Publicado el: 6, Oct, 2015

En campaña, la Presidenta pidió votar por el “proyecto”


En campaña, la Presidenta pidió votar por el "proyecto"
06/10 – 10:00 – Compartió un acto con Scioli en Tecnópolis; en un mensaje al gobernador, dijo que el endeudamiento debería estar pensado sólo para obras productivas.

Por: Mariana Verón
Como si se tratara de su último discurso de campaña, Cristina Kirchner hizo ayer un detallado repaso de su gestión. Reclamó continuar con sus políticas y, en una advertencia a la tropa propia, exigió que el endeudamiento esté pensado únicamente para obras productivas.

Con Daniel Scioli a su lado en su cadena nacional número 42, la Presidenta pidió ayer el voto para mantener las obras públicas en marcha, y si bien compartió con su candidato el escenario, dijo que quienes militan en el oficialismo no son personas, sino “dirigentes que representan proyectos”.

Desde Tecnópolis, y en el comienzo de una semana que la tendrá como protagonista de por lo menos cuatro actos desde ayer y hasta el viernes, la Presienta festejó el pago de 5900 millones de dólares del Boden 2015 que ayer desembolsó el Estado. Y dejó latente una advertencia para el futuro gobierno: “Éstos son los créditos que tenemos que lograr, créditos productivos y financiamiento para logística”. El mensaje pareció destinado a Scioli y a su equipo económico, sobre todo después de que el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, mensajero del candidato presidencial del Frente para la Victoria, hablara de la necesidad de acordar con los fondos buitre para acceder al mercado de capitales.

Aquellas palabras de Urtubey fueron duramente cuestionadas (ver aparte) por el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, que ayer llegó incluso a comparar la propuesta del salteño con la postura pública que asumió Mauricio Macri después de que el juez norteamericano Thomas Griesa condenara a la Argentina a pagar la totalidad del reclamo de los fondos buitre.

“Tenemos que seguir en este camino”, planteó la Presidenta cuando hizo referencia al préstamo que había otorgado el gobierno de China para obras en el ferrocarril que volverá a correr entre la localidad de Puerto Deseado y Las Heras, en la Patagonia. “Hay que seguir con este proyecto para que sigan las obras”, pidió.

Cristina tuvo ayer su primera teleconferencia con su hijo Máximo, candidato a diputado nacional por Santa Cruz. Si bien no habló, el líder de La Cámpora acompañó al ministro Florencio Randazzo y a Alicia Kirchner, candidata a gobernadora, en el contacto que los tres mantuvieron con la Presidenta. “No lo van a hacer hablar”, aclaró Cristina cuando le pedían desde las tribunas escuchar a su hijo, y sostuvo que es bueno tener vergüenza para “no hacer determinadas cosas”. Máximo se había puesto colorado.

Por cadena, la Presidenta escenificó ayer el festejo oficial por el pago del mayor vencimiento de deuda de los últimos años. “Hoy la Argentina ha cerrado el último capítulo del gran endeudamiento argentino”, anunció cuando promediaba su discurso, de casi 45 minutos.

En un mensaje a su sucesor, la Presidenta planteó que era “la primera vez que un gobierno que emite la misma serie de endeudamiento es el mismo que lo paga” y, como un aviso, aclaró que “no se lo deja” al que viene. El Boden 2015 había sido emitido por Néstor Kirchner en 2005 como parte de los préstamos que le había dado el gobierno venezolano de Hugo Chávez.

“Los próximos tres gobiernos tendrán un endeudamiento de 80.000 millones de dólares, casi la mitad de lo que nosotros hemos pagado”, recordó, como herencia. La Presidenta destacó la decisión de Kirchner de pagar “de un saque” la deuda con el Fondo Monetario Internacional y reivindicó que esa postura fue un aviso de que la Argentina “iba a comandar la economía nacional sin recetas ni órdenes recibidas de afuera”.

“No fue sólo pagar un préstamo. Fue una decisión irrevocable de autonomía política, económica y social”, resaltó.

“Para algunos que hablan de herencias. Tienen en la cabeza el ajuste, y como quieren ajustar tienen que asustar”, planteó, sobre los equipos económicos de los candidatos que plantearon sus críticas sobre la salud de la economía que dejará el kirchnerismo.

En medio de la cadena nacional, Cristina llamó “nene” al ministro de Economía, Axel Kicillof, mientras buscaba unos datos que le había dejado el funcionario sobre la mesa.

Por supuesto, Macri estuvo presente en las críticas presidenciales, aunque de manera tácita. “A la gente hay que mostrarle la obra pública terminada, no como cartel de propaganda”, dijo mientras informaba que la ampliación de la avenida General Paz (ayer inauguró un nuevo tramo de la obra) no había perjudicado el tránsito.

El de ayer fue el primero de una serie de actos que tendrá Cristina esta semana. Mañana estará en La Matanza, pasado en Berisso y el viernes, nuevamente en Santa Cruz. “No vamos a permitir que nadie ni nada nos detenga”, cerró, antes de ponerse a bailar. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. eduardo dice:

    No escuchen a esta mentirosa,que llega al colmo del bochorno bailando como poseida. Esta en su mundo de fantasias junto a scioli que dice que ahora se viene el despegue. Locura total.

Publicidad

OPI Video