Publicado el: 2, Dic, 2015

Con jueces como estos, jamás soñemos con tener un país justo y seguro


La Corte Suprema de Justicia - Foto:
02/12 – 10:00 – Tal como publicó el diario Clarín, jueces garantistas de los asesinos, liberaron a uno de los criminales más peligrosos del país. En medio de la necesidad crucial que tiene la Argentina, de proveer de justicia y seguridad a la sociedad, hay jueces aún, que en virtud de la extensa interpretación que tienen las leyes y haciendo honor a la amplitud de penas que prevé para los delincuentes de alta peligrosidad, siempre elijen la menor, con lo cual un asesino como éste puede estar entre nosotros, porque a alguien se le ocurrió que es un buen tipo.

César Humberto Ghirarte, quien mató a cuatro personas entre 1996 y 2008. Recuperó su libertad a pesar de que en 2010 lo habían condenado a perpetua, asi lo expresa una nota del diario Clarín.

A sus 45 años, César Humberto Ghirarte es un asesino prolífico. Entre 1996 y 2008 mató a cuatro personas y, a pesar de que en 2010 fue condenado a prisión perpetua, hace poco más de una semana recuperó su libertad.

Ghirardi tiene un motivo para sentirse orgulloso: ocupa el tercer puesto en el podio de los homicidas argentinos. Sólo lo superan Robledo Puch (el Ángel de la Muerte), condenado en 1980 por 11 crímenes, y Luis Fernando Iribarren, (el masacrador de San Andrés de Giles), condenado por matar a cinco miembros de su familia.

La sangrienta carrera de Ghirardi comenzó a escribirse el 21 de noviembre de 1996. Ese día, durante un asalto en Ramos Mejía, mató a sus dos primeras víctimas: Fabián Brain y Fernando Diácono.

En 1999, mientras estaba alojado en la cárcel de Florencio Varela a disposición de la Justicia por ese doble crimen, Ghirardi mató a otro interno, Sotelo Gavilán, durante una pelea en el pabellón en el que estaban alojados.

Recién en 2002 llegó la primera condena. Un tribunal de La Matanza lo sentenció a 20 años de cárcel por los asesinatos de Brain y Diácono. Pero cinco años después, la Sala III de la Cámara de Casación Penal bonaerense le redujo la pena a 18 años, señala el diario.

Masacre de San Andrés de Giles: Luis Fernando Iribarren mató a sus padres y dos hermanos en 1985 y enterró sus cuerpos en el campo. Diez años después mató a su tía y confesó las otras muertes.

Luego, por el crimen de Sotelo Gavilán, recibió una pena de 15 años de cárcel, pero -otra vez- la Sala III de la Cámara de Casación provincial la bajó a 14 años.

El 27 de mayo de 2008, la Justicia consideró que había cumplido con las condenas a 18 y 14 años de cárcel que le habían dado por los asesinatos de Brain, Diácono y Sotelo Gavilán y lo dejó en libertad.

Apenas seis días después, Ghirardi asesinó al custodio Sergio Conti. Lo baleó en Tigre, cuando intentó robarle los 86 mil pesos que trasladaba para pagar los sueldos de una empresa de seguridad privada. Por su cuarto homicidio, en 2010 fue condenado a prisión perpetua, indica Clarín

Ahora, el juez de ejecución de San Isidro Antonio David lo dejó en libertad basándose en un fallo de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, que aceptó el pedido del imputado para que la condena a perpetua de 2010 se unificara con las sentencias anteriores de 18 y 14 años.

Así, tras la unificación de las condenas, el juez David realizó un nuevo cómputo de la pena y determinó que por la aplicación de la ley del dos por uno (vigente cuando cometió los tres primeros crímenes) Ghirardi había cumplido 31 años y 11 meses.

Y colorín colorado…

Argentina está atravesada por la criminalidad, el narcotráfico, la trata de personas y los valores de la inseguridad preocupan más que la propia economía, al concierto de la sociedad; sin embargo, serán en vano los esfuerzos de cualquier gobierno, aparato de seguridad y prevención del delito, si sigue habiendo jueces que a un cuádruple criminal, un asesino serial o a un masacrador de familias, además reincidentes, les aplica la reducción de penas como si bastara una disculpa de estas bestias ante “Su Señoría” o como si se tratara de recurrir una multa, donde el juez de faltas puede cobrarte la totalidad de la deuda, reducirte el monto porque uno le cae bien o enviarte a hacer trabajos comunitarios para compensar.

De la misma manera, los casos que hemos extractado de Clarín, muestran a una justicia cuyo norte es la garantía de chorros, violadores y asesinos, en tanto el laburante, el hombre común, los trabajadores, deben convivir con la pena de muerte que estos mismos jueces, le dictan a una sociedad indefensa, dejando a estas lacras en libertad, para que nos maten a gusto y placer. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 10 Comentarios
Publica tu comentario
  1. Pablo Biotti dice:

    Los “garantistas” no hacen estas cosas GRATIS

    Si se investigara el patrimonio de los jueces, se descubriría la verdadera razón de su declamado garantismo

    Hay que quitarle la custodia a estos jueces y sus familias para que entiendan lo que es vivir como los ciudadanos

  2. ALEJANDRO dice:

    No comparto la ideologia de la nota, lo digo con el respeto que me merece el redactor. No es culpa se los jueces que los presos salgan en libertad algún día, sino de la Ley Fundamental que siempre invocamos cuando nos conviene, la Constitución. Seguramente esta persona cumplio el plazo de pena que le correspondia y tuvo informes psicoligicos favorables. A ningún juez le simpatiza dejar libre a este tipo de condenados. Es la Ley fundamental, la Constitución la que establece que la carcel es para rehabilitación y NO PARA CASTIGO de las personas, por eso una pena perpetua, para toda la vida, violaría la Constitución y los tratados internacionales de derechos humanos. En Estados Unidos existe la pena perpetua y a muerte porque para la ley de ellos la cárcel es para castigo, no para rehabilitación. Además Estados Unidos e Israel son los únicos paises de la ONU que no suscribieron ningún tratado de Derechos Humanos, precisamente porque son de los países que mas violan estos derechos. Costó mucho dolor para que Argentina se convierta en ejemplo de respeto por los derechos humanos y hay que cuidar eso. Los jueces aplican la Ley. Si queremos pedirle que no lo hagan estamos en problemas porque para eso están. En todo caso quien pretenda que la carcel sea para castigo (generalmente de los mas humildes) que reforme la Constitución. Claro, en ese caso dejaríamos de ser un país respetuoso de los derechos humanos de TODOS los argentinos, incluso de los delincuentes. Seriamos otra cosa. Hay que decidir que tipo de país queremos.

    • admin dice:

      Alejandro: es probable que lo que Ud dice sea verdad, pero en todo caso hay una culpa coparticipable de parte de los legisladores, muchos de los cuales no saben ni para qué están sentado en el Congreso y con jueces que lleguen con honores, no por acomodo y evadiendo todo proceso de selección, como ocurre en gran parte de la Argentina, hoy. Saludos.

    • los derechos humanos son los que usaron estos chorros terroristas que nos gobernaron 12 años proclamando los derechos humanos y ellos cometiendo delitos de corrupcion asesinatos venganza contra la dictadura militarles aplican a todos los que no piensan como ellos. pero a ellos derechos humanos tendria que pedirle cuentas de los asesinatos de gente inocentes corrupcion y dejando ewl pais hundido lleno de drogas y delincuentes .-

  3. Naty dice:

    Como siempre Ud copia e incurre en los mismos errores que Clarín. Un juez y muchos menos de ejecución tiene casi nulo marco discrecional. No le queda otra que aplicar la ley que los legisladores sanciona. Por que en vez de copiar no se dedica a investigar, pida el fallo, lea el fundamento del juez, averigüe que ley aplico y quienes fueron los legisladores que la votaron. O si no paguele a alguien que haga ese trabajo pero no copie sin saber que esta copiando y encima emite opinión eso se hace en una charla de café. Y no soy del gremio sino una simple abogada que estudio para saber de lo que habla.

    • admin dice:

      Naty, no se si serás abogada, pero en ver de ser coporativista y atacar la opinión, ponete a pensar que por culpa de jueces que flaquean a la hora de aplicar penas, estamos condenados. Algún día vendrá que cada juez deba responder por sus fallos y las consecuencias que estos ocasionan a la sociedad. Ese día, las interpretaciones serán más lógicas. Hoy son lamentables. Saludos.

  4. Naty dice:

    La seguridad debe ser garantizada por el PE. Las leyes las sancionan los legisladores. Los jueces no pueden dictar sentencia si no están basados en la ley. Cuando no aplican o aplican mal la ley, el fiscal debe apelar ese fallo a una instancia superior. Por ej un recurso de apelación, casasion, o por arbitrariedad de sentencia. Los fiscales no integran el poder judicial sino que son un Ministerio Público autónomo (excepto en Santa Cruz). Siempre le digo que las noticias judiciales en que usted emite son pésimas a no ser que sea un tribunero siga asi

  5. Naty dice:

    No se trata de ser corporativa sino de aplicar la ley. Un error en que incurren los medios y los opinologos, es hablar sobre la condena, la pena. Nuestra Constitución dice la cárcel no debe ser un castigo, sino que tiene un fin resocializador, ergo no puedo hablar de “penas mas duras..o que este preso hasta que muera…”. Debe reformar la consritucion si su ideologia es pena: Castigo. Evidentemente muchos que salen de la cárcel cometen delitos otra vez dado que no hay rehabilitación resocialización. Quien es responsable de esto? Los jueces o el poder ejecutivo?

    • admin dice:

      Naty: TODOS ELLOS, los que hacen las leyes, los que la aplican y los que las deben hacer cumplir. La sociedad es rehén de estos incapaces y a veces inmorales. saludos

  6. verdadero dice:

    COINCIDO TOTALMENTE Y CREO QUE EL TEMA ES MÁS GAVE AÚN. ESTE ES UN CASO INDIVIDUAL Y MUY PELIGROSO. PERO PARA LA POBLACIÓN PODRÍA TOMAR COMO INICIO LA DESIDIA E IGNORANCIA DE LOS DELITOS CUANDO LOS LEGISLADORES APROBARON LOS SUPERPODERES A MENEM EN CONTRA DE LO QUE DICTA LA CONSTITUCIÓN Y NO LOS ACUSARON DE INFAMES TRAIDORES A LA PATRIA. Y A PARTIR DE AHÍ LA DEGRADACIÓN FUE TOMANDO FORMAS DE DESAPRENSIÓN, COIMAS, PECULADO, OBEDIENCIA DEBIDA O CUALQUIERA OTRA DE LAS FORMAS DE DESAPARICIÓN DE UN PODER DE LA NACIÓN. Y ESTA JUSTICIA, DONDE HOY CON 5 LUCAS LOS NUMERARIOS TE ESCONDEN UN EXPEDIENTE, DESDE AHÍ HACIA LA CABEZA ESTÁ TODO ENFERMO O MUERTO. Y SON LOS RESPONSABLES DE LA DESAPARICIÓN DE LA REPÚBLICA, SIN NINGUNA DUDA.

Publicidad

OPI Video