Publicado el: 2, Jul, 2015

Explotó el déficit fiscal en abril, con una suba del gasto del 45%


Casa Rosada - Foto:
02/07 – 09:40 – El mismo día en que el Gobierno se jactaba en voz alta de que la recaudación impositiva había subido el 39% en junio, informaba en forma solapada de que el déficit fiscal estallaba en forma estrepitosa en abril último: aumentó 45 por ciento.

Por: Martín Kanenguiser
Por la noche, a escondidas, un comunicado del Ministerio de Economía llegó a las redacciones con el resultado fiscal, que indicaba un rojo primario (antes del pago de la deuda) de -$17.949,1 millones en abril último, frente a un superávit de $ 671,7 millones registrado un año.

Si a la cuenta se le adicionaba el pago de la deuda, en abril pasado el déficit saltaba a $ 24.103 millones.

En cambio, el resultado financiero de hace un año fue negativo en 4276 millones de pesos.

La razón que explica tremendo salto en el déficit fue el incremento del 45 por ciento en el gasto primario, según la gacetilla del Palacio de Hacienda que lidera el ministro Axel Kicillof.

El incremento del déficit se debe al aumento en las prestaciones a la seguridad social, en las erogaciones destinadas al sostenimiento de las tarifas eléctricas y a los consumos residenciales de gas licuado de petróleo, como así también con finalidad social a través de las Asignaciones Familiares.

En particular, se detalló que hubo un aumento en las prestaciones a la seguridad social, en las erogaciones destinadas al sostenimiento de las tarifas eléctricas y a los consumos residenciales de gas licuado de petróleo, como así también con finalidad social a través de las Asignaciones Familiares.

En el primer trimestre, los analistas estimaron que hubo un incremento del gasto del 40%, por lo que este último resultado superó ese promedio y consolida el pronóstico de varias consultoras, que prevén que el déficit fiscal se ubicará este año en el 5% del PBI a nivel primario y en el 7% a nivel financiero.

Este dato, que contrasta con el superávit del 4% que el Gobierno había logrado en 2004, resultará de particular interés para quien gane las elecciones, que deberá averiguar rápidamente cómo financiarse luego de esta herencia que le dejará el kirchnerismo. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video