Publicado el: 29, Oct, 2015

Cristina retiró el pliego de Carlés y propuso dos nombres para la Corte


Cristina retiró el pliego de Carlés y propuso dos nombres para la Corte
29/10 – 10:00 – La Presidenta postuló a Eugenio Sarrabayrouse y Domingo Sesín como reemplazos de Zaffaroni y Fayt.

Por: Gustavo Ybarra
En un giro inesperado y a tan sólo cuatro días de las elecciones que abrieron un serio interrogante sobre la continuidad del Frente para la Victoria en el poder, Cristina Kirchner decidió retirar del Senado el pliego que postulaba a Roberto Carlés como juez de la Corte Suprema y poner en marcha el proceso de nominación de dos nuevos candidatos para el máximo tribunal de justicia del país.

Se trata de Eugenio Sarrabayrouse y Domingo Sesín. El primero es vocal de la Cámara de Casación Penal de la Capital Federal, mientras que el segundo es especialista en derecho administrativo y preside el Superior Tribunal de Justicia de Córdoba. Los nombres fueron publicados en varios diarios de circulación nacional en una solicitada que pone en marcha el proceso de selección de jueces para la Corte del decreto 222 de 2003.

Fuentes parlamentarias aseguraron que la movida de la Casa Rosada comenzó a gestarse el lunes. Por lo menos, ese día fue contactado uno de los dos nuevos postulantes.

La decisión presidencial se presta a especulaciones sobre las causas que motivan esta jugada, en particular si tienen vinculación con alguna negociación política destinada a incidir en el ballottage que el candidato oficialista, Daniel Scioli, deberá afrontar contra Mauricio Macri el próximo 22 de noviembre.

El proceso también tiene un claro viso de desprolijidad, desde el momento en que la Presidenta envía dos candidatos para ocupar cargos en un tribunal que, en este momento, sólo cuenta con una vacante por la renuncia, en enero, del penalista Raúl Zaffaroni.

La segunda vacante que pretendería ocupar el Poder Ejecutivo es la de Carlos Fayt. Pero el nonagenario juez posdató su renuncia al 11 de diciembre próximo, es decir, el día después de que Cristina Kirchner deje el gobierno. Esto generará un debate sobre si la vacante ya existe y si la jefa del Estado tiene facultad para nombrar a su sucesor.

El pliego de Carlés tiene dictamen de la Comisión de Acuerdos del Senado desde abril último, pero quedó empantanado ante la imposibilidad del oficialismo de conseguir el voto de los dos tercios de los presentes que la Constitución exige para designar a un juez de la Corte Suprema. Más allá de las cualidades del candidato, que fue cuestionado por su falta de experiencia para ejercer tan alto sitial, el postulante sucumbió víctima de un acuerdo sellado por toda la oposición de la Cámara alta para no ocupar la vacante dejada por Zaffaroni hasta que no asumiera, en diciembre, un nuevo gobierno.

Los nuevos postulantes son profesionales de larga trayectoria En el caso de los nuevos postulantes, se trata de profesionales con larga trayectoria en el ejercicio de la magistratura y que cuentan con el respeto de sus colegas.

Sesín tiene 61 años y es miembro del Superior Tribunal de Justicia de Córdoba desde 1995, cuando fue nominado para ese cargo por el entonces gobernador de la provincia, el radical Ramón Mestre. A los 32 años ya había sido propuesto para camarista por otro gobernador radical, Eduardo César Angeloz.

Especialista en derecho administrativo, ocupa la presidencia del tribunal, cargo que ejerció en otras oportunidades; se doctoró en Roma, y es profesor de derecho administrativo de la Universidad Nacional de Córdoba.

Un dato llamativo de Sesín: es hermano de Esther “la Turca” Sesín, la mujer a la que Adolfo Rodríguez Saá acusó de cómplice en el secuestro y vejación que sufrió en 1993. Si bien podría leerse su nominación como una moneda de cambio para seducir al gobernador José Manuel de la Sota de cara al ballottage, no se le conocen a Sesín militancia política alguna ni alineamiento con el ex precandidato presidencial de UNA.

Sarrabayrouse, en tanto, tiene 49 años y antes de convertirse en camarista de Casación porteño ocupó el Tribunal de Juicio en los Criminal en Río Grande, Tierra del Fuego. Se doctoró en la UBA en derecho económico penal y también estudió en Alemania. En la actualidad, enseña en la Universidad de Palermo y en la de Ciencias Empresariales y Sociales. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. eduardo dice:

    No le hagan mas caso a Cristina, que cree saberlo todo,y propone propone, y cada vez que elige a alguien Para algun cargo ya vemos como les va a los elegidos y a nosotros. Basta de cristina, dejen que se vaya a su casa, hasta que la justicia algun dia la llame a declarar, que hay mucho que aclarar.

Publicidad

OPI Video