Publicado el: 16, Jul, 2015

Medios en venta: aunque lo impide la ley, negocian por tres radios históricas


Medios en venta: aunque lo impide la ley, negocian por tres radios históricas
16/07 – 10:30 – No se puede. El artículo 41 de la ley de servicios de comunicación audiovisual, declarado plenamente constitucional por la Corte Suprema en 2013, lo prohíbe expresamente: las licencias de radio y televisión no se pueden transferir. Sin embargo, cuando faltan tres meses para las elecciones presidenciales, el mercado de medios audiovisuales está en ebullición. Tres emisoras históricas -Continental, América y Rivadavia- fueron vendidas o están en medio de ese proceso, en negociaciones más o menos avanzadas. Parece haberse lanzado una temporada de liquidación que se extiende también a algunos diarios, como Página 12 y Tiempo Argentino.

Por José Crettaz
La situación de AM 590 Radio Continental, cuya propiedad el grupo español Prisa debe todavía regularizar, es caso cerrado. Aunque es una fusión, será presentada como “alianza estratégica” con el grupo Albavisión, conglomerado de medios liderado por el mexicano Remigio Ángel González González, que creció rápidamente al calor de los gobiernos populistas de la región.

Ambas empresas unirán sus emisoras: Continental y las FM Imagina y los 40 Principales, en el caso de Prisa, y las FM Aspen, Arpeggio y RQP, en el caso de Albavisión, en un negocio del cual la empresa española tendrá el 55% y el mexicano, el 45%, aunque retendrá la gestión comercial, que a su vez quedará en manos de la gerencia comercial de Canal 9, propiedad de González González.

Este empresario será también el responsable de remontar el déficit mensual de la AM, que supera los 2 millones de pesos.

Una alta fuente de Radio Continental -emisora cuyo rating promedio la ubica quinta entre las AM más escuchadas- negó a LA NACION que se trate de una venta. “Estamos instrumentando el plan de adecuación que aprobó la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) y no habrá ningún cambio hasta que eso no esté completo”, se limitó a repetir una y otra vez. Sin embargo, la fuente también hizo una referencia a la sociedad que Prisa y Albavisión tienen en Chile.

Efectivamente, el grupo Prisa (cuyos principales accionistas son la familia Polanco, los bancos Santander, HSBC y Caixabank, y Telefónica) y Albavisión ya son socios del otro lado de la Cordillera en Multimedios GLP, que incluye el canal de TV La Red, una extensa red de emisoras AM y FM (once marcas, encabezada por ADN Radio) y una firma de organización de espectáculos. Ése sería el modelo, con la salvedad de que en la Argentina la ley audiovisual no lo permite, y no sólo por el artículo 41.

Albavisión, cuyo hombre fuerte es apodado “el Fantasma” (por su bajísimo perfil) tiene en Buenos Aires Canal 9, tres FM (Aspen, Arpeggio y RQP), además de dos canales de TV digital, Arpeggio y Suri, que emiten desde la plataforma del Estado nacional (sin que se conozca contraprestación para los contribuyentes). Prisa tiene, además de Continental, las FM Imagina y Los 40 Principales, que serán las primeras en mudarse junto a Canal 9, en el edificio de la Av. Dorrego. Y Telefónica -accionista minoritario en Prisa- es el controlante de Telefé. En Afsca -donde ningún documento oficial da cuenta de estas gestiones- aún no estarían listos los gráficos que podrían mostrar las vinculaciones, probablemente indebidas, entre los distintos licenciatarios.

Según su propia página web, Albavisión tiene 26 canales de TV, 82 estaciones de radio y 40 salas de cine en una decena de países y es el único operador regional de televisión en América latina donde se lanzó a la compra de diarios, como el histórico El Comercio, de Quito. En los últimos meses el lobby de González sobre los principales directivos de la Afsca fue intenso, con almuerzos y reuniones informales. Según el artículo 45 de la ley de medios, ningún licenciatario puede tener más de una AM y dos FM en una misma ciudad y tampoco más de tres licencias de radio y TV de cualquier tipo. En las oficinas de Continental había nerviosismo. Y, dado lo gris de las operaciones, las fuentes prefirieron omitir sus identidades.

La situación es más confusa en el caso de AM 1190 América, radio que el grupo kirchnerista Garfunkel-Szpolski compró a principios de 2009 y a la que logró darle identidad con la mañana de humor e información con Dady Brieva y la tarde deportiva de Mariano Closs . Según varias fuentes, el Grupo Olmos -de estrecha relación con el sindicalismo peronista y también cercano al gobierno de Cristina Kirchner – estaría interesado en la radio (que le permitiría completar su conglomerado ya integrado por los diarios Crónica y BAE, la revista Veintitres, la señal Crónica TV y una participación relevante en la productora de ficción Underground, de Sebastián Ortega).

Pero Sergio Szpolski, gerente general del grupo y precandidato kirchnerista a intendente de Tigre, querría que Olmos se quedara también con el diario Tiempo Argentino, algo a lo que los potenciales compradores no estarían dispuestos. “No hay negociaciones en marcha. No le vendí ni le venderé Tiempo ni América a nadie”, dijo -vehemente- Sergio Szpolski a LA NACION, y sostuvo que esas versiones “mentirosas” sólo generan intranquilidad entre los trabajadores de los medios. Szpolski anunció también el próximo lanzamiento de Poptronica, una radio online de pop, que forma parte de la sociedad que su grupo tiene con Mario Pergolini .

En AM 630 Rivadavia, cuyo rostro visible desde que la emisora era vinculada a la Coordinadora radical es Luis Cetrá, la situación está llegando a la desesperación. Desde hace meses, la radio vive de huelga en huelga por la demora en el pago de los salarios de técnicos y locutores (ayer se pagó el aguinaldo de diciembre). Una fuente de la empresa sostuvo que los propietarios intentaron devolver la licencia (que vence en 2018), algo que la ley de medios prevé. En la recorrida por despachos oficiales habrían encontrado el consuelo del jefe de Gabinete, Aníbal Fernández , y su promesa de reforzar la dosis de pauta oficial (ya generosa para esa radio), y hasta hacer alguna gestión para interesar sobre una posible compra a Cristóbal López , dueño de Indalo Media (que incluye C5N, Radio 10, las FM Pop, Mega, One y Vale, la productora Ideas del Sur y el diario Ámbito Financiero, entre otros). Uno de los últimos golpes sufridos por Rivadavia fue la finalización de su contrato con ESPN (que en la Argentina ya tiene su propia emisora, FM 107.9). Ahora, sus ingresos se limitan a la pauta oficial, las coproducciones y la venta de la trasnoche a los pastores, que pagan en efectivo.

La ebullición en el mercado de los medios, que promete calentarse más mientras avanza el calendario electoral, trasciende a las radios. Además de la versión de las negociaciones por Tiempo Argentino, desmentidas por Szpolski pero confirmadas por otras fuentes, una fuente indicó que el grupo Insud, liderado por Hugo Sigman, habría sido interesado para quedarse con Página 12. Fuentes de Insud (que en el ámbito editorial controla Capital Intelectual, editora de la versión local de Le Monde Diplomatique, y la productora de cine Kramer & Sigman Films) negaron esa información. En el ciclo Conversaciones en LA NACION, el accionista del diario Fernando Sokolowickz -también productor de cine- había anticipado su opinión. “Creo que Página 12 debería recorrer un camino de búsqueda de nuevos capitales, de asociaciones de otros tamaños, como lo pudo hacer Clarín con Goldman Sachs.”

En tanto, en el contexto de su plan de adecuación a la ley de medios, el grupo Manzano-Vila transferiría la señal de noticias América 24 a Bettina Bulgheroni -de la familia propietaria del grupo Bridas-, que tiene una relación de mucha confianza con José Luis Manzano . El ex ministro, su socio Daniel Vila y la familia Bulgheroni comparten negocios petroleros.

Y todo parece indicar que habrá más noticias. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video