Publicado el: 22, Oct, 2015

Para el espionaje ilegal se usan antenas de un predio de Defensa


Para el espionaje ilegal se usan antenas de un predio de Defensa
22/10 – 09:20 – Así lo afirmaron altas fuentes militares. Son dos que están en un terreno de Villa Martelli y manejó la ex SIDE.

Por: Daniel Santoro
Por lo menos, dos de las once antenas que están instaladas en un predio del Ministerio de Defensa ubicado entre Tecnópolis y el Instituto de Investigaciones científicas y técnicas para la Defensa (CITEDE, ex CITEFA) “han sido usadas por la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE) para hacer espionaje político masivo”. Según dos altas fuentes militares consultadas por Clarín, esas antenas (se ven como dos grandes platos como los de DirectTV) permiten interceptar todo tipo de comunicaciones que pasen por el espacio radioeléctrico. Desde llamadas de teléfonos celulares, mails o comunicaciones por radio.

Las antenas son un producto tecnológico propio desarrollado por la Armada con fines militares pero “desde el 2003 fueron transferidas a la ex SIDE y son operadas en secreto por sus agentes”, afirmaron las fuentes. “Desde el 2002 no intervienen ni militares, ni funcionarios de Defensa” en la operación de esas antenas y sus equipos complementarios, destacaron. Estos equipos sirven para almacenar la información capturada.

El predio donde están las antenas es el mismo que denunciaron las diputadas del PRO Patricia Bullrich y Laura Alonso ante la Justicia como uno de los centros de la AFI para realizar espionaje ilegal. Sin embargo, el titular de la AFI, Oscar Parrilli, negó ayer que su organismo esté realizando pinchaduras de teléfonos de jueces, políticos y periodistas en forma ilegal. Dijo que desde que la ex SIDE se convirtió en la AFI, tras la muerte violenta del fiscal de la AMIA Alberto Nisman, las intervenciones de comunicaciones ordenadas por la Justicia las realiza el Departamento de Intercepción de las Comunicaciones (DICOM, ex OJOTA), que depende de la Procuradora General de la Nación, Alejandra Gils Carbó. Sin embargo, Parrilli dijo ayer a radio La Red que “si se pudo haber hecho algo” fue durante la gestión de Antonio Stiuso como director General de Operaciones de la SIDE, entre el 2003 y diciembre del 2014. Precisó que al asumir su cargo encontró un equipo alemán que “sirve para interceptar antenas y pudo haberlo usado para haber escuchado a la presidenta porque (la oficina del ex espía) estaba a 50 metros del despacho presidencial”. Después de la muerte de Nisman, Stiuso viajó a EE.UU. y actualmente la presidenta Cristina Kirchner presiona a Washington para tratar de lograr su extradición.

Precisamente, Stiuso y toda su familia figuran como parte de los “observados”en las planillas presentadas por Bullrich y Alonso. Según las fuentes militares, “Stiuso manejó las antenas hasta el 2014”.

Por una cuestión de jurisdicción la denuncia de las diputadas se dividió en dos. El predio de Villa Martelli quedó denunciado ante el juez federal de San Martín, Emiliano Canicoba Corral. Y el inmueble ubicado en Entre Ríos y San Juan le corresponde al juez federal de la Capital, Sebastián Casanello. Las diputadas alertaron el martes, antes del secreto de sumario, que si se quieren encontrar pruebas debería allanarse los predios en forma inmediata antes de que los “limpien”. Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo al diario Página 12 que en el predio donde están las antenas “no hay ninguna dependencia del Ejército”. Fuentes de CITEDE precisaron a Clarín que el personal científico y técnicos que trabaja en su sede de Villa Martelli “no tiene nada que ver con el predio donde están las antenas”. Para el candidato presidencial del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, la denuncia de las diputadas fue “para correr el eje de la campaña”. Pero las antenas existen y ahora la Justicia deberá determinar para qué se usaron. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video