Publicado el: 15, Oct, 2015

La pobreza es cinco veces la del Indec


Sin dar explicaciones, el Indec ocultó ayer los datos de pobreza e indigencia de 2013
15/10 – 10:05 – Bajó en el primer semestre al compararse con un período de devaluación.

Por: Francisco Jueguen
El nivel de pobreza en la Argentina es por lo menos cinco veces más alto que lo que informó el Gobierno antes de dejar de medirla, en 2013. No obstante, y aunque existen dudas sobre los datos para calcular los ingresos oficiales de los ciudadanos, tanto los técnicos de ATE como consultoras privadas estimaron que la pobreza cayó en el primer semestre de 2015 con relación a un año atrás.

Las causas son estadísticas y proselitistas, según afirmaron los consultados por LA NACION. En primer lugar, la baja de la pobreza, que se ubicó en los niveles de 2013, tuvo que ver con la fuerte devaluación y las subas de tarifas de gas y agua que impulsó el año pasado el Gobierno. Tal licuación salarial -que llegó a cerca de cinco puntos, según la UCA- se recuperó en parte este año con la apreciación cambiaria y los planes de incentivación de la demanda en un año de campaña electoral.

Según el índice elaborado por ATE-Indec, la pobreza pasó del 25,5% del primer semestre de 2014 al 21,8% en el mismo período de este año. Según sus cálculos, casi 5,8 millones de personas son pobres. La indigencia, en tanto, afectó al 4,1% de los argentinos (1,1 millones). Sin embargo, para la consultora privada Ecolatina, 1 de cada 4 argentinos (24,5%, casi dos puntos menos que un año atrás) era pobre en el primer semestre del año, mientras que la indigencia afectó al 8,1% de los habitantes (1,7 puntos menos que en 2014). Las discordancias son parte de las consecuencias de la destrucción de las estadísticas públicas desde 2007.

El último dato oficial publicado por el Indec fue en el primer semestre de 2013: la pobreza se ubicó entonces en un 4,7%. Meses atrás, el Ministerio de Economía confirmó que dejó de medirla. En ese momento se alegaron cuestiones técnicas (“problemas de empalme”), sociológicos (“estigmatización”, dijo el ministro Kicillof) u opciones metodológicas, como sugirió Norberto Itzcovich, director del Indec, que dijo que había “6000 formas diferentes de calcular la pobreza”, a pesar de que el Indec no publica ninguna. Semanas atrás, LA NACION contó que el organismo trabajaba en un índice multidimensional, que discontinuó este año porque reflejaba malos resultados.

“En todos los informes que publicamos advertimos que desconocemos los efectos de los cambios que la intervención introdujo en el cálculo sobre los ingresos. Vemos componentes bastante extraños”, analizó Cynthia Pok, ex directora de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). “Hubo un impacto por la comparación con una período en el que se registró una devaluación y, por otro lado, el Gobierno inyectó este año mucho dinero y subsidios por el tema electoral”, señaló Marcela Almeida, ex coordinadora del IPC Nacional y delegada de ATE.

“El tipo de cambio y las tarifas mostraron un salto importante a comienzos de 2014 acelerando la inflación, lo que empeoró significativamente los indicadores socioeconómicos”, estimó un informe de Ecolatina, que agregó: “Este año la inflación se desaceleró significativamente, producto del congelamiento tarifario, el mayor atraso cambiario y un contexto internacional deflacionario”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video