Publicado el: 21, Oct, 2015

Cristina no cede protagonismo en el tramo final de la campaña


Llegó la presidenta y anunciará los fondos para el Acueducto que el kirchnerismo se negó a aprobar desde 2011
21/10 – 10:00 – Encabezó junto a Scioli un encuentro con los gobernadores de las provincias petroleras y volvió a marcarle la cancha al candidato del FPV; muchas ausencias.

Por: Mariana Verón
Dijo que será una militante política más durante toda su vida, pero ayer se mostró en un nuevo rol, esta vez, como una exigente consejera de Daniel Scioli. “Ya parezco la Vieja Vizcacha”, confesó Cristina Kirchner mientras le daba indicaciones a su candidato presidencial sobre lo que debería hacer si logra imponerse en las elecciones.

La Presidenta acaparó ayer nuevamente la atención en el tramo final de la campaña con un acto que organizaron el gobernador bonaerense y la Casa Rosada para mostrar un fuerte gesto de continuidad en la política energética junto a los gobernadores de las provincias productoras de petróleo. Pero la concurrencia, que se esperaba completa, fue menguada. Sólo asistieron cinco de los diez invitados, sumado al faltazo del santacruceño Daniel Peralta, enfrentado al Gobierno nacional, que competirá el domingo contra Alicia Kirchner.

Scioli presentó junto con Cristina lo que serán sus políticas para el sector, y como si ya fuera presidente, anunció que el 1° de enero de 2016 entrará en vigor un incremento “del precio promedio percibido en boca de pozo”, un reclamo de los gobernadores para hacer frente a la baja del precio a nivel internacional.

El salón Versalles del hotel Alvear, donde el candidato presidencial firmó ante Cristina su compromiso con el sector petrolero, lucía semivacío. Sólo asistieron los mandatarios de Chubut, Martín Buzzi, presidente de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (Ofephi); de La Pampa, Oscar Jorge; de Neuquén, Jorge Sapag; de Mendoza, Francisco Pérez, y de Río Negro, Alberto Weretilneck. La Presidenta se rodeó de todo su gabinete energético, desde el ministro de Economía, Axel Kicillof; la secretaria de Energía, Mariana Matranga, y el ministro de Planificación, Julio De Vido.

A Cristina la traicionó el inconsciente. “La verdad que hoy es un día muy importante porque nuestro candidato, el candidato del Frente para la Victoria santacruceña?”, dijo apenas comenzó a hablar. Enseguida se dio cuenta y le costó encontrar la salida. “Ay, santacruceña dije, perdón”, sobre Scioli.

Como quien lejos está de pensar en un retiro, la Presidenta se mostró ayer como consejera bastante exigente del gobernador y nuevamente volvió a marcarle el paso sobre cómo debería ser un futuro gobierno sciolista. Fue un poco más allá y le dio sus recomendaciones a la hora de tomar decisiones.

Entre sus recomendaciones, Cristina aconsejó a Scioli buscar alianzas estratégicas con China y Rusia cuando el candidato presidencial del Frente para la Victoria ya dejó trascender que buscará acercarse a los Estados Unidos. “Hay países que son los más importantes del mundo porque aplastan a otros, ese tipo de dominación sobre otros nunca me interesó”, planteó la Presidenta. De paso, le recordó que “la única su-bordinación” que su espacio político reconoce “es la subordinación a la voluntad popular”.

A pesar de que en todo su discurso Cristina le recordó a Scioli los ejes centrales de sus políticas y le remarcó lo que esperaba de él, ambos se mostraron en sintonía. Él le agradeció la recuperación de YPF por parte del Estado y ella lo nombró como el continuador de su proyecto.

Desde la primera fila la escuchaban los empresarios Eduardo Eurnekian y Alejandro Bulgheroni (h.), además de representantes de los sindicatos petroleros, mientras que el presidente de YPF, Miguel Galuccio, compartió el escenario con la Presidenta. Él espera por estas horas la confirmación de Scioli para mantenerse en su cargo.

Después de tantas lecciones, la propia Cristina se dio cuenta del exceso en sus exigencias hacia el gobernador. “Ya parezco la Vieja Vizcacha dando consejos de lo que tienen que hacer, pero no importa”, admitió en versión femenina del personaje del Martín Fierro.

Hacia el final, después de elogiar las medidas que había prometido de antemano Scioli, le recordó que se había olvidado de incluir entre sus compromisos para el sector energético una nueva destilería para Santa Cruz. Lo dijo así: “Daniel, deberías encararlo”. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. eduardo dice:

    Que esta Cristina jamas vuelva.Su gobierno es un mal ejemplo para igualar. Deja muchos caminos oscuros en su gestion administrativa, tanto es asi, que la justicia deberia indagarla e impedirle cualquier cargo public.

Publicidad

OPI Video