Publicado el: 2, Jul, 2015

Advierten a Lorenzetti por fallas en la designación de los jueces


Confirman a Lorenzetti al frente de la Corte tras otra embestida del Gobierno
02/07 – 09:30 – Más de medio centenar de jueces nacionales y camaristas de instrucción y de tribunales orales, además de decenas de otros jueces correccionales y de menores, le transmitieron ayer al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, su inquietud y preocupación porque se están designando jueces subrogantes sin seguir los procedimientos legales establecidos.

Por: Hernán Cappiello
El mensaje a Lorenzetti fue mediante un oficio judicial de tono grave y casi inédito en la Justicia, donde raramente los jueces hacen pronunciamientos de alto voltaje político, más aún fuera de los expedientes en los que intervienen.

Los jueces y camaristas hablaban de la nota dirigida a Lorenzetti del juez Luis María Cabral, desplazado recientemente de la Cámara de Casación Penal como subrogante por una decisión del Consejo de la Magistratura. Su salida se logró con el voto de los consejeros kirchneristas, incluido el viceministro de Justicia, Julián Álvarez, más la jueza Gabriela Vázquez.

Cabral se aprestaba a votar en la causa por la constitucionalidad del memorándum con Irán y todo hacía pensar que iba a pronunciarse en contra del Gobierno.

Ayer, los camaristas y jueces que escribieron a Lorenzetti le aclararon que no salían en defensa de una persona, sino que su inquietud era por la vulneración de los mecanismos legales y la defensa de las instituciones.

Justamente la Corte Suprema decidió anteayer rechazar un recurso administrativo para decidir si Cabral debe continuar en la Cámara de Casación, en un fallo donde dejó a salvo que no se pronunció sobre la constitucionalidad de su designación. Este resquicio es la vía por la que aspira Cabral a canalizar su reclamo.

Preocupados, los jueces hicieron llegar al presidente de la Corte un documento con más de 60 firmas, pero se siguen sumando otras hora tras hora. Decidieron hacer público el texto lo antes posible mientras intentan reunir voluntades, para que no parezca que con su silencio están consintiendo la utilización de mecanismos que entienden que están alejados de la ley para nombrar subrogantes.

Entre los que suscriben están desde conspicuos camaristas hasta jueces de primera instancia de la justicia nacional. Se cuentan los jueces de la cámara del Crimen Rodolfo Pociello Argerich, Juan Cicchiaro, Mario Filosof, Julio Luccini, Mariano González Palazzo, Mariano Scotto y Carlos Alberto González, y los jueces Mónica Berdión de Crudo, Ricardo Pinto y Gustavo Pierreti, entre otros magistrados.

A ese escrito se sumó ayer otro que circula entre los jueces federales del tercero y cuarto pisos del edificio de Comodoro Py 2002, de Retiro. Allí se advierte que la nueva ley de subrogancias transformará el Poder Judicial, pues con ella el Consejo de la Magistratura puede cubrir con abogados designados como conjueces con el voto kirchnerista del Senado al 30% de los cargos vacantes actualmente.

Se cuentan entre los lugares vacantes a ocupar juzgados y cámaras que no existen físicamente, pero que ya están creados por ley y los juzgados electorales creados y no cubiertos.

Esta ley de subrogancias fue aprobada en un trámite exprés el mes pasado por el kirchnerismo en el Congreso, junto con la nueva ley del Ministerio Público Fiscal.

Todos estos abogados serán elegidos para integrar las listas de conjueces por seis años, lo que abona la idea de que si los cargos vacantes que ocupan los subrogantes no son cubiertos por candidatos que salgan de los concursos los suplentes quedarán al menos por ese tiempo en el cargo.

En la nota que el medio centenar de jueces le hizo llegar a Lorenzetti señalan que “se remueve a magistrados subrogantes sin aplicar el procedimiento legal establecido”. Los magistrados dijeron que esto viola la ley y conspira contra la estabilidad de los jueces.

Explicaron que llama la atención que en la Casación se haya designado a tres abogados “que hoy no ejercen la magistratura, sin que se adviertan las razones que llevaron a los Consejeros a preferirlos entre el resto” de los letrados integrantes de la lista de conjueces aprobada por el Senado o por sobre los propios jueces del fuero. Es que la nueva ley dice que los subrogantes pueden ser conjueces o colegas del mismo tribunal.

Tampoco se tuvo en cuenta ni el orden de prelación de los candidatos, advirtieron los jueces, y dijeron que ni siquiera se sorteó a los abogados conjueces para elegir entre ellos como señal de transparencia, sino que se determinó a dedo quiénes iban a ser los futuros camaristas.

“La preocupación es mayor si se tiene en cuenta que este mecanismo, de proyectarse, pondría en riesgo la situación de gran cantidad de jueces subrogantes, pues provocaría serios perjuicios para el funcionamiento de los tribunales al recurrirse a abogados respecto de los cuales no se requiere comprobación de estándares de idoneidad ni dedicación exclusiva”, advirtieron los jueces en su escrito. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video