Publicado el: 4, Ago, 2015

Fiebre verde: compra récord de dólar ahorro por u$s113 millones


La carrera por el dólar contagió al paralelo y le hizo marcar un nuevo récord: $ 13,15
04/08 – 09:20 – Fue una marca absoluta para un día y equivale a casi la mitad de lo que se vendió en todo agosto del año pasado a $11,11. El blue bajó a 14,89 pesos.

Por: Luis Beldi
Los ahorristas se podrían haber llevado más porque las autorizaciones para comprar, que tienen una vigencia de 72 horas, sumaban u$s178 millones, lo que indica que la gran demanda seguirá.

Este mes no está el dinero del aguinaldo y la fiebre sigue intacta: se hicieron más de 138.000 operaciones, en contraste con menos de 111 mil el primer día de julio.

El sistema está empapelado de billetes impresos sin respaldo que tienen como misión hacer despegar al consumo. Lo que no imaginó el Gobierno es que no hay un solo artículo que compita con un dólar que puede dejar en ridículo las tasas que paga un plazo fijo.

Si el dólar libre bajó 5 centavos, a $14,89, fue porque hubo ahorristas que hicieron “puré”; vendieron en las cuevas lo que compraron en el banco. La ganancia no fue despreciable: 34%. Se necesita un año y medio de renovar un plazo fijo cada 30 días, para hacerse de ese dinero.

Además ahora hay más facilidades para hacerse de la divisa con autorización de la AFIP. Hay bancos que a los poseedores de tarjetas de crédito que tienen buenos niveles de consumo, le ofrecen acreditarles el importe directamente en la caja de ahorro en dólares. Con este mecanismo pueden adquirir dólares sin moverse de sus casas a $9,26, si lo dejan inmovilizado durante un año en su cuenta de ahorro, o pagarlo a 11,11 pesos si lo retiran antes de ese lapso.

Lo que está generando el dólar en la gente es febril. De consumir ni hablar. No hay equipo de aire acondicionado, plasma o computadora en 12 cuotas sin interés, que sea más tentador que el billete verde.

Hasta los inquilinos pagan sus alquileres con dólar ahorro, porque el dueño les toma al tipo de cambio libre. Es decir pagan una renta 34% menos a la pactada en el contrato.

El consumo tampoco puede competir con los viajes. Comprar un billete aéreo en pesos para ir a Estados Unidos significa consumir en el exterior con un dólar a $12,42. La ganancia contra el libre es 20 por ciento.

Comprar ropa en el exterior de por sí es más barato y además tiene un descuento adicional de 20% por el tipo de cambio. Esto explica porque hay listas de espera para viajar al exterior como en las épocas del “deme dos”. La paradoja es que el viajero utiliza el plan 12 pagos para pagar su ticket aéreo. Hay sitios de internet que dan hasta 18 meses, incluyendo la estadía.

Por eso la baja del dólar de la primera rueda del mes es un espejismo. Agosto va a ser un mes intenso para la divisa y hay señales concretas. Por caso, en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista de cambios, se operaron u$s222 millones. Pero los exportadores estuvieron ausentes y los importadores reclamaron divisas para pagar al exterior.

El Banco Central, un vendedor neto

La mesa de dinero del Banco Central no tuvo otra alternativa que vender u$s90 millones y en una semana las reservas se vieron afectadas en u$s250 millones. La estrategia de mantener el precio del dólar atrasado, está costando más de lo que se esperaba.

Las reservas bajaron 21 millones a u$s33.909 millones, pero el mercado sospecha que esos números están decorados porque por la caída del euro y del oro se perdieron u$s25 millones a los que hay que sumarles el pago de 14 millones por importaciones de energía, la venta de 25 millones al sector automotriz y se canceló deuda por 35 millones con organismos internacionales y Brasil.

En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), la principal plaza de títulos públicos, se operaron $894 millones en títulos de la deuda. Casi todo el dinero fue a los bonos en dólares con legislación argentina. El Bonar 24 quedó sin cambios porque hubo oferta del Gobierno pero el Boden 2015 subió 0,38% y el Bonar X que vende en 2017, 0,35 por ciento.

La Bolsa, a todo esto, padeció el derrumbe de Grecia y la fuerte caída de 4% del petróleo. El índice Merval de las acciones líderes perdió 1,81% con un ínfimo monto de negocios de 89 millones de pesos.

La debacle de Petrobras 6,13% y la caída de YPF, 1,15%, fueron decisivas para que el índice cerrara en territorio negativo. Los buenos comportamientos de los bancos quedaron opacados. Hay que recordar que Banco Macro aumentó 2,38%; Galicia 1,99% y Francés 1,34 por ciento.

Para la segunda rueda del mes se espera un día de alzas del dólar, más allá de las fuertes compras que habrá de dólar ahorro. El billete norteamericano es lo más atractivo para los ahorristas. Los grandes inversores, en tanto, se refugian en bonos cortos, en particular el Boden 2015.

El Gobierno no imaginó lo virulento que se volvería el mercado y que a esta altura del año iba a tener que sacrificar tantas reservas para evitar que el blue cotice por encima de $15. Las apuestas en el mercado son a si el dólar a lo largo de agosto perforará el techo de los 16 pesos. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video