Publicado el: 14, Oct, 2015

La Argentina es el país con mayor presión tributaria del mundo


El Gobierno admitió que debería subir el piso de Ganancias, pero aclaró que hoy no es posible
14/10 – 09:30 – Un informe del World Economic Forum detectó que la carga impositiva en el país llega a borrar las ganancias corporativas. En esta nota, la lista de las 19 naciones menos competitivas desde el punto de vista fiscal.

El último Informe de Competitividad Global del World Economic Forum (Foro Económico Mundial) ofreció una actualización anual sobre el estado de las economías más grandes del mundo.

La entidad utiliza un conjunto de indicadores, que van desde la facilidad para abrir un negocio a la probabilidad de que funcionarios públicos pidan un soborno. Una de las referencias que más se tiene en cuenta es la carga fiscal del país: mientras más alta sea la presión tributaria, menos competitividad tiene la economía.

Para medir esto, el Foro utiliza la medición de “la tasa impositiva total” que calcula el Banco Mundial en base a la cantidad total de impuestos, en la que suma de cinco tipos diferentes de contribuciones que se pagan tras deducciones y exenciones. Estos impuestos son Ganancias o el impuesto sobre la renta; contribuciones sociales y laborales a cargo del empleador; impuestos sobre transmisiones patrimoniales; impuestos sobre el volumen de negocios, y otros pequeños impuestos. Es decir que se contemplan gravámenes que recaen sobre el empleador y no el empleado.

1°) Argentina. Según el criterio de análisis del informe del World Economic Forum, la tasa impositiva total alcanza el 137,3%. Asombrosamente es más del 100% de ganancias corporativas. El impuesto sobre el volumen de negocios (turnover tax) de las empresas por sí solo absorbe casi el 90% de los beneficios, antes de añadir impuestos sobre salarios y transacciones financieras.

2°) Bolivia. La carga tributaria es 83,7%. El impuesto del 3% que aplica el país vecino sobre transacciones borra el 60% de las ganancias de las empresas, aún antes de tener en cuenta otros impuestos.

3°) Tajikistán (80,9%). El país del Asia central tiene una tasa impositiva estatutaria del 2% sobre todo el volumen de ventas, que saca un pedazo significativo de las ganancias promedio de una empresa.

4°) Colombia (75,4%). El gobierno de Juan Manuel Santos aplica un nuevo impuesto de riqueza que es el cuarto más alto en el mundo en su tipo, aunque en la tasa impositiva total Colombia es el tercer país de la región.

5°) Argelia (72,7%). Tiene la tasa impositiva total más alta de cualquier país africano, aunque curiosamente, es casi la mitad que la tasa argentina.

6°) Mauritania (71,3%). En 2013, esta nación africana, dependiente de la agricultura, estableció un impuesto deducido del salario del 15% para el movimiento de pagos a no residentes.

7°) Brasil (69%). El año pasado la economía más grande de la América latina eliminó un impuesto del 20% sobre nóminas de negocios como parte de un esfuerzo del gobierno de Dilma para reformar su sistema fiscal.

8°) República de Guinea (68,3%). La mayor parte de los impuestos a la renta de esta nación de África Occidental son pagados por un impuesto de tasa de interés fijo sobre el volumen de ventas declarado en el año anterior.

9°) Francia (66,6%). Es el país con presión impositiva más elevada de Europa, aunque el gobierno de Francois Hollande haya prometido reformar el sistema con un recorte de impuestos a la renta.

10°) Nicaragua (65,8%). En 2012 el Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió que el país centroamericano debería reducir su complejo sistema de impuesto a la renta.

11°) Venezuela (65,5%). El gobierno bolivariano intentó consolidar un modelo alta presión fiscal a partir del dramático incremento de impuestos para la actividad de las petroleras extranjeras durante la presidencia de Hugo Chavez.

12°) Italia (65,4%). La nación europea arrastra hace décadas una de las tasas impositivas más altas.

13°) China (64,6%). Como muchos otros países a la lista, el gigante asiático optó por imponer algunos impuestos sobre el volumen de ventas de las empresas antes que sobre sus beneficios.

14°) Chad (63,5%). Es un país agricultor y sumamente pobre. El estado africano cobra impuestos sobre el 1,5% del volumen de ventas o el 40% de las ganancias empresarias, según cuál sea la percepción más alta.

15°) Gambia (63,3%). Sin recursos naturales principales, al igual que Chad, figura entre las naciones más pobres en el mundo. Los impuestos sobre el volumen de ventas se imponen a los gravámenes sobre los beneficios, distorsión que eleva considerablemente la tarifa para hacer negocios.

16°) Benín (63,3%). Aunque el Banco Mundial dice que el impuesto sobre la renta del país sólo alcanza al 15,9%, un cúmulo de otros impuestos incrementa la tarifa total impuesta a los negocios.

17°) Túnez (62,4%). Aunque algunos otros países del sur del continente africano tienen una carga fiscal más pesada, la tasa impositiva total de Túnez es elevada en la comparación global.

18°) India (61,7%). El ministro de Finanzas hindú Arun Jaitley prometió reducir el nivel de impuesto a la renta en cinco puntos porcentuales, debajo del 25%, en un plazo de cuatro años.

19°) España (58,2%). Aunque ocupa el tercer lugar en Europa en el listado de presión impositiva, aún se mantiene como un país con altas tarifas para concretar negocios. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video