Publicado el: 2, Oct, 2015

Jaime ratificó ante el juez su admisión de haber cobrado coimas


los ex secretarios de Transporte Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi - Foto:  CJI
02/10 – 09:50 – Lo hizo como estrategia para reducir la condena; otros imputados lo imitaron.

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime ratificó ayer ante el juez federal Julián Ercolini el acuerdo con la fiscalía para ser condenado a un año y medio de prisión y entregar dos millones de pesos como compensación por recibir dádivas de empresarios. También otros imputados se sumaron a la iniciativa y propusieron devolver o donar plata y hacer tareas benéficas.

Jaime y otros ocho acusados se presentaron en los tribunales de Comodoro Py ante Ercolini y ratificaron el juicio abreviado y la probation en la causa por el delito de “dádivas”.

Uno de ellos fue el empresario Sergio Claudio Cirigliano, ex titular de Trenes de Buenos Aires (TBA), que propuso como probation donar 150.000 pesos en 10 cuotas a un jardín maternal de la orden franciscana de la localidad de El Bolsón, en Río Negro, y otros 50.000 pesos al hospital pediátrico Garrahan.

Jaime está acusado porque durante su gestión, entre 2003 y 2006, recibió de TBA casi una quincena de viajes en vuelos privados a Brasil, Córdoba y Uruguay, y de la empresa TEBA SA el pago y las garantías de dos departamentos de lujo en los que vivió en la Avenida del Libertador y la calle Cerrito. TEBA está a cargo de la concesión de la terminal de ómnibus de Retiro a la que Jaime le extendió el contrato.

El ex funcionario debía comenzar a ser juzgado ayer, pero un día antes su defensa acordó un juicio abreviado con el fiscal Guillermo Marijuan en el que reconoció haber cobrado esas dádivas y pactó la pena y la devolución del dinero. Lo mismo hizo Manuel Vázquez, ex asesor de Jaime, quien acordó una pena de dos años y dos meses de prisión porque tiene condenas previas, y devolver cerca de 350.000 pesos.

El monto a devolver fue calculado sobre la base de las dádivas. En el caso de Jaime, por los meses que le pagaron de los alquileres y por las horas de vuelo de los viajes que hizo.

Por el caso de los vuelos, además de Jaime, Cirigliano y Vázquez, también fueron acusados Julián Vázquez, hijo del ex asesor y el ex directivo de Aerolíneas Argentinas Jorge Molina, mientras que por los alquileres los enviados a juicio fueron los ex directivos de TEBA Néstor Otero, Alfredo Pielach, Edgardo Preiti y Gabriel Ackerman.

Todos se presentaron ante el juez Ercolini para ratificar sus pedidos de probation, que es suspender el juicio para a cambio hacer tareas comunitarias o donaciones, excepto Molina, para quien el fiscal pidió el sobreseimiento. Los que solicitaron probation ofrecieron dinero y el hijo de Vázquez propuso pagar 25.000 pesos y hacer tareas comunitarias en una cárcel.

Jaime y sus compañeros de proceso desfilaron por el cuarto piso de la sede judicial del barrio porteño de Retiro, en medio de un fuerte operativo de protección de policías federales, que obligaron a los periodistas a mantenerse lejos del lugar.

Ahora el juez Ercolini cuenta con 10 días de plazo para resolver si acepta los términos del pacto con la fiscalía. El abogado de Jaime, Andrés Marutian, dijo que su cliente aceptó el juicio abreviado para abocarse exclusivamente al juicio por la tragedia de Once y que no tiene que ir preso.

“Yo le expliqué a Jaime que su decisión iba a implicar tapas de diarios, pero me dijo que preferiría terminarlo y seguir abocado exclusivamente al choque de Once”, remarcó Marutian. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video