Publicado el: 7, Sep, 2015

No hay nada mas burdo que la operación de lavado de dinero de Báez y la familia Kirchner


La Presidenta de la Nación junto a Lázaro Báez - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
07/09 – 09:35 – Quienes no tienen argumentos para enfrentar las acusaciones de corrupción, suelen plantear el desafío argumentando “¿Y dónde están las pruebas?”. En el caso Hotesur, las pruebas son tantas y tan determinantes que solo una justicia arreglada puede desconocer. En estos días, se conocieron más detalles de la documentación que se llevaron desde Santa Cruz, los funcionarios del Juez Bonadío y que esa misma noche de los allanamientos, OPI advirtió que toda la información se estaba copiando en el Hotel Comercio, para su resguardo e iría a mano del periodismo, si actuaban en contra del juez; y así sucedió. Gracias a eso, hoy la estamos conociendo. (Por Rubén Lasagno)

Ciertamente en un país medianamente serio, la actual presidenta de la Nación dejaría de serlo, su hijo, por vergüenza no se le animaría a la política y las rejas serían una suerte de espada de Damocles sobre sus cabezas y las de los empresarios coautores de esta Sociedad Anónima, en que se ha convertido el gobierno, sus actores principales y sus testaferros.

Este fin de semana salieron a la luz otros datos más sobre las inocultables pruebas de lavado de dinero, simulación, fraude impositivo y cuanta calificación uno le quiera dar a este verdadero latrocinio, impulsado por la familia Kirchner, ejerciendo el poder total en el país y al menos uno de sus “empresarios” más prósperos, el señor Lázaro Báez.

Ya nada es ocultable para los Kirchner. Sus abogados y contadores, así como los del señor Báez y su hijo Martín, no saben qué hacer, qué inventar y cómo dibujar números y justificaciones, para más o menos emprolijar acciones administrativas cuyo revoque se cae, invariablemente, cuando trasciende, como en este caso, los números, la trama del fraude y la complicidad de todos y cada uno de los actores, en esta suerte de círculo vicioso, donde desde el poder la familia Kirchner genera la necesidad, anuncia la inversión, arman las licitaciones truchas, las gana el amigo, le asignan obras multimillonarias sobrevaluadas y el dinero surgido en retorno se inyecta en el patrimonio de la familia presidencial en forma de alquileres simulados, en los hoteles que poseen en El Calafate, los cuales fueron construidos o comprados, solo para ese fin.

Esta maniobra las denunciamos en OPI en el año 2007. Todo parecía una gran confabulación y los operadores del relato, se cansaban de pedir pruebas y desmentirnos. ¿Pruebas?, esas son las que sobran, las que desbordan de manera burda y que no admiten que la justicia dilate más el procesamiento de los integrantes de esta verdadera Sociedad Anónima, que plasmamos y anunciamos en aquel video del año 2013, donde captamos la imagen de sus principales socios: Cristina Fernández, Lázaro Báez y Máximo Kirchner. Todos se retiraban de la tumba del socio fundador: Néstor Kirchner.

Más y más información

Este fin de semana Clarín da cuenta que cuando los funcionarios del juez Bonadío llegaron al Alto Calafate, de 103 habitaciones había 7 ocupadas y Los Sauces estaba cerrado, dando cuenta una de las empleadas, que esa mañana se había retirado un pasajero. La realidad más cercana a una “ocupación permanente”, en el Alto Calafate, es el contrato con Aerolíneas Argentinas para que los cinco pilotos de las postas pernocten allí. De esto, a encontrar ocupadas todas las plazas durante años, como sugieren los papeles ante la AFIP, hay una distancia tan grande como la cercanía que tienen hacia la música, una orquesta sinfónica de cámara y una banda militar.

El ejercicio contable del Alto Calafate del 2009 asegura que la empresa obtuvo ese año$ 2.007.703,66 de ganancias – expresa Clarín – Kirchner había comprado el hotel un año antes. En el 2008, los dueños anteriores del negocio, empresarios experimentados en el mercado del turismo, habían ganado $ 469.868,88.

Kirchner logró aumentar la cifra en más de $ 1,5 millón. Eso, siempre según los balances firmados por el auditor “fantasma”, que a su vez fueron aprobados por el ex presidente, y por su hijo, en asambleas realizadas en el 2010 mal confeccionadas: sus actas ni siquiera registran en qué sede de la empresa se realizaron.

Sólo tres días después de comprar el Alto Calafate – prosigue el diario – el ex presidente le alquiló el negocio a su socio Lázaro Báez, contratista de la millonario obra pública que financiaba el Presupuesto Nacional. Hasta el 2013, Báez les pagó a los K alrededor de 5 millones de pesos por el alquiler anual del Alto Calafate.

Ejemplo de impunidad

En Guatemala, un país chiquito a la par de Argentina y generalmente ninguneado por las grandes organizaciones de países, ha dado muestra de justicia y cordura, ante una poder corrupto como el de Otto Pérez Molina, quien se vio obligado a renunciar para que la justicia lo investigue, acusado de liderar una asociación ilícita denominada La Línea, que operaba para quedarse con el 50% de los impuestos pagados por los exportadores, defraudando al fisco por varios cientos de millones de dólares.

En Guatemala, al contrario de la Argentina, el Congreso funciona y desde allí partió la orden de investigar y apartar al presidente para que se someta a la justicia. En Argentina, el Congreso donde el oficialismo es mayoría, encubre a la familia presidencial involucrada en interminable lista de casos de corrupción.

Argentina es un ejemplo de impunidad para el mundo. Sus principales líderes están corrompidos y funcionan como una enorme maquinaria de corromper las instituciones y el país en todos los frentes. Quien se propone para suceder a la presidenta, dentro del mismo partido, ya le es difícil explicar su patrimonio, luego de 8 años de estar en el poder y no haber presentado jamás, una declaración jurada. La corrupción, el narcotráfico y el fraude, es moneda corriente en Argentina. Aún hay quienes no lo ven y siguen votando a los mismos. Mi admiración hacia el pueblo de Guatemala, que sabe distinguir la fruta sana de la podrida. Un ejemplo a imitar. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Soñe a Cristina con las manos esposadas ingresando a una carcel, tambien sus hijos, lazaro, sus testaferros y familiares complices, sus bienes confiscados y devueltos al erario publico, todos acusados de corrupcion y traicion a la patria, desperte contento, pero solo era un sueño y tambien una utopia, lastima.-

Publicidad

OPI Video