Publicado el: 2, Dic, 2015

Cristina negoció: Echegaray a la AGN y Recalde en Diputados


El titular de la AFIP, Ricardo Echegaray - Foto: Clarín
02/12 – 08:40 – Tras almorzar con los gobernadores del PJ hubo acuerdo para esos puestos clave: ni ultras K ni pejotitas puros.

De a momentos fue más una pulseada que un almuerzo cordial, pero después de tres horas la sensación de consenso reinó en la Casa Rosada. La Presidenta se despidió de los gobernadores con los que mantuvo una relación distante en el último período. A días de finalizar su gestión, los recibió ayer al mediodía para almorzar en la Casa Rosada pero el dulce lo había servido antes en el boletín oficial: el decreto que les otorga a las provincias 125.000 millones de pesos (ver pág. 3). Tras ese regalito final, Cristina Kirchner logró consenso para sus segundas opciones en dos cargos clave: Ricardo Echegaray irá a la Auditoría General de la Nación (AGN) y Héctor Recalde presidirá el bloque de diputados del FpV.

Ensalada caprese, lomo con vegetales y frutas fileteadas con helado fue el menú con el que la Presidenta recibió a las 12.53 a gobernadores electos y salientes. Estuvieron Lucía Corpacci (Catamarca), Jorge Capitanich y Domingo Peppo (Chaco), Gildo Insfrán (Formosa), Juan Manzur (Tucumán), Oscar Jorge (La Pampa), Luis Beder Herrera (La Rioja), Maurice Closs (Misiones), Eduardo Fellner (Jujuy), Sergio Urribarri (Entre Ríos), Daniel Scioli (Buenos Aires), José Luis Gioja y Sergio Uñac (San Juan), Martín Buzzi (Chubut), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Francisco Pérez (Mendoza).
Juan Manuel Urtubey (Salta) y Daniel Peralta (Santa Cruz), distanciados del kirchnerismo, pegaron el faltazo.

Sin una foto oficial del encuentro, la mandataria se despidió de los gobernadores con un encuentro de casi tres horas en el comedor presidencial de la Casa Rosada.
La Presidenta no dejó de lado una estrategia conocida: sus propuestas originales eran Aníbal Fernández para la AGN y la continuidad de Juliana Di Tullio a cargo del bloque. Ante el rechazo generalizado del peronismo territorial, que impulsaba mayoritariamente a Eduardo Fellner y José Luis Gioja para esos puestos, Cristina pensó en Echegaray y Recalde, que fueron mejor digeridos por los gobernadores.

En un momento de tensión, donde no se lograba consenso, el ex jefe de gabinete Jorge Capitanich intervino: “La señora Presidenta se ha expresado y no tenemos otra cosa que hacer que prestar nuestro apoyo”.
“Se acordó con la Presidenta que vaya a la AGN Echegaray” confirmó cerca de las 16 el gobernador Pérez al salir por la explanada de la Casa Rosada.

Los mismos gobernadores informaron a su tropa legislativa que había consenso para que Recalde presidiese el bloque, dejando atrás las aspiraciones de Gioja y del salteño Pablo Koziner y el formoseño Juan Carlos Díaz Roig, que figuraban como alternativas. El sanjuanino podría finalmente recalar en la vicepresidencia 1° de la Cámara baja. Para el Senado, primó el consenso de mantener a Miguel Ángel Pichetto al frente del bloque.

Antes de finalizar el encuentro, un gobernador consideró que había que hacer “meaculpa y revisar los errores propios”, tras la derrota electoral. La Presidenta fue enfática: “Es verdad, hay muchos que tienen que revisar en qué se equivocaron”, dijo sin incluirse.
Dejó en claro, al igual que en sus encuentros en Olivos con diputados y senadores, que no buscará conducir el PJ ni ejercer ningún cargo.

Los gobernadores se retiraron después de las 15.30 con la sensación de que Cristina tuvo la última palabra. “La patrona sigue mandando” dijo resignado un gobernador histórico. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video