Publicado el: 23, Feb, 2016

Ricardo Lorenzetti advirtió que en el caso Nisman aún “hay impunidad”


Corte Suprema de Justicia y Lorenzetti. Antes cuestionada por los mismos que ahora la destacan y hoy en duda por quienes antes la elogiaban
23/02 – 09:30 – El presidente de la Corte admitió la falta de avances en la investigación de la muerte del fiscal del caso AMIA. En una entrevista con el diario El País, admitió que sufrió “presiones” del gobierno anterior.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzettti, reconoció que en el caso Nisman aún “hay impunidad”, debido a la falta de avances en la investigación de la confusa muerte del fiscal que investigaba el atentado de la AMIA.

El juez del máximo tribunal, en una entrevista con el diario El País, de España, habló también sobre la actuación del Poder Judicial en causas vinculadas a la corrupción, el narcotráfico y reconoció que sufrió “presiones y ataques personales y familiares” durante el anterior gobierno de Cristina Kirchner.

Lorenzetti advirtió que el hecho de que a un año de la muerte de Alberto Nisman no se sepa qué pasó ni quiénes son los responsables “perjudica” la imagen de la Justicia, y no dudó en definir la situación: “Esto es impunidad”.

Sobre el enjuiciamiento de funcionarios políticos acusados de actos ilegales durante la gestión pública, Lorenzetti reconoció que “hay que cambiar leyes, hay que organizar un sistema que permita la lucha contra la corrupción, no es el heroísmo de un juez. Las causas son muy lentas”

El presidente del máximo tribunal también advirtió que “para la Corte el narcotráfico es prioritario. Hace muchos años distinguimos el consumo, que es problema terapéutico, de la distribución, que es criminal. No hablamos de legalización, pero sí dijimos que el consumo personal dentro de la casa está protegido constitucionalmente”.

“Fui a la frontera con Bolivia, los jueces me contaron los problemas. Hemos formado una comisión de lucha contra el narcotráfico, vinieron jueces de todas las regiones, hay mucha preocupación en todo el país. Son casos muy difíciles para los jueces”, consideró.

Por otra parte, admitió que los magistrados deben enfrentar acciones de políticos que buscan condicionarlos. “Las presiones se sufren, sí. Cuando uno toma posiciones firmes en los valores que cree correctos, genera reacciones muy fuertes. Algunas hay que tolerarlas. Que un presidente o un periodista critique el fallo de la Corte forma parte del juego republicano. Otras presiones no son buenas y afectan a la independencia del Poder Judicial, como los ataques personales a un juez, a su familia, y eso lo hemos sufrido”.

Finalmente, habló sobre la posibilidad de que se amplíe el número de miembros del máximo tribunal, pero negó que ese cambio pueda buscar crear una Corte macrista. “No, yo creo que los argentinos hemos aprendido. Se han nominado dos jueces para cubrir vacantes, es normal, no significa que haya un cambio pendular. Antes con los cambios de Gobierno se suprimía toda la Corte, se cambiaba toda la jurisprudencia. Esta es la primera vez en la historia que la Corte continúa. Seguimos dictando sentencias y hemos dicho muy claramente que hay una serie de principios que no vamos a cambiar. Hay que resolver de acuerdo a lo que la gente espera de la Constitución y no a lo que diga cada presidente. Conozco muy bien a los dos jueces que van a venir, es gente de prestigio, son muy serios, pero la decisión la toma el Senado”. (Infobae)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video