Publicado el: 18, Sep, 2015

Fondos buitre: para Scioli y la oposición hay que lograr un arreglo en 2016


El dólar libre baja 20 centavos y se vende a $15,10 en la City
18/09 – 10:30 – Los economistas de Scioli, Macri y Massa plantearon que habrá que acordar porque sería la manera de conseguir financiamiento para infraestructura.

Los referentes de los partidos que se disputan el sillón presidencial en octubre se manifestaron ayer de acuerdo en una cuestión: sostienen, aunque con ligeros matices, que el próximo gobierno debe llegar a un arreglo por el conflicto con los fondos buitre.

Así lo hicieron en una cumbre financiera los referentes del sciolismo: el director del Banco Provincia, Gustavo Marangoni, y la ministra de Economía de la Provincia de Buenos Aires, Silvina Batakis; los del PRO, el presidente del Banco Ciudad, Rogelio Frigerio, y el economista Carlos Melconian; y por parte del Frente Renovador, el Ex director del Banco Central, Martín redrado.

Durante el encuentro organizado por la revista Latinfinance, Marangoni sostuvo que “la Argentina va a cerrar el capítulo de la deuda y eso va a ser virtuoso”. En la misma línea se manifestó Frigerio: “Es un negocio para la Argentina hacer el esfuerzo y volver al mercado para financiar los proyectos de inversión pública y privada”, afirmó el titular del Banco Ciudad. Marangoni, que buscó diferenciarse, aclaró que “la búsqueda de crédito en el exterior tiene que estar vinculada casi exclusivamente a la infraestructura”.

El seminario comenzó temprano por la mañana. En el primer panel, Batakis ya se había mostrado a favor de solucionar el problema con los buitres. Adelantó que: “Argentina cierra un capítulo, el mundo cambia y viene una nueva etapa”, en la que “hay que pensar el tema de la inversión y abordar también el tema de los holdouts, pero tiene que ser en beneficio de Argentina”. “Estamos convencidos que hay que resolverlo”, afirmó, pero se diferenció del macrismo al decir que “no podemos pensar como el candidato del PRO y salir a pagar todo”.

Melconian cruzó a Batakis y llamó a recordar “de donde viene el problema” y a poner “en contexto la situación”, ya que “el próximo gobierno se va a sentar y lo va arreglar”, pero lo hará “sin reservas monetarias y en inferioridad de condiciones comparado a cuando se tenían US$ 50 mil millones en el Banco Central”. El economista puntualizó que “este es uno de los temas centrales de la agenda que deja el gobierno”.

El referente del PRO señaló sin embargo que desde su espacio irán “a buscar todos los fondos posibles al mercado internacional” y le darán más prioridad a resolver “20 juicios de la Organización Mundial de Comercio” contra el país, que “a la cuestión de los holdouts”.
El especialista del Frente Renovador, Martín Redrado, abogó por una “solución integral” que incluya al 7% de los tenedores de deuda que no aceptaron ingresar al canje realizado por Argentina.

“El mundo va a mirar durante 5 segundos al país luego del 10 de diciembre, por eso necesitamos un presidente que tome medidas, que muestre integracionalidad”, dijo, y apuntó contra Macri al afirmar que “sólo con la camiseta no basta para que los mercados nos miren”.

Por otro lado tomó distancia de un acuerdo inmediato cuando indicó que no es cierto que se deba arreglar “sí o sí” con los holdouts después de las elecciones presidenciales debido a la falta de dólares en el sistema. “Si hay razonabilidad nos gustaría resolver en 30 días, pero si exigen cobrar el 100% lo veo difícil”, afirmó.
Dentro de otro panel que analizó las estrategias de financiamiento, Gabriel Torres, analista de deuda soberana de la agencia Moody’s, indicó que “si se resuelve (el conflicto con los holdouts) sería muy positivo para el país y se subirán escalones” dentro del sistema de puntaje.

Torres señaló que las evaluaciones que hace la agencia “sirven como un techo al resto de las calificaciones”, y en caso de mejorar varios actores locales “podrían ver su puntuación subir”, como bancos o empresas. “Solamente esta decisión podría ser un cambio drástico del riesgo percibido en Argentina”, aseguró. Aunque aclaró que falta mucho para alcanzar a países como “Colombia” o “Perú”. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video