Publicado el: 2, Sep, 2015

La justicia de Tucumán rechazó el pedido opositor de un recuento voto a voto


Unánime condena por la represión en Tucumán y denuncia opositora de fraude
02/09 – 09:10 – Pese a las denuncias de fraude, la Junta Electoral desestimó dos planteos; dijo que las irregularidades detectadas no justifican la medida; Cano cuestionó la decisión.

Por: Fabián López
La apertura de urnas para proceder al conteo de cada voto se hará sólo en caso de irregularidades que justifiquen tal decisión y que están contempladas en el Código Nacional Electoral. Con ese argumento, la Junta Electoral Provincial (JEP) de Tucumán desestimó dos planteos de la oposición para que se haga un recuento voto a voto, a fin de garantizar la transparencia del escrutinio definitivo de las elecciones del pasado 23 de agosto, empañadas por el clientelismo, la quema de urnas y las sospechas de fraude.

Según el escrutinio provisorio, el candidato oficialista, Juan Manzur, habría sido elegido gobernador con el 54% de los votos, contra el 40% del radical José Cano, líder del Acuerdo para el Bicentenario (APB), que integra a radicales, macristas, peronistas disidentes, massistas y socialistas, entre otros sectores.

La JEP recordó que aproximadamente un 50% de las urnas computadas desde que comenzó el escrutinio definitivo, el martes de la semana pasada, fueron abiertas por pedido de los fiscales de distintos partidos, ante la sospecha fundada de supuestas anomalías. “Este proceso deja a las claras que en la mitad de las mesas, examinada la documentación de los fiscales de los partidos, no existía ninguna irregularidad que ameritara la apertura de las urnas”, señala la resolución de la JEP, con la firma de sus dos integrantes, Antonio Gandur (presidente de la Corte de Justicia) y Ana María Paz (fiscal civil).

Cano expresó su descontento con las decisiones adoptadas por el organismo fiscalizador y reiteró que “hubo adulteraciones de planillas y otras irregularidades que desnudan un fraude electoral”. A modo de ejemplo, el opositor señaló que ayer, en una mesa de la sección Oeste en la que figuraba con 0 votos, según la planilla elaborada por el Correo, cuando la abrieron tenía 139 sufragios a su favor. “Por eso es que reclamamos a la presidenta Cristina Kirchner, al gobernador José Alperovich y a Manzur que les pidan a sus apoderados que hagan una presentación reclamando la apertura de todas las urnas, para darle transparencia y legitimidad al escrutinio”, expresó.

No sólo la oposición se vio perjudicada por “errores” en los datos consignados en los telegramas. Ayer, en la mesa número 3244, de la localidad de Tafí Viejo, el candidato a intendente peronista Alejandro Martínez figuraba sin votos, pero cuando se procedió a la apertura de la urna se encontraron 86 adhesiones a su favor.

Hasta anoche, la JEP había procedido a la apertura de más de 240 mesas, de las cuales solamente cuatro fueron anuladas, por distintas irregularidades. Los casos más extremos fueron el de una urna de la capital que estaba vacía y el de una mesa de la sección Oeste que tenía más votos que votantes.

Al cierre de esta edición, computadas 539 mesas (14,97% del padrón), de las cuales 303 son de la capital y 236 de la sección Oeste, Manzur lograba ponerse por primera vez al frente desde que comenzó el escrutinio final el martes de la semana pasada. El oficialista alcanzaba el 46,13% de los votos (70.203), contra el 44,15% (67.188) de Cano. Hasta el jueves último, cuando se habían computado 303 mesas de la capital, Cano había sacado una ventaja de 12 puntos. Sin embargo, desde entonces, con el comienzo del escrutinio de las urnas correspondientes a la sección Oeste, Manzur fue creciendo hasta quedar al frente gracias a las adhesiones logradas en el interior.

La JEP comenzó el recuento final con las 641 urnas (307 de la sección Capital, 239 del Oeste y 95 del Este) que habían sido observadas y descartadas durante el recuento provisorio. Una vez computadas esas mesas, el órgano encargado de fiscalizar los comicios continuará con las restantes 2960 urnas (el 82%).

Cano confirmó a LA NACION que en las próximas horas presentarán ante la Cámara en lo Contencioso Administrativo local un escrito “solicitando que se declare la nulidad absoluta de los comicios en todas las categorías”. El planteo se sumará a sendas denuncias que ya presentaron ante la Justicia el Partido Obrero (PO) y el Frente Alternativa Popular (FAP) cuestionando la validez de los comicios provinciales.

Por su parte, el gobernador Alperovich reiteró ayer que “las elecciones fueron transparentes” y criticó a la oposición por “haber hecho quedar tan mal a Tucumán con las mentiras de fraude, cuando se ganó por más de 100.000 votos de diferencia, con el 54%”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video