Publicado el: 30, Sep, 2015

Para medios afines, la pauta creció hasta 150%


El empresario Cristobal López - Foto: FERNANDO MASSOBRIO
30/09 – 09:30 – Szpolski y Cristóbal López, cada vez más favorecidos en el reparto; Tinelli también aumentó su facturación.

Por: José Crettaz
Algunos candidatos oficialistas, los grupos de medios siempre privilegiados, muchos periodistas amigos de la gestión kirchnerista que facturan a nombre propio o a través de productoras, y algunas “rarezas”. Así podría resumirse el reparto de la pauta publicitaria oficial en los últimos cuatro semestres, que muestra un crecimiento muy superior -del 50% al 150%- en los ingresos de los medios afines contra un promedio general del 30%.

El grupo Veintitrés, que encabeza el candidato kirchnerista a intendente de Tigre, Sergio Szpolski, sumó entre julio de 2013 y junio de 2015, $ 425 millones a través de varias empresas y -como es habitual- lidera ampliamente el ranking. Si se compara el primer semestre del año pasado con la primera mitad de este año, creció 84%, pocos puntos menos que Indalo Media, del zar del juego Cristóbal López, que en los cuatro semestres analizados sumó $ 167 millones por varios medios. Veintitrés -sociedad de la que participa el empresario sciolista Matías Garfunkel- e Indalo encabezan un top five que se completa con Canal 9 -del mexicano Remigio González-, con $ 157 millones; el grupo Manzano-Vila, con $ 133 millones, y el grupo Clarín -cuyos ingresos también crecen-, con $ 121 millones.

Más abajo están Telefé (Telefónica), con $ 119 millones, y el diario Página 12, con $ 83 millones. Siempre sumando los cuatro últimos semestres, el gobierno nacional repartió en total $ 3397 millones, de los cuales 986,2 millones corresponden sólo a la primera mitad de este año. Estos fondos son los que se incluyen en la cuenta “difusión de los actos de gobierno” del presupuesto nacional y no incluyen otros recursos destinados a la propaganda, entre ellos la generosa pauta de la Anses.

Entre las “rarezas” de los períodos ahora conocidos sigue apareciendo el peluquero del jefe de Gabinete y candidato a gobernador bonaerense Aníbal Fernández, Guillermo Mirabile (con $ 52 millones en cuatro semestres), y en el top 30 irrumpen fuertemente dos nuevos beneficiarios: Cordacom SA ($ 34, 5 millones) y Nemesys ($ 25,6 millones), y asoman Marcelo Tinelli y Alberto Javier Schmidt con su empresa de management deportivo Proenter (dueña de los derechos del básquet y el voley, y agencia que canaliza pauta oficial a varias señales de ese segmento), que suma $ 34,3 millones. Tinelli también recibe $ 19,7 millones por medio de Pro IDS y Nasta Producciones. Curiosamente, también aparece entre los ingresantes Mediadata SRL (con $ 19,9 millones), cuyos accionistas son el periodista Miguel Ángel Rubio -que de no ser un homónimo de la misma edad sería el cronista cercano al animador- y Walter Fabián Bouzada.

Según el Boletín Oficial, Cordacom SA es una sociedad fundada en 2013 por Ignacio y Santiago Llambí, y Nemesys es la nueva denominación de una firma creada por Beatriz Gloria Stroman y Carmen Fuentes Viaña en 2012; esta sociedad se llamó originalmente Todo Insumo SRL y antes de canalizar publicidad se dedicó a la venta de productos para oficinas.

Cerca de Mirabile -que ahora recibe pauta oficial por medio de su agencia Etéreo- dijeron a LA NACION que su papel es ser intermediario entre la Jefatura de Gabinete y los medios oficialistas. Si el reparto de la pauta por parte del kirchnerismo se analiza a lo largo de los años, se observa una clara tendencia a canalizar cada vez más fondos públicos por medio de intermediarios que impiden identificar el destinatario final del dinero.

A la luz de lo ocurrido en los últimos doce años (incluida una causa judicial que llegó hasta la Corte Suprema), también podría considerarse una rareza el crecimiento de la pauta oficial recibida por la Editorial Perfil, que encabeza Jorge Fontevecchia y que en los cuatro semestres analizados sumó $ 27,6 millones, una cifra similar a la que percibió LA NACION ($ 28,7 millones).

La Fundación Octubre de Trabajadores de Edificios, que lidera el secretario general de ese gremio y candidato kirchnerista al Parlasur Víctor Santa María, sumó $ 19,6 millones para su creciente grupo de medios y entretenimiento. Electroingeniería, otro grupo kirchnerista propiedad de Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, sumó $ 23,3 millones. En la comparación entre el primer semestre de 2014 y de 2015, ese ingreso se duplicó.

Aunque no crece, también se mantiene firme el apoyo publicitario del Gobierno a las empresas que la Justicia atribuyó en su momento al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime (Medios del Interior SA, titular del diario La Mañana de Córdoba), que sumó $ 18,6 millones. Hoy, ese medio estaría en la órbita del intendente kirchnerista de Villa María, Eduardo Accastello. Tampoco afloja la pauta para el ex chofer de Néstor Kirchner Rudy Ulloa: ingresó $ 17,6 millones a través de Sky Productions y Cielo SA. Los publicistas kirchneristas Enrique Albistur y Juan Carlos Dante Gullo -en rigor, sus hijos- también siguen vigentes.

DK Group, de Diego Kolankowsky, ingresó $ 14,9 millones en los cuatro semestres analizados. La empresa opera FM Delta y produce los espacios de varios periodistas, entre ellos Raúl Kollmann y Pablo Duggan, ambos del canal C5N. En tanto, Roberto Daniel Navarro -animador ascendente en esa señal de noticias- percibió $ 8,3 millones entre lo que le ingresó a título personal y lo que cobró su empresa, Talar Producciones. “La pauta es para mi productora, que tiene seis programas al aire”, dijo ayer Navarro, ante la difusión de las planillas solicitadas al Gobierno por la Fundación LED, que preside Silvana Giudici. En el segundo semestre de 2009, según datos oficiales, Talar no existía y Navarro recibía por todo concepto $ 64.977 de pauta.

La última información oficial que la Jefatura de Gabinete de Ministros publicó en su página web data del primer semestre de 2013; de ahí en adelante todos los datos difundidos -y tomados como fuente de esta nota- fueron reclamados mediante pedidos de acceso a la información pública por distintas entidades, como las fundaciones Poder Ciudadano y LED. También LA NACION pidió ese detalle, y en respuesta obtuvo alrededor de un kilo de planillas de papel.

Es que investigar, escribir y publicar sobre el reparto de estos fondos públicos es como jugar a las escondidas. El grupo Szpolski-Garfunkel, por ejemplo, habría sumado ingresos por medio de las empresas Balkbrug, Soluciones Logísticas, Comunidad Virtual, Desup, Perio Mundo, Manucorp, Milke, Infofin y Radiodifusora Buenos Aires.

Conocer cómo se reparte la publicidad oficial y entre quiénes es un desafío grande en la Argentina en general. En la provincia de Buenos Aires es directamente imposible porque no existe ninguna fuente oficial ni extraoficial que permita identificar los destinatarios. Sólo se conoce que este año, por ejemplo, se destinaron unos $ 500 millones a la publicidad del gobierno provincial. En la ciudad, el camino es algo más sencillo, como lo demuestran las recientes denuncias contra la administración de Mauricio Macri sobre presuntas irregularidades en los pagos. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video