Publicado el: 20, Ago, 2015

Falleció el joven militante de la UCR que fue baleado luego de repartir boletas


Falleció el joven militante de la UCR que fue baleado luego de repartir boletas
20/08 – 10:50 – El senador Gerardo Morales había denunciado el hecho. Explicó que, luego de repartir boletas radicales, miembros de la agrupación Tupac Amaru de Milagro Sala lo amedrentaron. Más tarde resultó baleado. Murió casi dos semanas después.

Jorge Ariel Velázquez, el joven que fue baleado hace casi dos semanas luego de repartir boletas de la UCR en Jujuy, falleció hoy al mediodía a causa de la herida que le provocó un balazo que le perforó el riñón y otros órganos.

La denuncia del partido radical es que el hecho ocurrió luego de que Velázquez fuera amedrentado por militantes de la agrupación Tupac Amaru de Milagro Sala. Jorge fue baleado en el barrio Juan Pablo II de la ciudad de San Pedro en Jujuy, a 60 kilómetros al sur de San Salvador.

A raíz de la trágica muerte del joven, el senador y candidato a gobernador en esa provincia, Gerardo Morales, decidió suspender su acto de lanzamiento de campaña, que iba a desarrollarse hoy y se sumó al reclamo de Justicia. Ernesto Sanz, senador radical y precandidato a presidente que quedó fuera tras las PASO, también se refirió al hecho.

El Comité Nacional de la UCR emitió un comunicado en el que exigió el esclarecimiento del asesinato: “La muerte de Jorge empaña a toda la sociedad argentina, porque es producto de la intolerancia y la violencia que vive de forma cotidiana toda la sociedad jujeña. Desde ya exigimos al gobierno provincial y nacional, el inmediato esclarecimiento del asesinato de Jorge Ariel Velázquez, y que los culpables cumplan con su castigo”.

“Ariel era un joven de tan solo 20 años, que murió producto de un ataque cobarde, por la espalda, luego de hacer actividades de militancia para el partido al que confiaba sus mejores ideales colectivos”, declaró el titular del bloque de diputados, Mario Negri. “La muerte de Ariel no hace más que acentuar nuestra preocupación por el enrarecido clima político, reafirmándonos en nuestra determinación por un cambio hacia el respeto a la sana convivencia democrática y la paz social”, sostuvo.

El legislador porteño Juan Nosiglia, uno de los líderes de la juventud del partido, también se refirió al episodio. “Lamentablemente este no es un hecho aislado en la argentina, la violencia política ha crecido de la mano del oficialismo y muchas veces con la complicidad del Estado nacional y gobiernos provinciales”, dijo y reclamó justicia. “Basta de impunidad, exigimos justicia para encontrar a los culpables”, sostuvo.

Tras el ataque al joven militante, Morales apuntó contra la Tupac Amaru. “Mientras Velázquez y otras chicas y muchachos, todos con camisetas identificadoras de la JR, repartían boletas por el barrio Juan Pablo II de San Pedro, fueron amedrentados por gente de la Tupac quienes les exigían que abandonaran la zona por ser ´su barrio´ como decían”, había contado Morales el sábado 8 de agosto.

“Jorge volvió a su casa solo y fue baleado por la espalda a la media noche, lo que es absolutamente inadmisible”, explicó el dirigente radical. El joven estuvo internado en terapia intensiva del hospital Pablo Soria de la Capital jujeña. El arma que le causó la lesión sería un calibre 22 y llegó a perforarle un riñón, estómago, hígado y el bazo, terminando su recorrido en la axila. Apenas ingresó fue intervenido y los médicos debieron extirparle el bazo. Permaneció casi dos semanas internado hasta que falleció. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. eduardo dice:

    De un tiempo a esta parte, la muerte ronda los espacios de la politica.Esta persona no es la unica que ha muerto en forma violenta, nos dice una vez mas, que es menester dejar que gente decente se ocupe de la cosa publica.

  2. No era de la Juventud Radical, era del Frente Unidos y Organizados por la Soberanía Popular…Morales lo que menos tiene es Moral, esto es de una bajeza total.
    “Gerardo Morales dice que el 8 de agosto hubo un intercambio de amenazas en medio de actividades proselitistas, entre militantes tupaqueros y Radicales. Nos llama la atención que el senador admita que ese día militantes radicales se encontraban entregando votos casa por casa cuando regía la veda electoral desde las 8 de la mañana. Es raro.!!

Publicidad

OPI Video