Publicado el: 29, Dic, 2015

“El gobierno provincial tiene la responsabilidad de encontrarlos vivos”


Aníbal F. insiste: "Argentina está por debajo del 5% de pobreza"
29/12 – 10:40 – Aníbal Fernández dijo que Martín Lanatta fue parte de la campaña de Cambiemos en su contra.

Por: Gabriel Sued
Aníbal Fernández no hizo caso al pedido de María Eugenia Vidal. En lugar de “llamarse a silencio”, como le sugirió la gobernadora bonaerense, redobló la apuesta y responsabilizó a la mandataria de la fuga de tres presos condenados por el triple crimen de General Rodríguez. Entre los que se fugaron está Martín Lanatta, que, en plena campaña electoral, señaló al ex jefe de Gabinete como autor intelectual de esos asesinatos.

El argumento de Aníbal Fernández es el siguiente: Lanatta no se fugó, sino que fue dejado en libertad por las autoridades carcelarias en retribución por haber perjudicado al Frente para la Victoria (FPV) y por haber contribuido al triunfo de Vidal en las elecciones para la gobernación. En la lógica del ex jefe de Gabinete, la supuesta fuga de Lanatta confirma que él fue víctima de una operación mediática impulsada, entre otros, por dirigentes de Cambiemos.

Pero Aníbal Fernández no se quedó ahí. Durante la tarde, volvió a señalar la existencia de “fuego amigo”, es decir, de dirigentes del FPV que estuvieron involucrados en la supuesta maniobra en su contra, y advirtió que los fugitivos corren peligro de ser asesinados por los mismos sectores que facilitaron su escape.

“Martín Lanatta fue protagonista de la campaña de Cambiemos, una campaña de desinformación que le dio la gobernación a Vidal. Uno suponía que lo había hecho por plata, pero ahora que se fugó de una cárcel de máxima seguridad queda claro cómo fue la cosa”, dijo a LA NACION. En su cuenta de Twitter, fue más elocuente. Publicó un meme de Vidal sosteniendo un cartel con la siguiente frase: “Liberamos a tres homicidas narcos que me dieron una mano para ganarle a Aníbal, pero la culpa es del gobierno anterior”. En el mismo tuit agregó: “Sin palabras”.

El ex jefe de Gabinete aclaró, sin embargo, en diálogo con LA NACION, que no tiene elementos concretos para acusar a Vidal. “La gobernadora hace una conferencia de prensa tristísima y me dice que me llame a silencio. ¡Ni loco! No hay nada que me avergüence. Esta gente gobierna en forma amateur. ¿No sabían que el Servicio Penitenciario Bonaerense era una catástrofe? Nosotros estábamos preparados para abordar ese tema”, dijo.

Para sostener la hipótesis de que la fuga fue sólo una puesta en escena señaló que el penal de General Alvear es una prisión de máxima seguridad, que cada uno de los tres sectores de la cárcel tiene una guardia de 24 horas y que todos los pasillos conducen a un sector común con cuatro rejas. Resaltó además que los presos permanecen encerrados en sus celdas a partir de las 20, por lo que es “imposible” que se hayan fugado sin la connivencia de las autoridades.

Aníbal Fernández rechazó además las acusaciones en su contra. “¿Qué poder tengo yo para hacer que se fuguen tres presos? Soy un ciudadano común”, sostuvo, y enfatizó en el pedido para que los fugitivos aparezcan con vida. “El gobierno de la provincia tiene la responsabilidad de encontrarlos vivos. Para algunos puede ser incómodo haber negociado con estos tipos”, alertó.

Para fundamentar su inocencia, el ex jefe de Gabinete dio detalles de un intercambio de correos electrónicos que mantuvo antes de las elecciones primarias con el entonces ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal. En esos mensajes, según precisó Aníbal Fernández, le exigió al funcionario que tomara los “recaudos necesarios” para proteger la seguridad de Lanatta. “Sabía que si pasaba algo me iban a acusar a mí”, explicó. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. HUGO dice:

    MMM ahora si le pasa algo a Aníbal le vamos a echar la culpa a Lanatta. Ojo, que hay una guerra aquí.

Publicidad

OPI Video