Publicado el: 5, Ago, 2015

El Papa pidió que los católicos divorciados “no sean tratados como excomulgados”


El papa Francisco llega a Paraguay y miles de argentinos cruzan la frontera
05/08 – 10:30 – “Siguen formando parte de la Iglesia” afirmó Francisco en un mensaje a los párrocos en vísperas del sínodo de octubre dedicado a la familia.

“Es necesario una fraterna y atenta acogida, en el amor y en la verdad, hacia estas personas que en efecto no están excomulgadas, como algunos piensan: ellas forman parte siempre de la Iglesia”, afirmó el Sumo Pontífice, provocando aplausos entre la audiencia celebrada en la sala Pablo VI del Vaticano.

En su tradicional audiencia general de los miércoles, el Santo Padre afirmó que ha crecido la conciencia dentro de la Iglesia sobre que hay que acoger de manera fraterna y atenta a los bautizados que hayan formado una nueva relación tras un fracaso “sacramental”.

“Si se mira la nueva unión desde el punto de vista de los hijos pequeños, vemos la urgencia de una acogida real hacia las personas que viven tal situación”, defendió el Papa.

“Cómo podríamos aconsejar a estos padres hacer de todo para educar a los hijos a la vida cristiana, dando ellos el ejemplo de una fe convencida y practicada, si los tenemos alejados de la vida de la comunidad como si fueran excomulgados?”, se preguntó la máxima autoridad del Vaticano.

Francisco recordó que la Iglesia tiene el deber de discernir situaciones distintas”, por ejemplo entre quienes han sufrido una separación y quienes la han provocado”.

Según la Iglesia, un matrimonio religioso no puede ser disuelto, por lo que el derecho canónico considera que las personas que se separan y se vuelven a casar por el rito civil están siendo infieles a su primer cónyuge, por lo que están excluidas de los sacramentos, entre ellos la comunión.

La excomunión es una sanción más fuerte, ya que en la práctica implica la exclusión total de la Iglesia.

Varias voces dentro de la Iglesia están reclamando que los divorciados puedan comulgar sin condiciones, una idea a la cual se oponen los defensores de la aplicación estricta del dogma.

La cuestión fue objeto de encendidos debates durante el sínodo de la familia de 2014, y debería volver a estar en el centro de las discusiones en la segunda reunión de este tipo que se celebrará en octubre próximo. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video