Publicado el: 30, Nov, 2015

Juicio por Once: la sentencia se conocería poco antes de Navidad


Once: citan a indagatoria a otros ex secretarios de transporte y ex funcionarios del área
30/11 – 09:40 – Se estima que el Tribunal Federal Oral N° 2 emitirá su veredicto entre el 21 y el 23 de diciembre; los familiares de las 51 víctimas son optimistas; ex funcionarios kirchneristas y empresarios, en la mira.

Por: Mauricio Giambartolomei
Poco a poco fueron quedando atrás las distintas etapas del juicio por la tragedia de Once. La presentación de los imputados -eran 29 y uno murió durante el proceso-, los desgarradores recuerdos de los sobrevivientes, el lento peregrinaje de 216 testigos, el interminable relato de los peritos técnicos y contables, los argumento de las querellas, los alegatos del fiscal y de los defensores de los acusados. El último de ellos se desarrollará hoy y será el paso anterior a la sentencia, que será notificada poco antes de Navidad.

Mañana, el casillero anterior al de salida lo ocuparán las réplicas de los alegatos, a las que tendrán derecho todas las partes.

Los ex funcionarios kirchneristas Ricardo Jaime y Juan Pablo Schiavi; el motorman Marcos Córdoba; los hermanos Claudio y Mario Cirigliano -ex concesionarios el Ferrocarril Sarmiento-, y otros 23 imputados por el accidente conocerán la resolución del Tribunal Oral Federal N° 2 durante los días previos a la Navidad, entre el 21 y el 23 de diciembre, según las fuentes consultadas por LA NACION.

Hoy finalizarán sus alegatos los abogados Claudio Lamela y Jorge Sandro, defensores del ex secretario de Transporte Schiavi, y mañana será el turno de las réplicas, instancia que debería avanzar con mayor agilidad que las anteriores. Luego, los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Tassara y Jorge Gorini tendrán algunas semanas para analizar lo expuesto en 134 audiencias y tomar una decisión sobre las responsabilidades relacionadas con el choque ocurrido en la terminal de Once el 22 de febrero de 2012.

Los familiares de las 51 víctimas y los 789 heridos esperan confiados el veredicto del tribunal. Ha sido un proceso largo y espinoso para ellos y los sobrevivientes, que en muchos casos siguieron de cerca el desarrollo del juicio, aunque con una participación que fue menguando a medida que transcurría. Los acusados y sus familias también sintieron el desgaste de los 21 meses que lleva el proceso. Varios de los imputados sufrieron problemas de salud y uno de ellos, Antonio Luna (ex subsecretario de Transporte Ferroviario), murió en mayo de este año.

Pedidos de pena

Además de los ya mencionados, el resto de los imputados son Laura Ballesteros, Jorge Álvarez, Carlos Pont Verges, Víctor Astrella, Carlos Lluch, Carlo Ferrari, Jorge de los Reyes, Francisco Pafumi, Antonio Suárez, Guillermo D’Abegnino, Oscar Gariboglio, Alejandro Lopardo, José Doce Portas, Marcelo Calderón, Miguel Werba, Sergio Tempone, Daniel Lodola, Luis Ninoná, Pedro Ranieri, Daniel Rubio, Roque Cirigliano, Pedro Ochoa Romero y Antonio Sícaro; los dos últimos fueron interventores en la Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT). Qué sentencia le corresponderá a cada uno de ellos es una incógnita.

Las cuatro querellas, representantes de los damnificados, tuvieron razonamientos enfrentados para solicitar penas. La uno y la dos, a cargo de Jesús García y Javier Moral, responsabilizaron solamente al motorman y pidieron para él 22 años de prisión. Ambas también coincidieron en solicitar la absolución del resto de los procesados.

Por su parte, la querella número tres, a cargo de Leonardo Menghini (tío de Lucas Menghini, uno de los fallecidos), pidió 15 años de cárcel para Jaime y Schiavi, y entre 10 y 18 años para el resto de los imputados, excepto Córdoba. Una postura similar, pero con penas menos severas, tomó la cuarta querella, representada por Patricia Anzoátegui.

El pedido del fiscal, Fernando Arrigo, se ubicó entre ambas posiciones. El funcionario justificó al mínimo detalle sus alegatos para acusar a todos los imputados de defraudación y estrago. Arrigo requirió 11 años de prisión para Jaime, diez años y diez meses para Schiavi y Claudio Cirigliano y diez años y medio para Mario Cirigliano. Para Córdoba, en tanto, reclamó una pena de tres años y ocho meses de prisión. Para los demás imputados, pidió entre cinco y 11 años de cárcel.

Argumento de las defensas

Al comienzo de su alegato, que concluirá hoy, los defensores de Schiavi apuntaron contra el fiscal, Menghini y Anzoátegui por exigir penas elevadas. Además, indicaron que las acusaciones y todo el juicio se basaron en dos afirmaciones que consideraron falsas: que el tren chapa 16 no pudo frenar por fallas mecánicas y que el ex secretario debía haber hecho algo para evitar el accidente.

En una exposición breve, la defensa de Jaime pidió la absolución del ex funcionario y la nulidad de los alegatos de las querellas tres y cuatro, además de la del fiscal Arrigo.

Los abogados de los ex integrantes de la CNRT cargaron la culpa sobre el motorman Córdoba, al igual que los defensores de los hermanos Cirigliano, quienes consideraron las penas solicitadas irreflexivas y excesivas.

Por su parte, Valeria Corbacho, la abogada del maquinista acusado, apuntó al deterioro que sufrió el sistema ferroviario durante los años previos al fatal accidente. También criticó a la concesionaria Trenes de Buenos Aires (TBA) y puso en escena a Leonardo Andrada, el maquinista que le entregó el tren a su defendido y que murió asesinado meses después del choque. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video