Publicado el: 24, Sep, 2015

El papa Francisco en el Capitolio: “Ninguna religión es inmune al extremismo ideológico”


El papa Francisco en el Capitolio: "Ninguna religión es inmune al extremismo ideológico"
24/09 – 11:20 – En la primera visita de un Sumo Pontífice al parlamento norteamericano, expresó sus puntos de vista sobre la nueva etapa en las relaciones con Cuba y su preocupación sobre cambio climático.

El papa Francisco arribó al Capitolio las 9:15 hora local en el automóvil Fiat que utiliza para desplazarse por Washington. En el edificio del parlamento norteamericano fue recibido por el jefe de la cámara baja, Jim Boehner, del Partido Republicano. Tras una breve recepción en la que se reunió con legisladores y funcionarios del clero local, se dirigió al pleno de la asamblea para dar su esperado discurso.

Francisco saludo con un mensaje claro sobre qué piensa de los Estados Unidos: “Estoy en la tierra de los libres y en el hogar de los valientes”. La afirmación generó la primera gran ovación del pleno.

Luego llamó a evitar acercarse a los extremismos con dos declaraciones sinceras y fuertes. En la primera, reconoció que “ninguna religión es inmune al extremismo ideológico”. Asimismo, advirtió sobre el peligro de combatir esos extremismo con más odio: “Imitar el odio y la violencia de los tiranos y los asesinos es la mejor manera de tomar su lugar”.

Francisco recordó también a cuatro figuras norteamericanas: Abraham Lincoln, Martin Luther King, Dorothy Day y Thomas Merton. Entre ellas, se refirió Martin Luther King recordó especialmente que “Estados Unidos sigue siendo para muchos una tierra de sueños”. La frase que inmortalizó MLK fue “I have a dream” (Tengo un sueño).

Tras esa ovación, vino una aun mayor, cuando recordó que “muchos de nosotros también fuimos extranjeros alguna vez”. La referencia a la inmigración y, si bien no lo nombró directamente, a las declaraciones de Donald Trump en las recientes semanas puso al pleno de pie en un sonoro aplauso.

En ese sentido pidió “tratar a los demás con la misma pasión y la compasión con la que queremos ser tratados”.

El peso político de Francisco en EEUU

Antes de las declaraciones de Francisco, legisladores de ambos partidos se han esforzado por buscar una ventaja política desde sus posturas. Los demócratas se han lanzado con especial entrega a señalar el apoyo del Papa para que se reformen las leyes migratorias y en la lucha contra el cambio climático y la desigualdad de ingresos. Un representante republicano anunció sus planes de boicotear el discurso por la postura activista de Francisco sobre el cambio climático, que el Pontífice subrayó el miércoles en un acto con el presidente, Barack Obama.

Pero Boehner, republicano y ex monaguillo y que invitó sin éxito a los dos pontífices anteriores a hablar ante el Capitolio, ha restado importancia al temor de que Francisco, comprometido a nivel político, agite las controversias del momento en la cámara.

“El Papa trasciende de todo esto”, dijo Boehner. “Se dirige a nuestro mejor lado y nos devuelve a nuestras obligaciones cotidianas. Lo mejor que podemos hacer todos es escuchar, abrir nuestros corazones a su mensaje y reflexionar sobre su ejemplo”.

Francisco se mantuvo al margen de estas polémicas, aunque su opinión sobre el aborto podría reforzar a los republicanos en sus esfuerzos contra Planned Parenthood. Y en cuanto a los miembros del Congreso, su visita podría ser apenas un breve respiro en su guerra partisana que ofrezca momentos de solemnidad y pompa poco habitual, pero sin cambiar de forma fundamental el ritmo del sistema político estadounidense.

“Confío en ofrecer palabras de aliento a aquellos llamados a guiar el futuro político de la nación fieles a sus principios fundacionales”, dijo el Papa

La agenda del día

Tras su intervención, Francisco visitará el Salón Estatuario del Capitolio y su escultura del padre Junípero Serra, el misionero del siglo XVIII al que Francisco canonizó el miércoles en la primera ceremonia de esta clase realizada en suelo estadounidense. Después saldrá un momento al balcón del Capitolio para saludar a la multitud en la fachada oeste.

Desde allí se dirigirá a la iglesia de San Patricio y a visitar organizaciones benéficas de la arquiócesis de Washington, para luego poner rumbo a Nueva York, donde ofrecerá más servicios religiosos y un discurso ante la Naciones Unidas. (Infobae)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. Mandrake dice:

    QUE BIEN BERGOGLIO, ARRANCAR APLAUSOS ENTRE LOS YANQUIS. ME PREGUNTO, ¿QUE HARA LA REINA CRISITNA PARA PODER, MINIMAMENTE, CONSEGUIR LO QUE HA LOGRADO BERGOGLIO?. TRANQUILA NO ESTA…

Publicidad

OPI Video