.

Más intereses

Por otro lado, las cifras de ASAP continúan detectando el crecimiento del pago de intereses, tras los aumentos de deuda por mayores colocaciones y las renegociaciones realizadas en 2014. Los intereses de la deuda pública totalizaron $ 29.260 millones, mostrando una suba del orden de 38,7% en la comparación interanual.

Las jurisdicciones que a más velocidad incrementan el gasto público son el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, por las prestaciones sociales, haberes, actualizaciones y subsidios sociales que hace la Anses. También por los subsidios económicos tiene una tasa significativa el alza el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, que también fue designado candidato. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video