Publicado el: 28, Ago, 2015

Llevan al Congreso el reclamo para cambiar la ley electoral


Tras el escándalo, la oposición unida le reclamó al Gobierno mayor transparencia electoral
28/08 – 09:20 – Los principales bloques opositores hicieron una presentación conjunta para pedir cambios en la boleta y apartar al Gobierno del proceso electoral; fue un día después de la conferencia de prensa de los candidatos.

Por: Laura Serra
Boleta única o boleta electrónica. Para la oposición, cualquiera de estas dos alternativas electorales resultaría válida con tal de desterrar el régimen actual de boletas múltiples, un sistema que a su juicio invita al fraude y al robo de papeletas en el cuarto oscuro.

Diputados y senadores de los principales bloques de la oposición reclamaron ayer, al unísono, que el Congreso sancione cuanto antes una reforma del régimen de votación, posibilidad que el oficialismo siempre ha resistido. Los legisladores actuaron así en línea con sus respectivos candidatos presidenciales Mauricio Macri (Cambiemos), Sergio Massa (UNA) y Margarita Stolbizer (Progresistas), quienes, en un gesto inédito, se mostraron anteayer juntos en una misma fotografía para repudiar las irregularidades de la elección en Tucumán y, sobre todo, exigirle al Gobierno que “garantice la transparencia” de los comicios nacionales del 25 de octubre.

En conferencia de prensa, legisladores de Pro, el Frente Renovador y la UCR coincidieron ayer en la necesidad de revocarle al Poder Ejecutivo las facultades exclusivas que hoy ejerce en la organización y manejo del proceso electoral. “El Gobierno no puede ser juez y parte al mismo tiempo. Las atribuciones electorales deben recaer en un organismo autónomo o bien en la justicia electoral para garantizar transparencia”, coincidieron los legisladores.

La oposición es consciente de la imposibilidad de instrumentar un cambio en el sistema electoral antes de los comicios nacionales de octubre. Sobre todo cuando restan apenas dos meses para la fecha de concurrencia a las urnas; es logísticamente impracticable, y así lo advierte la propia justicia electoral. Pero ése no es el único problema: el oficialismo, mayoría en ambas cámaras del Congreso, no parece dispuesto a modificar el actual statu quo. El sistema hoy vigente le resulta más que conveniente y, hasta ahora, nunca se avino a las propuestas de cambio de la oposición. Sin ir más lejos, en la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara baja duerme, desde hace meses, un predictamen sobre boleta única que había acordado la oposición.

“Desde 2006 bregamos por la aprobación de un nuevo sistema de votación. Hemos llegado a una situación límite y el sistema de votación tradicional no puede usarse más en la Argentina”, enfatizó el diputado Pablo Tonelli (Pro).

“Esto no surge ahora por Tucumán o la provincia de Buenos Aires, es de larga data la pelea -enfatizó, por su parte, la senadora y candidata a vicepresidenta de Cambiemos Gabriela Michetti-. Cuando aparece una situación tan dramática como la de estos días tenemos la posibilidad de levantar nuevamente el perfil de lucha y estar hoy diciendo que queremos que esto se cambie.”

“Definitivamente sabemos que la voluntad del Poder Ejecutivo es contraria a hacer cambios al sistema electoral actual -sostuvo-. Es evidente que lo usan en beneficio propio no cuidando la voluntad del ciudadano, sino cuidando sus intereses.” Desde el frente UNA, el diputado Adrián Pérez advirtió que la Argentina es el único país de América del Sur que mantiene el sistema de boletas múltiples. “Casi todos los países de la región han pasado del sistema de multiplicidad de boletas a uno de boleta única y aquí todavía no puede hacerse por capricho e interés del oficialismo”, lamentó el massista. Desde el mismo bloque, el diputado Gilberto Alegre sostuvo que lo importante es que el sistema electoral garantice “la tranquilidad social”.

Por su parte, la diputada Patricia Bullrich sugirió que “la Cámara Nacional Electoral puede tomar la decisión de otorgar boletas únicas a las autoridades de mesa cuando ocurra algún faltante de boletas partidarias” en referencia a la propuesta que la organización Red Fiscal elevará a los camaristas. El radicalismo, en tanto, estuvo representado por los diputados Patricia de Ferrari y Jorge D’Agostino.

Sin embargo, el oficialismo se mantiene renuente a instrumentar cambios. “Cualquier modificación en medio de un proceso electoral es una anomalía muy grande”, enfatizó ayer el director nacional electoral, Alejandro Tullio. Y agregó, en defensa del sistema de votación actual: “Hace tres semanas fueron las elecciones primarias y ninguna fuerza política planteó ningún inconveniente en todo el territorio nacional. En 32 años no hay antecedentes a nivel nacional de que haya habido algún problema”. “Es un disparate y en este momento es imposible, en pleno proceso electoral”, dijo a LA NACION una fuente cercana al ministro de Justicia, Julio Alak. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video