Publicado el: 26, Ago, 2015

Lanatta amplió en la Justicia su acusación contra Aníbal Fernández


Involucran a Aníbal Fernández con el triple crimen de la efedrina
26/08 – 10:00 – Martín Lanatta, condenado a prisión perpetua por el narcocrimen de tres empresarios en General Rodríguez, aseguró ante la Justicia que Aníbal Fernández fue el autor ideológico de esos homicidios y afirmó que un abogado que invocó representar al jefe de Gabinete de la Nación le ofreció dinero para que no lo involucre en el caso.

Por: Hernán Cappiello
Así, Lanatta ratificó ayer y amplió lo que había sostenido en el programa de televisión Periodismo para todos una semana antes de las PASO, en las que Aníbal Fernández se impuso como el candidato del kirchnerismo para gobernar la provincia de Buenos Aires.

El segundo testimonio televisivo del programa fue el del ex policía José Salerno, que había complicado a Fernández con su declaración pública, pero que en la Justicia se desdijo y mencionó que había mentido.

Aníbal Fernández negó públicamente y con vehemencia estas acusaciones y presentó una denuncia penal contra el periodista Jorge Lanata, la producción del programa, Elisa Carrió y contra el condenado. La causa la investiga el juez Daniel Rafecas.

El preso Lanatta, protegido por un chaleco antibalas y rodeado de agentes penitenciarios bonaerenses armados con fusiles de asalto y vestidos con ropas de combate, tuvo un raid de declaraciones en los tribunales federales de Comodoro Py 2002.

Tras pasar parte de la madrugada en el subsuelo del edificio en una celda, fue llevado al 5° piso, donde tiene su despacho el fiscal Gerardo Pollicita. Allí Lanatta declaró sobre sus tareas como gestor oficioso de trámites para clientes VIP en el Renar que hacía por encargo del ex director del Registro de Armas Andrés Meiszner, hombre cercano a Aníbal Fernández. Por estos asuntos, Pollicita extrajo testimonio para investigarlos por separado. El objeto de su causa es la denuncia de Carrió, que vincula a Aníbal Fernández con el triple crimen de General Rodríguez. El caso lo tiene el juez federal Norberto Oyarbide, pero lo delegó en Pollicita.

La declaración en el 5° piso fue breve y abundó en detalles en el juzgado de María Servini de Cubría, dos pisos más abajo. Allí reiteró lo que había dicho por TV con Jorge Lanata: que se reunió con Aníbal Fernández y en una ocasión Sebastián Forza, uno de los muertos del triple crimen, le entregó 250.000 dólares para que la policía dejara de perseguirlo.

La viuda de Forza, Solange Bellone, declaró que su marido le dijo que le dio plata a “la Morsa”. Ayer Lanatta dijo que se refería así a Aníbal Fernández. Insistió en que los tres empresarios asesinados eran la competencia de Aníbal Fernández en el negocio de la efedrina, usada por carteles mexicanos para fabricar drogas sintéticas y por eso lo acusó de instigar las tres muertes.

Mencionó a un mexicano integrante de un cartel del narcotráfico y lo identificó por su nombre. Dijo que en una ocasión salieron del departamento del mexicano a ver a Fernández con dos millones de dólares. Dijo que lo hizo en compañía de Máximo, un agente de la ex SIDE que lo acompañaba.

Ante Servini de Cubría, y un grupo de abogados, dijo que estaba ansioso por declarar ante la Justicia de Campana que lo condenó a perpetua como partícipe necesario del triple crimen.

Después de sus revelaciones por televisión, Lanatta dijo que recibió en la cárcel la visita de una persona que dijo ser abogado y que mencionó ir en representación de Aníbal Fernández. Según dos fuentes de los tribunales, Lanatta dijo que el supuesto mensajero le ofreció dinero a cambio de no inculpar al jefe de Gabinete ante la Justicia. Además, el preso dijo que tenía esa supuesta conversación grabada en video. Todo muy extraño y poco habitual para un preso que está condenado a perpetua en una cárcel de máxima seguridad.

Lanatta concluyó su testimonio a primera hora de la tarde y se fue custodiado. Prometió seguir declarando mañana en el despacho de Servini de Cubría. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video