Publicado el: 21, Sep, 2015

Amplio triunfo kirchnerista en Chaco: Peppo se imponía por 11 puntos a Ayala


Amplio triunfo kirchnerista en Chaco: Peppo se imponía por 11 puntos a Ayala
21/09 – 10:00 – El candidato del FPV obtenía anoche el 54,3% de los votos, contra el 43,2% de su oponente del Frente Vamos Chaco, respaldada por Macri y Massa; Zannini, Kicillof y Aníbal Fernández se sumaron a los festejos del oficialismo

Por: Lucrecia Bullrich
Después de una jornada tranquila y sin incidentes, el kirchnerismo renovó ayer sus credenciales en esta provincia: el candidato del Frente Chaco Merece Más, el kirchnerista Domingo Peppo, se convirtió en el próximo gobernador y el ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich, en el próximo intendente de esta ciudad.

Al cierre de esta edición, con el 80 por ciento de las mesas escrutadas, Peppo obtenía el 54,3% de los votos, contra el 43,2% de la candidata del Frente Vamos Chaco, una alianza de la UCR, Pro, el Frente Renovador y Progresistas, la radical Aída Ayala, que reconoció su derrota.

El kirchnerismo confiaba anoche en ampliar la ventaja con los votos del interior, los últimos en cargarse. En las PASO, Peppo le había ganado a Ayala por 22,5 puntos.

Capitanich, en tanto, se impuso en la disputa por Resistencia y, aunque perdió una buena cantidad de votos respecto de las PASO de mayo pasado, terminó con 16 años de hegemonía radical en la capital provincial. Le ganó al radical Leandro Zdero, también de Vamos Chaco, por 5 puntos. Cosechó el 49,7 por ciento de los votos, frente a 44,9% de su rival. En las PASO la diferencia a favor de Capitanich había sido de siete puntos.

Tal como ocurrió durante toda la campaña, Capitanich fue la estrella de la noche. “Quiero agradecer muy cálidamente al pueblo del Chaco. Hemos dado un ejemplo de civismo, participación ciudadana y transparencia electoral”, exclamó desde arriba del escenario. Eran casi las 21.40.

Pese a que hasta ayer al mediodía todos aquí daban por descontada la llegada de Daniel Scioli para los festejos, el gobernador bonaerense finalmente no viajó (ver aparte). Sí llegaron el candidato a vicepresidente, Carlos Zannini; el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y los ministros de Economía, Axel Kicillof; de Trabajo, Carlos Tomada, y de Educación, Carlos Tomada. En representación de Scioli, viajó su hermano “Pepe”, de los más requeridos por los militantes, mujeres la mayoría, para las fotos.

Todos se subieron con Capitanich y Peppo al escenario. También se subió su ex mujer, la diputada Sandra Mendoza, que quedó en primera fila. Capitanich destacó la “recuperación de Resistencia” y el hecho de ser “el primer gobernador que logra la continuidad del peronismo por 12 años de 1973”. No se privó de recordar que fue el gobernador “más votado de la historia” de la provincia. Hablaba de 2011, cuando ganó con el 67 por ciento de los votos. Mencionó dos veces “la futura gestión de Scioli-Zannini”, transmitió los saludos del gobernador y de la presidenta Cristina Kirchner, con quienes habló por teléfono, y, recién entonces, le pasó el micrófono a su sucesor.

Peppo centró su mensaje en mostrar su alineamiento con la Casa Rosada. “El proyecto nacional y popular tiene plena vigencia en Chaco. Con Carlos [Zannini] y Daniel [Scioli] nos va a tocar darle continuidad”, exclamó. Recordó a Néstor Kirchner (“Dio la vida por este proyecto”, dijo), agradeció a “la compañera Cristina”.

Dedicatoria

No se olvidó de Capitanich. Le dijo “compañero y amigo” y le dedicó la victoria: “Sin Coqui este triunfo no hubiera sido posible”, remató. Para el final dejó al “amigo y futuro gobernador de la provincia de Buenos Aires”, Aníbal Fernández.

La “cumbia de Peppo y Capitanich” volvió a sonar a todo volumen. Hasta llegó el enganche con el hit de campaña (“El Coqui en Resistencia es garantía, es garantía”, al ritmo de “Te quiero tanto”, de Sergio Dennis). Volaron papelitos celeste brillante y plateado. Cuando parecía que arrancaba la fiesta, Zannini tomó el micrófono. También agradeció “la lección de democracia que los chaqueños le dieron a la Argentina” y, sin hablar de Tucumán, celebró la oportunidad de una elección ordenada y con ganadores claros. “Nunca más necesaria que esta vez”, dijo. Para el final dejó un rosario de elogios a Capitanich. Le agradeció el “gran sacrificio de abrirle el camino” a Peppo. “Hay gente que sale del egoísmo para ser solidario con el proyecto”, le dedicó.

Los primeros resultados se conocieron poco después de las 19. En esta ciudad, donde votó el 28,8 por ciento del padrón provincial, se usó la boleta única electrónica (BUE), el mismo sistema que ya se había utilizado en Salta, en la ciudad de Buenos Aires y en las PASO locales. Pese al clima de tensión que se había instalado aquí en la última semana -sobre todo después de la anulación de la elección tucumana-, la jornada transcurrió sin mayores inconvenientes. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. OSCAR dice:

    que bueno por el triunfo, espero como argentino que comiencen a ocuparse de la desnutrición de los niños del chaco,de la marginacion de los indigenas comprándoles el voto por un bolsón de comida xq si el estado manda las partidas o los fondos necesario para solventar estas necesidades primarias no pueden existir niños con hambre y mucho menos en nuestra querida ARGENTINA.

Publicidad

OPI Video