Publicado el: 15, Sep, 2015

Tucumán: dan ganador a Manzur, pero la oposición no lo acepta


Manzur: "Cuando ganan, tiran globos; si pierden, denuncian fraude”
15/09 – 09:10 – Más de tres semanas después de la votación, el escrutinio definitivo confirmó el triunfo del candidato kirchnerista; Cano dijo que no lo aceptará hasta que la Justicia resuelva sobre las denuncias de fraude.

Por: Fabián López
Después de tres largas semanas y en medio de un clima tenso por las denuncias de fraude que terminaron empantanando judicialmente el proceso, finalizó ayer el escrutinio definitivo de los comicios del pasado 23 de agosto y se confirmó la victoria del kirchnerista Juan Manzur.

Según el recuento final realizado por la Junta Electoral Provincial (JEP), computadas las 3601 mesas de toda la provincia, el representante del FPV obtuvo el 52% de los votos, contra un 40% de José Cano, candidato a gobernador del Acuerdo para el Bicentenario (APB). Los guarismos que había arrojado el escrutinio provisorio realizado el día de la elección por el Correo indicaban una diferencia de 14 puntos a favor de Manzur (54% contra un 40% de Cano).

El kirchnerista terminó ganando la gobernación por un amplio margen gracias a los votos del interior. Mientras que Cano se impuso por 16 puntos en la sección Capital; en el Este, Manzur le sacó una diferencia de casi 40 puntos, mientras que venció en el circuito Oeste por 19 puntos.

“Desde un principio dijimos que ganamos las elecciones de manera legítima y contundente, por más de 100.000 votos de diferencia. Le pedimos a la oposición que respete la voluntad popular, porque casi medio millón de tucumanos que votaron este proyecto no merecen que les den la espalda”, dijo Manzur a LA NACION, minutos antes de encabezar anoche un multitudinario festejo en el parque 9 de Julio de esta capital.

A su turno, Cano advirtió que no reconocerá el resultado del escrutinio final “hasta tanto se expida la Justicia”, donde se tramita una denuncia presentada por el APB para que declare la nulidad de los comicios y se llame a nuevas elecciones, por considerar que hubo fraude.

El secretario de la JEP, Darío Almaraz, reiteró ayer su defensa a la transparencia del proceso y resaltó que de las 1143 mesas que fueron abiertas por pedido de distintas fuerzas políticas solamente fueron declaradas nulas 16 (menos del 0,5%). Respecto de las 42 urnas que fueron incendiadas o parcialmente destruidas y que habían sido anuladas durante el recuento provisorio, el funcionario explicó que se notificará al Poder Ejecutivo para que llame a elecciones complementarias en las localidades correspondientes (es el caso de San Pablo, donde fueron quemadas 27 de 28 urnas).

Consultado sobre el escándalo de los videos de las cámaras de vigilancia de las urnas, que se dañaron por supuestas fallas eléctricas, Almaraz insistió en que el hecho “no incidió en el resultado” del escrutinio. “Las urnas nunca dejaron de estar bajo la custodia de Gendarmería con todas las medidas de seguridad necesarias, aunque aun no está legislada la presencia de cámaras para custodiarlas”, acotó. La palabra final sobre el tema de los videos perdidos la tendrá la justicia federal, donde se tramita la denuncia realizada por Cano, quien acusó a funcionarios de la JEP -incluido Almaraz- a gendarmes, a empleados del Correo y al dueño de las cámaras de haber montado “una asociación ilícita para cometer un fraude”.

Pese a que ya se conoce el veredicto de las urnas, la JEP no podrá proclamar ganador a Manzur, en cumplimiento de una cautelar dictada por el juez Norberto Salvador Ruiz, vocal de la Sala 1 de la Cámara en lo Contencioso Administrativo. El magistrado también ordenó que las urnas y actas de los comicios sean preservadas como pruebas, hasta tanto se dicte una sentencia de fondo en el juicio iniciado por el APB.

Fallo inminente

El fallo sería dado a conocer en las próximas horas. De todas maneras, todo hace prever que la judicialización del proceso electoral se extenderá, teniendo en cuenta que ambas partes ya adelantaron su decisión de apelar. El caso, en este sentido, podría llegar hasta la Corte Suprema de la provincia, donde tres de sus cinco integrantes fueron designados por la gestión de José Alperovich. Por las dudas, desde el APB ya anunciaron que podrían recurrir a la Corte Suprema de Justicia.

El frente opositor, en el que confluyen la UCR, Pro, el peronismo disidente, un sector del massismo y Progresistas, presentó como prueba numerosa documentación sobre las presuntas irregularidades producidas antes, durante y después de los comicios.

El clientelismo, el voto cadena, la quema de mesas de votación, el robo de boletas, la adulteración de telegramas y la pérdida de los videos de vigilancia de las urnas por supuestas fallas eléctricas, son algunos de los hechos denunciados en el juicio.

Los opositores criticaron la decisión del FPV de proclamar ganadora a la fórmula que integran Manzur y Osvaldo Jaldo, cuando está pendiente la decisión de la Justicia. “Ante los hechos de extrema gravedad que han sido denunciados en la presentación judicial, se considera prudente respetar los tiempos procesales y garantizar la libertad para que los magistrados puedan resolver conforme a derecho sin ningún tipo de presión política o institucional. Queremos autoridades legales, pero también legítimas”, expresa un documento emitido ayer por el APB. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video