Publicado el: 28, Oct, 2015

Ahora Timerman solicitó una visa para trasladarse a EE.UU.


Timerman amenazó con expulsar al jefe de la embajada de Estados Unidos
28/10 – 11:30 – Como se le vence su permiso de ingreso diplomático, ayer hizo el trámite para poder ingresar como turista.

Por: Natasha Niebieskikwiat
Son las vueltas de la vida y las contradicciones personales las que encontraron ayer al canciller Héctor Timerman a las puertas de la Embajada de los Estados Unidos. Fue a pedir una visa de turista según pudo confirmar Clarín de altas fuentes, después de que su entrada a la sede diplomática llamara la atención de quienes estaban allí, a la espera.
Sin dudas, la visa como simple ciudadano, de manera tan anticipada, la pidió para viajar después del 10 de diciembre, cuando ya no cuente con su pasaporte oficial.

Por ser quien era, el embajador Noah Mamet lo recibió en su oficina. La reunión entre ambos tuvo carácter privado y entonces, su contenido, no será informado, supo este diario.

Hasta aquí, nada llamaría la atención, más que un notable apuro. Algunas fuentes señalaron que busca hacer visitas médicas preventivas a Estados Unidos, teniendo en cuenta que este año se operó exitosamente de un cáncer de hígado. Pero en su círculo privado dijeron que no es por eso. Que ama Nueva York, donde tienen allí familia, amigos y un departamento, lo que no pudo confirmar Clarín. Timerman ha dicho que quiere escribir, y hacer “periodismo”. Clarín supo que también buscaba la embajada en París, de ganar el sciolismo.

Pero en el canciller de Cristina Kirchner todo llama la atención. En primer lugar, porque a fines de los ‘70 el gobierno estadounidense le concedió la ciudadanía, siendo los Timerman perseguidos de la última dictadura. Allí vivió diez años y nació Jordana, una de sus hijas. Renunció a la ciudadanía cuando asumió como cónsul general en Nueva York del gobierno de Néstor Kirchner. Al asumir la Cancillería a mediados de 2010 se convirtió en uno de los ministros más críticos de la administración de Barack Obama y del sistema estadounidense. Lo responsabilizó reiteradamente por las torturas aplicadas por las dictaduras latinoamericanas y por el narcotráfico en México.

Cada vez, que había una controversia bilateral, de tipo comercial, el Canciller elaboraba comunicados, en persona, con alusiones ideológicas que culpaban a Estados Unidos de ejercer opresión sobre los países más débiles, tal el caso de los fondos buitres. Después abrazó con pasión la teoría de su jefa de una presunta conspiración estadounidense e israelí ante la denuncia y la muerte del fiscal Alberto Nisman, y todo el caso Irán-AMIA.

Pero sin dudas, el episodio más conflictivo tuvo lugar en febrero de 2011 cuando, en persona, encabezó un operativo en el aeropuerto de Ezeiza en el que se incautó material militar de un avión de la Fuerza Aérea estadounidense que había llegado a Argentina invitado por el Gobierno para dictar un curso sobre seguridad. Como la entonces jefa de Prensa de la Embajada de EE.UU. dijo que no tenía la clave de un candado de la carga, Timerman dispuso que “la Aduana lo cortara con un alicate”. Fue uno de los momentos de mayor tensión entre el kirchnerismo y Washington. (Clarín)

Dejar un comentario



Mostrando 2 Comentarios
Publica tu comentario
  1. capipe dice:

    Este es uno de los que no se le debe permitir salir del país después del 10/12, tiene varias cosas que aclarar….

  2. Mandrake dice:

    DIGAMOS QUE UN HIPOCRITA IMPORTANTE…, AUNQUE LA REINA MADRE NO PODRA TIRARLE DE LAS OREJAS (AUNQUE LAS TENGA GRANDES), YA QUE SIENDO TAN ADMIRADORA DE CHAVES Y CASTRO, A LA NENA, LA MANDO A ESTUDIAR CINE A EEUU…, ESTO DEMUESTRA, LO FALSOS QUE SON, Y QUIENES LOS VOTAN, LO IDIOTA UTILES QUE SON…

Publicidad

OPI Video