Publicado el: 29, Dic, 2015

Las reservas se siguen recuperando


Banco central de la Republica Argentina - Foto
29/12 – 11:00 – Por el ingreso de capitales privados, superaron otra vez los US$ 25.000 millones.

Por: Javier Blanco
Las reservas del Banco Central (BCRA) confirmaron ayer su tendencia a la recuperación, al volver a superar la barrera de los 25.000 millones de dólares, nivel del que habían caído hacía 19 días. Cerraron exactamente en US$ 25.075 millones, según datos preliminares, con un crecimiento de US$ 217 millones (+ 0,88%) en el día y de US$ 933 millones (+3,9%) desde que el Gobierno decidió avanzar en la eliminación de las barreras que dieron forma al cepo cambiario.

Aquel día de anuncios las reservas habían quedado en 24.141 millones de dólares, el menor nivel en más de nueve años, y mantenían el camino descendente que habían iniciado largos meses atrás.

En la actualidad, si bien todavía se ubican en un monto similar al de fines de junio de 2006 (en términos históricos, un número bajo), muestran una sostenida recuperación. Y a ello hay que agregar un dato relevante: ese proceso no fue forzado por compras del Banco Central.

El repunte en esta tenencia estratégica bajo administración del BCRA se verifica por el ingreso de divisas en cuentas bancarias por parte de empresas e inversoras ahora que se liberalizó el flujo de pagos.

Es decir, esta vez la mejora no responde a la compra de divisas porque el BCRA se ha mantenido hasta ahora al margen de las operaciones en la plaza cambiaria en procura de que el mercado sea quien defina un valor para el tipo de cambio.

Dicha estrategia está vinculada, además, a la decisión de no agregar presión a la borrachera monetaria heredada (el año cierra con un aumento del 41% de la emisión y no hay que perder de vista que por cada dólar que el Central compre tendría que emitir unos 13 pesos) en momentos en que el principal objetivo económico oficial pasa por encuadrar las expectativas inflacionarias.

La recomposición deja a la vista el shock de confianza que generó la remoción de las restricciones. Es dinero que nutre la tenencia del BCRA por la vía de los encajes que los bancos están obligados a constituir, por razones prudenciales. Pero, por sobre todo, muestra que desapareció el temor a no poder disponer de esos fondos.

La liberalización parece, incluso, haber convencido a la conducción del Banco Central de dar nuevos pasos en ese sentido: ayer decidió eliminar la norma que obligaba a los bancos a mantener en cuenta propia y por al menos 72 horas hábiles un activo bursátil antes de poder venderlo en una plaza del exterior para arbitrar monedas.

Esa disposición, que en su momento apuntó a desalentar la salida de capitales vía el dólar “contado con liquidación” -al exponer al que hacía la operación al riesgo de una fluctuación en el valor de mercado del activo a liquidar- quedó anulada ayer por la Comunicación A 5861, por lo que se prevé que la Comisión Nacional de Valores (CNV) haga lo propio dentro de unas horas para igualar el trato al resto de los inversores.

Canje de letras intransferibles

El BCRA concretó ayer además la anunciada operación de canje de Letras Intransferibles por Bonos del Tesoro con que busca mejorar la calidad de un balance que, técnicamente se hallaba al borde de la quiebra.

La entidad que conduce Federico Sturzenegger entregó al Gobierno pagarés que vencían en 2016 y 2020, y había recibido a cambio de los dólares que le cedió al Tesoro para que realice pagos de la deuda pública, y recibió a cambio un total de US$ 16.000 millones en nuevas emisiones de Bonar 2022 (33%), 2025 (33%) y 2027 (34%), títulos de deuda por los que cobrará una renta del 7,75 al 7,875% anual.

Hay que recordar que las letras que descargó eran intransferibles y no tenían valor de mercado aunque se anotaban en el balance de la entidad al valor nominal. Además, por esa tenencia, la entidad no cobraba renta alguna.

En un comunicado, el BCRA destacó que el canje de activos “implicará una fuerte mejora en su hoja del balance” al sustituirse “activos de liquidez limitada por otros con mayor liquidez y calidad” y recordó que la operación fue fruto de un acuerdo con el Ministerio de Hacienda y Finanzas.

Nueva defensa para el país

El Ministerio de Hacienda y Finanzas que lidera Alfonso Prat-Gay contratará a un nuevo estudio jurídico para liderar la estrategia frente a los juicios contra el país en el exterior por la deuda en default. Las opciones, se informó, son Wachtell, Lipton, Rosen &Katz y Sherman &Sterling, en ese orden. Cleary &Gottlieb seguirá “acompañando” los juicios. (La Nación)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. MAU dice:

    BIEN…VENDIERON LO QUE TENIAN ACOBACHADO LOS GORDOS DEL CAMPO..AHORA SI LES SIRVE EXPORTAR Y AUMENTAR PRECIOS….EL TEMA COMO SIEMPRE ES EL PUEBLO..PERO BUENO FUMENSELO A MAU Y SUS MEDIDAS PRO….PRO EMPRE4SARIOS Y AMIGOS…

Publicidad

OPI Video