Publicado el: 31, Ago, 2015

Aumentan las suspensiones en la industria automotriz


Aumentan las suspensiones en la industria automotriz
31/08 – 10:00 – La crisis de Brasil golpea a la industria local: la delegación Córdoba de Smata advirtió que el mes de septiembre “se viene complicado”. Hay suspensiones y planes de retiro voluntario para reducir las plantas.

La caída de la demanda de autos argentinos desde Brasil y las restricciones para el acceso al dólar impactan de lleno en la industria automotriz argentina, que podría verse afectada con nuevas medidas que afectan a los operarios de las principales autopartistas del país.

Se espera que el grupo FCA (Fiat + Chrysler) profundice su plan de recortes con nuevas suspensiones en la planta cordobesa de Ferreyra, donde fabrica automóviles de la marca de origen italiano.

En la misma provincia, algo similar ocurrirá en Volkswagen: ya hubo cuatro días de parate en agosto y se estima -precisa Cadena 3-que habrá tres días más en septiembre. Esto afectaría a un 40 por ciento de la planta.

La crisis se extiende y afecta también a la compañía General Motors (GM), que paralizó la producción el viernes, hoy y repetirá esa práctica durante todos los lunes de septiembre. Por su parte, Ford aplicará 170 suspensiones rotativas hasta fin de año en su planta de Pacheco.

A todas las afecta el mismo factor: la baja de la demanda brasileña. En julio, el presidente de FAC, Cristiano Rattazzi, reveló que habían solicitado mayor disponibilidad de dólares al Ministerio de Industria, para afrontar los desafíos de un escenario que exige redireccionar la producción al mercado interno.

Mientras no hay una solución, FCA lleva adelante -cuenta La Nación- un plan de retiros voluntarios como el que aplica GM, con el que pretende reducir su plantilla laboral en unas 240 personas, el 10% del total de empleados.

“Según indicaron de Fiat no hay muy buenas perspectivas para el mes de septiembre. Se va a analizar semana a semana las suspensiones pero se viene bastante complicado”, advirtió Leonardo Almada, vocero de Smata Córdoba.

Una evaluación realizada por el Observatorio de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de la provincia serrana precisó que el primer problema que marcan los empresarios es el atraso cambiario y el segundo, la recesión brasileña.

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, admitió esta mañana que hay dificultades: “La situación de Brasil conspira, al igual que la de otros países que son receptores de nuestras exportaciones”.

Al respecto, el funcionario apuntó que Argentina también importa de Brasil, por lo que allí podría surgir otro inconveniente: “Nosotros somos productores de camiones, pero no fabricamos chasis. Si eso no se da en las condiciones que se tiene que dar puede haber menos producción y menores ventas”. “Veremos cómo se trabaja, el objetivo es no dejar una sola persona sin trabajar”, finalizó. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video