Publicado el: 10, Ago, 2015

El papa Francisco establece el día mundial de oración por el medio ambiente


El papa Francisco llega a Paraguay y miles de argentinos cruzan la frontera
10/08 – 14:30 – El pontífice instauró que a partir de este año, el 1° de septiembre se celebrará la “Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación”, el mismo día que ya lo hacía la Iglesia Ortodoxa.

El Papa Francisco estableció hoy que a partir de este año, los 1° de septiembre se celebrará la “Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación” para llamar la atención sobre los problemas medioambientales del planeta, aprovechando la reacción mayormente positiva a su encíclica sobre ecología Laudato si.

El Vaticano informó hoy que el pontífice, tras aceptar una sugerencia de los dignatarios ortodoxos, instituyó para los católicos “un día de plegarias por el cuidado de la Creación” para el 1° de septiembre a partir de este año.

Ese día también es la fecha en que la Iglesia Ortodoxa conmemora su día de protección del medioambiente, lo que da al gesto papal un simbolismo adicional en las relaciones entre las ramas de la Cristiandad oriental y occidental.

La decisión es la más reciente acción del Papa para destacar las preocupaciones medioambientales antes de una cumbre crucial de la ONU sobre cambio climático que tendrá lugar en París en diciembre.

“Como cristianos, queremos ofrecer nuestra contribución para superar la crisis ecológica que está viviendo la humanidad”, declaró Francisco en una carta a dos cardenales del Vaticano cuyos departamentos están involucrados en temas de justicia, paz y promoción de la unidad de los cristianos.

El Sumo Pontífice dijo que el día, que será conmemorado en todas las diócesis católicas del mundo, “ofrecerá a cada creyente y a las comunidades una valiosa oportunidad de renovar la adhesión personal a la propia vocación de custodios de la creación”.

Francisco también señaló que sería una oportunidad para “elevar a Dios una acción de gracias por la maravillosa obra que Él ha confiado a nuestro cuidado, invocando su ayuda para la protección de la creación y su misericordia por los pecados cometidos contra el mundo en el que vivimos”.

En junio, el Papa emitió una encíclica sobre cambio climático, la primera dedicada al medioambiente, en la que propone una “revolución valiente” para salvar la Tierra del consumismo, el calentamiento climático y la destrucción.

Laudato si identifica a los más débiles como las principales víctimas del cambio climático y llama a cambiar de estilo de vida.

Para el pontífice latinoamericano, que se inspiró en San Francisco de Asís, el santo defensor de la naturaleza y los pobres, la mala gestión del agua, la pérdida de la biodiversidad o la desigualdad entre regiones ricas y pobres figuran entre los mayores desafíos que tiene la humanidad.

El Papa ha dicho que quiere que la encíclica y otras iniciativas de la Iglesia influyan en la cumbre de la ONU en París en diciembre, cuyo propósito es llegar a un acuerdo global para combatir el cambio climático tras fracasos anteriores.

El mes pasado, en una conferencia patrocinada por el Vaticano entre alcaldes y gobernadores de grandes ciudades del mundo, Francisco instó a Naciones Unidas a adoptar una “posición muy fuerte” sobre el cambio climático en la cumbre. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video