Publicado el: 14, Ago, 2015

Volvió Scioli, reunió a su gabinete y busca superar la crisis


Volvió Scioli, reunió a su gabinete y busca superar la crisis
14/08 – 07:00 – Tras las críticas, el gobernador retornó de Italia, habló con Cristina, mandó a sus ministros a recorrer las zonas anegadas y enfocará su campaña en la Provincia.

Por: Leonardo Mindez
Había volado en Alitalia a Roma, el martes al mediodía, y a las 8.28 de ayer aterrizó de nuevo en Ezeiza, en un vuelo de Iberia, junto a Karina Rabolini. Los días de descanso que Daniel Scioli había programado junto a familia y amigos tras el trajín de las primarias se esfumaron sobre el Atlántico, cuando la inundación que creía controlada en la Provincia se complicó, arreciaron las críticas por su ausencia y aparecieron crujidos al interior del oficialismo que parecían olvidados en los últimos meses.

El gobernador fue de inmediato a La Plata, donde se reunió con su gabinete durante media hora en un salón de la residencia oficial. En el camino se comunicó con Cristina Kirchner y Aníbal Fernández para intercambiar opiniones sobre la situación en las zonas anegadas (podrían recorrer mañana alguna de ellas juntos) y coordinar acciones entre los gobiernos nacional y provincial.

En esos contactos telefónicos con la Presidenta y el jefe de Gabinete también estaba la intención de contener el enojo con el gobernador bonaerense que el martes se había expandido en las filas K -de la Presidenta para abajo- como no ocurría desde su consagración como candidato único del oficialismo. En otro tiempo, se hubieran amontonado las voces del kirchnerismo duro para el escarnio público. Esta vez, sólo lanzó al aire su bronca el intendente camporista de San Antonio de Areco, Francisco Durañona (“Me gustaría que Scioli esté acá”) y se distanció con sutileza Fernández (“No sé de su viaje. El Estado Nacional siempre está presente”). Otros funcionarios y dirigentes K consultados por Clarín prefirieron mascullar su bronca off the record por el error de cálculo del gobernador, pero esquivaron cualquier declaración pública que pueda afectar al candidato del oficialismo en plena campaña presidencial.

Scioli escuchó un breve informe de situación de los ministros de Desarrollo Social, Eduardo Aparicio, y de Asuntos Agrarios, Eduardo “Topo” Rodríguez, y pidió a su gabinete bajar al territorio para contener a los intendentes y evitar otro rezongo público como el de Durañona. El Topo Rodríguez y Martín Ferré salieron para Suipacha y Navarro; Aparicio, hacia Luján y Areco; y Cristina Alvarez Rodríguez fue a Pilar y Escobar.

Media hora más tarde, todos se mudaron al Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno provincial para una conferencia de prensa en la que el gobernador buscó transmitir serenidad y control de la situación, pero no pudo evitar tener que responder acerca de los motivos reales de su viaje a Italia, sobre el que sus funcionarios habían transmitido versiones contradictorias.

“Ha sido un viaje personal”, admitió, “con contactos informales que iba a tener con el primer ministro de Italia y el presidente de la banca del microcrédito”. Y se animó a una confesión personal: “Tuve un esfuerzo extenuante al final de la campaña. Muchas veces este estrés me ha llevado al límite el dolor por mi problema físico, que me lleva a hacer consultas en Alemania, Francia e Italia. Después de la elecciones y con la evaluación de que el agua estaba a la baja, viajé. Pero cuando me informan de la amenaza de sudestada, en 24 horas estuve acá”, se justificó, antes de anunciar medidas para los afectados por las aguas.

“Con esto no hacemos (sic) ni ausencia ni demagogia política. El adversario es el cambio climático. Yo no tomo esto en términos políticos y lamento a los que quieren llevarlo a esos términos”, respondió sin nombrarlos a Mauricio Macri y Sergio Massa, entre otros opositores que lo castigaron en las últimas horas no sólo por su ausencia personal sino por la de algunas obras vitales para contener las aguas.

“Había mucha preocupación”, resumió el clima en la reunión de gabinete platense uno de los allí presentes. No era por las aguas, que comenzaron a bajar y terminaron afectando a pocos cascos urbanos sino por el golpe a la imagen de Scioli en campaña. “El viaje fue un error”, coincidían kirchneristas y sciolistas. De esos de timing, que Scioli no suele cometer.
Una decisión que comenzó a gestarse con los resultados del domingo terminó de confirmarse en las últimas horas: Scioli se concentrará en el territorio bonaerense las primeras semanas de campaña hacia las generales de octubre. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 3 Comentarios
Publica tu comentario
  1. eduardo dice:

    Dispone Scioli del dinero necesario que implica hacer una obra como la que hace falta. Esto no se arregla con recorrer las zonas anegadas.Esto no se arregla solo repartiendo víveres, colchones y otros bienes.Hace falta tomar este tema con mucha seriedad y compromiso dado que implica y perjudica la vida de las personas en muchas poblaciones. Creo que nuestros políticos ademas de ser crueles, so ignorantes.

    • Eduardo te faltó agregar que Scioli además es inoperante y fracasado, hace 8 años que es Gobernador y lo muy poco que hizo con las aguas no srivió. Ahora en lugar de gastar semejantes sumas en pasajes, hotel y demás chiches de su viaje, debería haber afectado esas sumas a las victimas. Tuvo que salir el pueblo a solidarizarse y afrontar lo que ni él ni la provincia hizo.

  2. ES SU ESTILO dice:

    No se porque tanta alaraca, si Scioli siempre hizo lo mismo. Es inherente a su personalidad rajar del ámbito del problema. Mientras fue Gobernador en lugar de quedarse en su puesto de trabajo, y como si no hubiese problemas a resolver en la Provincia de Buenos Aires, cada acto que Cristina hacía en Jujuy, Salta, Formosa, Misiones etc. Scioli iba a cumplir con su papel de SERVIL, por supuesto con gastos pagos por el pueblo. Para él siempre fue mas importante cumplir con la presencia obsecuente, que quedarse a atender los innumreables problemas de su Provincia.

Publicidad

OPI Video