Publicado el: 9, Dic, 2015

Se entregó Meiszner, mano derecha de Aníbal Fernández en Quilmes


Se entregó Meiszner, mano derecha de Aníbal Fernández en Quilmes
09/12 – 11:00 – El ex dirigente de la AFA y la Conmebol se presentó en el Juzgado Federal de Quilmes con su abogado. La fiscal Loretta Lynch le propondrá que diga nombres para bajar su pena.

José Luis Meizner, ex secretario general de la Conmebol, se entregó este miércoles ante el juez federal Luis Armella, en los tribunales de Quilmes. El ex dirigente, cercano a Aníbal Fernández y acusado en el marco del escándalo de la FIFA, se presentó junto a su abogado Omar Daer.

Meiszner, quien en febrero cumplirá 70 años, buscará la excarcelación o, en su defecto, la prisión domiciliaria, tal como lo adelantó Daer. El dirigente está implicado por pago de sobornos en la adjudicación de derechos de TV de torneos mundiales y continentales.

La influencia del ex presdiente de Quilmes en contratos televisivos también extuvo presente en el Fútbol Para Todos, en el cual se desempeñó como el nexo entre el Gobierno nacional y la AFA, presidida entonces por Julio Humberto Grondona, con quien también tenía una estrecha relación.

Claro que la relación de Meiszner con Fernández antecede al Fútbol Para Todos. En el tiempo en el cual Meiszner presidía el club y el actual Jefe de Gabinete era intendente de Quilmes, este último colaboró en la construcción del estadio (llamado José Luis Meiszner) con Aportes del Tesoro de la Nación (ATN). Hoy el presidente de Quilmes es Andrés Meiszner, hijo, ante la licencia del propio Aníbal en el cargo.

Además, el vínculo entre ambos llega a lo profesional ambos comparten un estudio jurídico en la esquina de Matienzo y Pringles, en la localidad de Zona Sur.

El viernes la justicia argentina había recibido los pedidos de extradición sobre Meiszner y su antecesor, Eduardo Deluca. En la acusación sobre ambos resultaron decisivas las declaraciones de Alejandro Burzaco, el ex CEO de Torneos y Competencias que tiene prisón domiciliaria y que en septiembre incriminó a varios dirigentes. El propio Meiszner tiene la posibilidad de seguir los pasos de Burzaco: esta será la oferta que le hará la fiscal Loretta Lynch para que pueda reducir la pena.

Por su parte, Deluca también solicitó la prisión domiciliaria mediante un escrito presentado al juez Daniel Rafecas. El también ex secretario general de la Conmebol también hace hincapié en su edad para pedir este beneficio: tiene 75 años. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video