Publicado el: 18, Dic, 2015

Ciccone: el fiscal pidió más datos antes de enviar a Boudou a juicio


Boudou: "Hoy van a saber lo que pasó"
18/12 – 11:00 – Quiere que el juez Lijo defina la situación del yerno de Ciccone para cerrar la instrucción por negocios incompatibles.

Por: Nicolás Wiñaski
Amado Boudou, como vicepresidente de Cristina Kirchner, quedó en la historia de la política nacional: fue el primer titular del Senado en ejercicio de su cargo, el segundo en la línea de sucesión presidencial, en ser procesado por dos delitos de corrupción. Boudou sumará en el corto plazo un nuevo infortunio judicial, que también le da una identidad única, si se tiene en cuenta que transcurrió solo una semana desde que Mauricio Macri asumió la Presidencia: a poco de iniciada esta nueva era política, Boudou será el primer ex funcionario K que irá a juicio oral en una causa de corrupción.

El fiscal del caso Ciccone, Jorge Di Lello, acaba de firmar la elevación a juicio oral de parte de esa causa. El juez de la causa, Ariel Lijo, ya había tomado esa medida, y faltaba ahora que ésta sea avalada por el fiscal de la instrucción.

Clarín pudo saber, en base a fuentes judiciales, que Di Lello aceptó parte del pedido de Lijo: Boudou igualmente irá a juicio oral por la causa Ciccone, aunque con un matiz respecto a lo que había dictaminado Lijo.

El fiscal coincidió con el juez en que el ex vice debe enfrentar el juicio oral por la causa Ciccone por el delito de cohecho, una vez que resuelva la situación procesal de otro de los protagonistas del caso, Guilermo Reinwick, a quien la Cámara Federal le había dictado la falta de mérito, algo que además fue ratificado por la Casación Federal.

El dictamen que emitió ayer Di Lello dice sobre Boudou, su socio, José María Núñez Carmona; el acusado de ser testaferro del vice, Alejandro Vandenbroele, y el fundador de Ciccone Calcográfica, Nicolás Ciccone, “estaría completa la instrucción” en lo que respecta al delito de cohecho. Pero solicita al juez que resuelva respecto a Reinwick, algo que el magistrado por supuesto hará porque así lo disponen las normas jurídicas.

Es decir, Boudou terminará yendo a juicio oral una vez que se les corra vista a las partes sobre las novedades del caso.

Di Lello, eso sí, le pidió a Lijo que tome más medidas en lo que respecta a la parte de la instrucción por la que Boudou fue también procesado, por el delito de negociaciones incompatibles con la función pública en la misma trama. Para el fiscal, esa variable de la investigación, que Lijo sostuvo que está terminada y lista para elevar a juicio, debe revisarse.

Además, Di Lello le solicitó a Lijo que avance en distintas medidas, como el estado de situación procesal de otro de los imputados, Ricardo Echegaray. E insistió en que Lijo profundice la pesquisa sobre quiénes fueron los verdaderos aportantes económicos que impulsaron que la sociedad The Old Fund se adueñe en el 2010 de la mayoría del paquete accionaria de Ciccone Calcográfica.

Más allá del matiz que presentó Di Lello frente al pedido del juez Lijo, Boudou irá a juicio oral por el caso Ciccone. El miércoles, el magistrado le había prohibido salir del país. El ex vice quería irse a México, país natal de su nueva novia. Pero no pudo. Ayer, el juez Oyarbide también le cerró las fronteras a Boudou, a quien indagó el martes por una la supuesta recepción indebida de dádivas. Las nubes se cierran sobre él. (Clarín)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video