Publicado el: 26, Ago, 2015

Los tucumanos volvieron a marchar y denunciaron la represión de la Policía


Los tucumanos volvieron a marchar y denunciaron la represión de la Policía
26/08 – 09:40 – La concentración en la Plaza de la Independencia reunió más gente que la del lunes. La oposición reclamó transparencia en el recuento de votos de la elección a gobernador.

La protesta fue más masiva que el lunes, a los carteles para reclamar contra el presunto fraude se agregaron otros contra la represión del día anterior y esta vez la Policía tenía la orden de no disparar. Miles de tucumanos volvieron a manifestarse en la plaza Independencia, frente a la Casa de Gobierno, por las incontables irregularidades en la elección para gobernador del domingo, la violencia, el incendio de urnas y el clientelismo, y también por los heridos de balas de goma de la primera manifestación.

Otra vez la protesta arrancó cerca de las 20, y una hora y media más tarde superaba a la anterior: si José Alperovich reconoció ayer al mediodía entre ocho y diez mil personas, anoche fueron unos 15 mil, con una de las calles linderas a la plaza (24 de septiembre) mucho más cubierta.

Hubo otra diferencia: a la columna de radicales se agregaron otras de izquierda, con banderas del Partido Obrero –reclamaron por la detención de José Kobal, candidato en Los Ralos- y del MST. Unos 100 policías custodiaban la Casa de Gobierno, la mayoría entre las dos vallas, la primera repleta de velas, sobre la calle 25 de Mayo. En otras ciudades también hubo manifestaciones en apoyo de los tucumanos y para reclamar transparencia en las elecciones. En Buenos Aires, Mendoza y Córdoba se vieron manifestaciones menores. En algunos barrios de la Capital Federal, como Belgrano y Caballito, se escucharon algunos esporádicos cacerolazos.

En la manifestación de Tucumán, antes de las 21 quedó en evidencia que la policía provincial no volvería a reprimir como lo había hexcho la noche anterior: un grupo avanzó hasta tirar las vallas, y los policías se corrieron casi hasta la esquina de San Martín. Los manifestantes subieron por las escalinatas hasta llegar al portón de rejas del palacio.

Alberto Lebbos pegó afiches sobre la entrada en reclamo del crimen de su hija: “9 años sin Justicia. Gobernador Alperovich: diga el nombre del asesino de Paulina”.

La enorme mayoría de los manifestantes fue sin ánimo de provocar situaciones violentas e incluso de evitarlas: una vez que cedió el vallado un hombre intentó arrancar una de las lámparas de bronce del frente de la gobernación, y le exigieron que bajara. No de buena manera, a los pocos minutos accedió.
A los carteles con las consignas del día anterior, “Tumba de la democracia”, “Me robaron el voto”, “Fraude para la Victoria”, se sumaron anoche otros con referencias a la represión que dejó al menos 12 hospitalizados, decenas de heridos de balas de goma y cuatro detenidos: “Alperovich: ayer mandaste a reprimir, ¿hoy nos vas a matar?”, “Nos robaron los votos, no permitamos que nos roben la plaza”, “Tucumanazo”, entre muchos otros. Con los cantitos lo mismo: al que “Que se vayan” y “Ladrones” se agregó el “Asesinos”.

Ni el escrutinio provisorio –incompleto y con una diferencia de casi 14 puntos a favor del peronista Juan Manzur sobre el radical José Cano- ni la insistencia de Alperovich, Manzur y funcionarios del Gobierno Nacional en desestimar las irregularidades calmó la bronca. Al contrario. Casi todos los consultados por Clarín tenían un relato propio o de algún familiar o conocido sobre las maniobras el domingo, durante la elección y el recuento de votos. “Yo lo felicito a Manzur si gana, pero que sea transparente. Mi primo fiscalizó para Construcción Ciudadana y su planilla no coincidió con el acta”, dice Pablo Paz Abregún, estudiante de kinesiología. “En mi mesa no había boletas de Cano, las tuve que pedir. Estamos hartos de vivir en un feudo”, cuenta Laura Riscala, arquitecta, sobre 25 de mayo y San Martín.

En la esquina opuesta, Romina sostiene un cartel escrito con fibrón: “No soy de ningún partido político. No es por el resultado, es por el manoseo a la voluntad popular”. Sus cuatro compañeras de la facultad de Agronomía se pisan para sostener esa idea: “No nos calienta que haya ganado Manzur, si fuera en buena ley. Pero es una vergüenza que digan que fue con total transparencia con todo lo que pasó”.

“La mujer de adelante mío no pudo votar porque ya estaba el troquel, ya habían votado por ella, y le decían que era un error. Y hasta en la fila ofrecían bolsones y plata”, relata Juan González, de 30 años, empleado.

“Es el gobierno más corrupto de la historia. Peor que esto únicamente la dictadura. Son ladrones, mafiosos, todos multimillonarios”, se enfurece Ramón Eudal, un arquitecto jubilado de 76 años. Fue a la marcha con Alba Pina, docente: “Queremos transparencia, y estamos en contra de lo que ha pasado ayer. Alperovich dice que se investigue, ¿si él no dio la orden por lo menos no está al tanto de lo que pasa?”.

Hoy, esas denuncias de los opositores tucumanos amplificadas por Cano serán acompañadas en Buenos Aires por los principales referentes de la oposición: Mauricio Macri, Sergio Massa y Margarita Stolbizer se reunirán con él al mediodía.

Al cierre de esta edición, la manifestación de la Plaza de la Independencia se diluía en calma y con un significativo número de personas cantando, aplaudiendo la convocatoria y mostrando carteles contra el gobierno del kirchnerista Alperovich en la madrugada tucumana. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video