Publicado el: 14, Jul, 2015

El Gobierno ya limita las operaciones de “contado con liqui”


La carrera por el dólar contagió al paralelo y le hizo marcar un nuevo récord: $ 13,15
14/07 – 08:30 – Ayer llamó a los agentes de bolsa para evitar transacciones. Prohibió que se utilice el Boden 15. Es el bono que se pagará íntegramente en octubre. Quieren evitar turbulencias antes de cancelar 6.000 millones de dólares.

Por: Leandro Gabin
El Gobierno, como suele hacerlo, intervino en el mercado de los títulos públicos con una nueva máxima: prohibió que se realice el contado con liquidación utilizando el Boden 15. El título más operado para hacerse de dólares en el exterior vía la compra de un bono en pesos en la Argentina (de lo que se trata el contado con liqui), por orden oficial, tiene que descansar. ¿Hasta cuándo? No se sabe. Presumiblemente el Gobierno, según deslizó, quiere evitar que ese bono muestre variaciones de precios fuertes mientras se va acercando su pago total. En octubre cae el vencimiento de 6.200 millones del Boden.

Según supo Infobae, mediante la Comisión Nacional de Valores (CNV) -que depende de Axel Kicillof indirectamente- se le informó a las casas de bolsa más grandes de la city, que tienen prohibido realizar el contado vía el Boden 15. “El mercado se autocensura y tampoco está haciendo tantas operaciones. Pero ellos dejan que hagamos contado con liqui utilizando otros bonos, como el Bonar 10 o el Bonar 24”, le dijo a este medio un operador que fue informado por el Gobierno de esta nueva disposición.

“Quieren que no haya ningún movimiento raro en el Boden 15 porque tienen que pagarlo en octubre y lo harán con el discurso del desendeudamiento. No quieren que nada opaque que el país tiene espaldas para pagar 6.000 millones con las reservas del Central. Quieren festejarlo como hicieron con el Boden 12 del corralito”, explicó otro financista.

El mercado seguirá actuando con cautela. Salieron funcionarios a desmentir la ola de rumores de una prohibición total del contado. Alejandro Vanoli, ex CNV y actual presidente del BCRA, fue quien salió a negar medidas adicionales contra ese dólar. Conocen bien que el mecanismo es legal y funcional al Gobierno.

Sucede que muchas empresas ingresan dólares vía el contado con liqui. Principalmente las del rubro “servicios”. Compran un bono argentino en el exterior y lo venden en el país, para hacerse de pesos a un tipo de cambio más ventajoso. En lugar de traerlos vía el MULC a $9,14 (el precio oficial), mediante la operación financiera con bonos se logra un precio más cerca de $13. En otras palabras, incentiva a que empresas traigan dólares al país.

Desde el otro lado del mostrador, lo que manda es la dolarización de carteras por el temor electoral. Es algo que todos conocían de antemano. Que la brecha entre las cotizaciones del dólar vaya creciendo es algo con lo que el Gobierno deberá convivir. Afirmaba un funcionario que mientras las distancias sean “tolerables”, se dejará pasar. Los controles, saben, suman más ruido y por ende un incremento del precio del dólar sin horizonte aparente. “El garrote llega hasta cierto punto, mucho más allá es contraproducente”, alegaba.

Desde las casas de bolsa de la city se dice que se acatará (de hecho lo vienen haciendo) la decisión del Gobierno. Se enfocarán en hacer contado con otros bonos “sugeridos” por el Ejecutivo. Pero saben que no pueden hacer muchas olas. “Está todo controlado. Ellos ven todo lo que hacemos en las pantallas. No llaman todos los días. Con lo cual, no tiene sentido prohibir algo que ellos mismos manejan. Se seguirá operando con censura, como hasta ahora”, reseñó un ejecutivo de una financiera top del microcentro. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video