Publicado el: 17, Feb, 2016

Bancos piden al BCRA que los habilite a subir comisiones


Banco central de la Republica Argentina - Foto
17/02 – 09:40 – El Central las aprobaría pero introducirá cambios en la forma en que se determinan y comunican los costos.

Por: Florencia Donovan
La nafta, la electricidad, los alimentos, y ahora también los bancos. Las entidades financieras están gestionando con el Banco Central (BCRA) una suba en las comisiones que cobran por sus productos y servicios. En los bancos justifican la medida no sólo en el aumento de costos, sino también de cara a una paritaria que promete estar bien por encima de esos valores.

Por norma, las entidades deben comunicarles a sus clientes de cualquier retoque en los precios de sus productos con 60 días de anticipación, con lo cual de informarse a fines de mes, los aumentos recién comenzarían a aplicarse en mayo. Para ese entonces, en los bancos creen que al menos la negociación salarial con la gremial bancaria ya estará encaminada y esperan poder compensar en parte el impacto de las paritarias con sus ingresos por comisiones.

La entidad que preside Federico Sturzenegger, en principio, no objetaría aumentos, pero aprovecharía para introducir varios cambios en la forma en que se determinan y comunican los costos de los productos bancarios. Así lo confirmó a LA NACION un vocero del BCRA: “Se está trabajando en nuevo esquema de regulación de las comisiones bancarias con dos focos: menor regulación pero con mayor transparencia, y que haya un piso de servicios gratuitos tendientes a la universalización de los servicios bancarios”, anticipó.

Hoy ya existe la obligación de los bancos de ofrecer una cuenta única gratuita y universal, que como su nombre lo indica es sin costo, siempre y cuando el saldo no supere los cuatro salarios mínimos, y por la que además se le otorga al cliente una tarjeta de débito, también sin ningún cargo. La idea sería ampliar este tipo de productos. A cambio, los bancos ya no estarían atados, como hoy, a la voluntad del BCRA para modificar sus precios.

En pos de la transparencia, en tanto, una de las propuestas que el BCRA compartió con algunos bancos sería la de incluir, en las comunicaciones que las entidades envían a sus clientes, un cuadro comparativo con las tarifas que cobran por los mismos servicios entidades competidoras. En rigor, los bancos informan hoy los costos de sus paquetes a través del Régimen de Transparencia del BCRA, que se replica en el Portal del Cliente Bancario www.clientebancario.gov.ar. Sin embargo, no es un sistema sencillo para hacer comparaciones ni parece demasiado riguroso.

Desde junio pasado que los bancos no retocan las comisiones. En ese entonces, el Central los había habilitado a retocar con un hasta un 25% los costos de sus productos premium, y un 12%, los de los básicos. Las entidades no pueden cobrar comisiones por cuentas sueldo ni por la cuenta única universal. Con lo cual las subas se aplican al resto de las cuentas, y se manifiestan, por ejemplo, en las tarifas que cobran por extracciones en cajeros automáticos que no forman parte de la red, lo que cobran por el envío de resúmenes de cuenta en papel (algo que, sin embargo, hoy el cliente puede optar por reemplazar por el envío vía mail), los costos de renovación de tarjetas de crédito o de mantenimiento en general de cuenta.

Desde 2014, el BCRA regula las comisiones de los productos bancarios, y exige documentación previa para autorizar las variaciones. Los pedidos de aumentos, no obstante, se realizan en forma individual, con lo cual no existe una única cifra sobre la cual se estaría trabajando. “Se analiza caso por caso”, subrayaron desde la autoridad monetaria. Además, no todos los productos y servicios bancarios suben en la misma proporción.

En algunas entidades señalaron a LA NACION que estaban apuntando a ajustes de entre el 20 y el 25 por ciento. No queda claro si será un único ajuste en el año o si la idea es realizar más retoques a lo largo del año. En gran medida, dependerá de la dinámica que sigan los precios.

Para aprobar los aumentos, hasta ahora el BCRA se valía de una metodología que distinguía de los servicios básicos y no básicos, de los productos de alta gama. Además, clasificaba a las entidades en grupos homogéneos: grandes bancos públicos, bancos privados y provinciales. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video