Publicado el: 8, Sep, 2015

Tragedia de Once: piden 22 años de prisión para el motorman


Once: citan a indagatoria a otros ex secretarios de transporte y ex funcionarios del área
08/09 – 09:55 – Dos de las tres querellas señalaron a Córdoba como el único responsable.

Marcos Córdoba, el maquinista del tren de la tragedia de Once, fue señalado como único responsable del accidente en el que murieron 51 pasajeros por dos de las tres querellas en el juicio, que ayer, en sus alegatos, coincidieron en pedir que sea condenado a 22 años de prisión.

Los litigantes consideraron que durante el juicio no se presentó evidencia objetiva de un mal funcionamiento del sistema de frenos, por lo que el choque contra el andén de la terminal del Sarmiento debió haber sido producto de una mala maniobra del conductor.

Se espera que hoy la tercera querella, encabezada por los padres de Lucas Menghini Rey, una de las 51 víctimas mortales, vayan más allá y acusen, además de a Córdoba, a los 27 acusados, entre los que se destacan los ex secretarios de Transporte de la Nación Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi.

Una de las querellas solicitó condenarlo por el delito contra la seguridad de los medios de transporte y de comunicación (artículo 191 del Código Penal), que castiga con reclusión de 10 a 25 años a quien “empleare cualquier medio para detener o entorpecer la marcha de un tren o para hacerle descarrilar […] si resultare la muerte de alguna persona”. La segunda querella lo consideró culpable del delito de estrago con dolo eventual.

Córdoba está acusado junto con otros 27 imputados, en su mayoría ex funcionarios nacionales del área de Transporte y directivos de la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), ex concesionaria del Sarmiento. Los principales: los ex secretarios Jaime y Schiavi, los ex interventores de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) Antonio Sícaro y Pedro Ochoa Romero, y los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, dueños de TBA.

“Córdoba es el único autor de lo sucedido”, alegó Antonio García, el abogado de la denominada querella 1. Sostuvo que el 22 de febrero de 2012, el maquinista ingresó en la estación de Once “sin accionar los frenos” de la formación Chapa 16 y sin “haber desactivado el mecanismo de freno automático conocido como «hombre muerto»”.

García repasó las distintas conclusiones de los peritajes realizados, según los cuales -dijo- “los frenos funcionaban normalmente, al contrario de lo que declaró Marcos Córdoba en varias oportunidades al formular sus descargos”.

Por eso, consideró que el motorman “ha sido mendaz en sus dichos”. García es socio del estudio de Gregorio Dalbón, a quien los jueces Jorge Tassara, Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu, del Tribunal Oral Federal N°3, expulsaron de las audiencias por su reiterado mal comportamiento durante el debate oral y público.

La segunda querella también eligió acusar por la tragedia de Once sólo a Córdoba y solicitó que se le aplique la misma pena, pero por estrago con dolo eventual.

El abogado Javier Moral sostuvo que el maquinista incurrió en un dolo eventual al desconectar el freno de seguridad e ingresar en la terminal a una velocidad que duplicaba la prevista por protocolo.

En referencia a los otros 27 imputados, Moral dijo que sentía que había “mucha gente sentada que no tenía nada que ver” con el mortal accidente en Once.

Hoy será el turno del alegato los abogados Leonardo Menghini y Lelia Leiva, patrocinantes de la querella 3, que integran muchos familiares del grupo más activo en el reclamo de justicia, entre ellos, Paolo Menghini y María Luján Rey.

La madre de Lucas Menghini Rey (la última víctima rescatada de la formación siniestrada) adelantó que, como querellantes, buscarán agravar la imputación y acusarán “por estrago doloso y administración fraudulenta” a funcionarios y empresarios.

La ronda de alegatos concluirá la semana próxima y se espera que la sentencia sea dictada antes de que termine el año. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video