Publicado el: 22, Dic, 2015

Consiguió Moyano un plus salarial de $ 5200


Hugo Moyano: "No vamos a firmar ningún acuerdo salarial que no tenga un tres adelante" - Foto: OPI Santa Cruz/Francisco Muñoz
22/12 – 10:00 – El beneficio será para los camioneros; otros sectores piden un bono.

Como en los últimos años, Hugo Moyano cerró ayer un plus salarial de fin de año para sus afiliados del sindicato de camioneros. El beneficio será de 5200 a 12.000 pesos, según la categoría, y se acordó con la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) tras una reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación.
Desde 2009 que el gremio de Moyano acuerda un plus salarial a fin de año. A veces suele ser como un premio a la productividad, pero otras, como ahora, fue a modo de compensación por la inflación.

El trato salarial de Moyano se concretó a los pocos días de que el Gobierno desestimó afrontar un gasto adicional por un bono de fin de año para los empleados estatales.

Ante el rechazo oficial, se movilizarán esta tarde a la Plaza de Mayo la CTA Autónoma, que encabeza Pablo Micheli; el gremio estatal de ATE, y diferentes agrupaciones sociales y vinculadas a la izquierda. Exigirán el pago de $ 5000 a estatales, jubilados y beneficiarios de asignaciones.

El presidente Mauricio Macri volvió ayer a descartar la posibilidad de otorgar un bono y dijo que su gobierno homologará los acuerdos entre privados, como el que sellaron Moyano y las autoridades de la Fadeeac.

El jefe de la CGT oficial, Antonio Caló, reclamó un interlocutor en el Gobierno. “El asunto es que el Gobierno nos reciba, nos escuche, y después en la mesa de las negociaciones algo tiene que darles a los trabajadores”, dijo ayer el líder metalúrgico en Radio La Red.

Hasta ahora, Macri privilegió como su interlocutor gremial a Moyano, a quien recibió personalmente antes de asumir. En tanto, su ministro de Trabajo, Jorge Triaca, diversificó los encuentros, pero aún le resta una reunión privada con Caló y Hugo Yasky, de la CTA que estuvo más vinculada al kirchnerismo.

Tanto Caló como Yasky volvieron ayer a presionar con un bono de fin de año para compensar la suba de los precios tras la devaluación del peso. “Sería un error muy grave no otorgar un plus después de las medidas letales”, planteó Yasky. Y Caló pidió al Gobierno una suba de $ 4000, aunque en paralelo negocia con las cámaras metalúrgicas un bono de un monto inferior o, en algunos casos puntuales, conservar los puestos de trabajo. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video