Publicado el: 24, Ago, 2015

Crimen del country: la mujer fue atacada desde atrás y se defendió


Crimen del country: la mujer fue atacada desde atrás y se defendió
24/08 – 09:40 – La autopsia reveló que Claudia Schaefer tenía en sus manos signos de defensa contra Fernando Farré, a quien llegó a darle una trompada en la cara y con tuvo una larga lucha física. Pese a que el corte en el cuello fue la herida mortal, el detenido le dio después varios puntazos más.

La noticia sobre el crimen en el country Martindale, en Pilar, ya se conoció: se estaban divorciando y él la mató. La asesinó con dos cuchillos de cocina, incluso en presencia de su madre quien hizo lo posible por salvar a su nuera y que hoy –en estado de shock absoluto- se quedó con su hijo asesino preso y los tres nietos sin madre. Ahora se conocieron los resultados preliminares de la autopsia del cuerpo de Claudia Schaefer, muy esperados por la Justicia. Los mismos confirmaron que el empresario Fernando Farré actuó “con saña”.

El informe reveló lo que los peritos suponían. La víctima tenía signos de defensa en sus manos y marcas de haber mantenido una larga lucha física con su ex marido y padre de sus hijos, a quien había denunciado por violencia doméstica de larga data: al menos diez años de sometimiento. Ella luchó por frenarlo, pero no lo pudo vencer y él la degolló en el primer instante en que ella quedó de espalda. Ya muerta, siguió dándole puntazos en el cuello y el pecho, al punto que uno de los cuchillos estaba con la punta doblada.

Ese informe oficial de la necropsia quedará hoy en manos de la fiscal Carolina Carballido Calatayud, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Conexos a la Violencia de Género de Pilar, quien además le tomará declaración al abogado de la víctima fatal que estaba en la casa del crimen, y será muy importante para determinar el destino de Farré, quien está preso y se negó a declarar.

Mientras su abogado Gustavo Álvarez explica en los medios que Farré desconoce lo que pasó en el momento del crimen porque “estaba en presencia de un estado emocional violento”, los resultados de la autopsia arrojaron que existió “crueldad y saña” en el ataque. Ella tenía un corte en la falange de sus dedos, mientras que el detenido tiene lesiones en los miembros superiores y una marca en el ojo por una supuesta trompada de la mujer para salvarse.

A su vez, los peritos establecieron que el corte mortal en el cuello ocurrió cuando la víctima estaba de espaldas al homicida, quien siguió dándole varios puntazos (de escasa vitalidad) a la altura del pecho aún cuando ya estaba muerta. Uno de los dos cuchillos que usó, quedó con la punta doblada.

El homicida continúa en la comisaría III de Melchor Romero, en las afueras de La Plata y su defensa intenta demostrar que actuó bajo emoción violenta. No obstante, existen denuncias en su contra: la mujer ya había confesado ante la justicia que sufrió más de diez años de golpes, insultos y otros tipos de violencia doméstica.

“Farré me preguntó por Claudia, sus hijos y otros temas personales”, comunicó hoy el abogado en diálogo con TN, quien aclaró que se da la cabeza contra las rodillas. En tanto, la madre del detenido está en “shock” y todavía no se encuentra en condiciones emocionales para declarar ante la justicia. Ella fue testigo y es quien hoy cuida a los tres hijos menores del matrimonio en cuestión. El día del horror, la mujer rompió un vidrio del vestidor para intentar desesperadamente salvar a su nuera de las agresiones de su hijo. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video