Publicado el: 24, Nov, 2015

Turquía derribó un avión ruso en Siria por violar su espacio aéreo


Turquía derribó un avión ruso en Siria por violar su espacio aéreo
24/11 – 10:00 – El Su-24 fue abatido por las fuerzas de seguridad turcas; Rusia dice que jamás entró a espacio prohibido.

Desde hace meses, una coalición internacional lleva adelante bombardeos en Siria para terminar con la guerra instalada en el territorio y que tiene a Estado Islámico como protagonista. Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia forman parte de este grupo de países que intentan terminar con el grupo extremista, que desató una ola de ataques a Occidente con el foco puesto en París.

Hoy, en este marco, Turquía derribó un avión militar ruso que, según Ankara, había violado su espacio aéreo cerca de su frontera con Siria, una afirmación desmentida por Moscú. “Un avión ruso Su-24 fue derribado de acuerdo con las reglas de combate después de haber violado el espacio aéreo turco, pese a las advertencias”, informaron fuentes de la presidencia turca.

El ministerio ruso de Defensa admitió que el avión de combate Su-24 pertenece a su ejército, pero aseguró que “se hallaba exclusivamente en el espacio aéreo sirio”.

“Hoy, en territorio sirio, se estrelló un avión Su-24 perteneciente a la fuerza aérea rusa desplegada en Siria a causa de disparos presuntamente procedentes de tierra”, indicó en un comunicado.

El ministerio añade que el aparato “se hallaba exclusivamente en el espacio aéreo sirio” y volaba a una altura de 6.000 metros cuando fue derribado. La suerte que corrieron los dos pilotos a bordo “está por determinar”, pero “según las primeras informaciones lograron eyectarse”, se precisa en el comunicado.

Según la cadena turca CNN-Turk, uno de los dos pilotos fue capturado por los rebeldes sirios turcomanos que combaten al régimen de Bashar Al-Assad en las montañas de la frontera turca, frente a la provincia de Hatay (sur de Turquía).

El primer ministro turco Ahmed Davutoglu se entrevistó con su jefe de Estado mayor, general Hulusi Akar, y su ministro de Exteriores, Feridun Sinirlioglu, y decidió llevar ante la OTAN, de la que es miembro, y ante la ONU el incidente.

“El ministerio de Relaciones Exteriores llevará a cabo las iniciativas necesarias ante la OTAN y la ONU, a nivel de los países concernidos, siguiendo instrucciones del primer ministro”, informó en un comunicado.

Desde el inicio de la intervención militar rusa para apoyar al régimen de Al-Assad, a fines de septiembre, los incidentes fronterizos se multiplicaron entre Ankara y Moscú.

Investigan qué paso

Helicópteros rusos comenzaron a sobrevolar el norte de Siria, fronteriza con Turquía, donde se precipitó el bombardero derribado por un caza F-16 turco, según la ONG siria Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

En un comunicado, la ONG aseguró que los helicópteros sobrevuelan el área de Yabal al Turkoman, vecina a la zona turca de Iskenderún, donde según su relato, se vio saltar a los tripulantes en paracaídas.

“El avión volaba a 6.000 metros de altitud. Se está precisando la suerte que corrieron los pilotos, que según datos preliminares, lograron abandonar el aparato”, declaró el Ministerio de Defensa.

Moscú mantiene que el avión permaneció “todo el tiempo sobre el territorio de Siria”, donde Rusia ofrece apoyo aéreo al régimen de Bashar Al-Assad, mientras que Ankara afirma que el Su-24 fue derribado porque violó su espacio aéreo y no hizo caso a diversas advertencias turcas. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video