Publicado el: 3, Mar, 2016

Macri reunió a su tropa en Tecnópolis y exigió recortar los gastos del Estado


Macri reunió a su tropa en Tecnópolis y exigió recortar los gastos del Estado
03/03 – 09:40 – Juntó a su gabinete y legisladores propios y aliados para exhibir cohesión interna y pedir “ahorros” en el Estado; apunta a reducir el déficit.

Por: Jaime Rosemberg
El día después de su discurso ante la Asamblea Legislativa, el presidente Mauricio Macri lució relajado y elogió a su tropa. “De todos los equipos que armé, éste es el que mejor arrancó”, les dijo el Presidente a sus ministros, funcionarios y dirigentes aliados, todos ellos reunidos en la Nave de las Ciencias de Tecnópolis, la emblemática creación cultural que el kirchnerismo montó en Villa Martelli.

El otro costado de la reunión macrista quedó simbolizado en las palabras de Gustavo Lopetegui, vicejefe de Gabinete y “cruzado” de la austeridad de la gestión del gobierno de Cambiemos.

“Ustedes nos mandaron un presupuesto para 2016. Queremos que nos manden el detalle de los gastos de cada área y qué ahorro pueden hacer”, sugirió Lopetegui, según reconstruyó LA NACION a partir de tres testigos de la multitudinaria reunión a puertas cerradas del gabinete ampliado.

El pedido encubierto de “ajuste” de Lopetegui, que responde al jefe de Gabinete, Marcos Peña, fue tal vez la nota disonante de una reunión con clima cordial, en la que se habló mucho del “trabajo en conjunto,” del “futuro” y en la que también hubo bromas.

Lopetegui, que junto a Mario Quintana es responsable del “control de la gestión” de cada ministerio (se dividieron en dos el total de las carteras a monitorear), dejó en claro el objetivo: que 2016 termine con un 4,8% de déficit. Y la suma de los gastos proyectados para este año por los ministros superaría ampliamente esa cifra.

“El pedido es clarificar lo que se gasta. Una cosa es cuando arrancás la gestión y otra cuando llevás meses y conocés las necesidades de cada área”, explicaron desde Balcarce 50.

“Nos pidieron que detallemos por escrito a qué vamos a destinar el dinero. Y la sugerencia es siempre revisar para gastar menos de lo presupuestado originalmente”, afirmaron a LA NACION desde uno de los ministerios que manejan mayor cantidad de fondos. “Cada uno va a tener que ver dónde recorta, cosa nada fácil, pero es lo que se nos pidió, primero por mail y ayer de forma verbal”, explicaron desde otro ministerio sin despacho en la Casa Rosada.

En el Gobierno coincidieron en la meta: intentar disminuir el déficit fiscal, junto con la inflación, una de las mayores preocupaciones del Presidente.

“El problema es que con las exenciones a distintos sectores y la mayor recaudación en otros, siempre la suma da igual a cero”, se quejó un funcionario que tiene llegada al Presidente.

El otro gran eje de la reunión fue, una vez más, la cohesión interna. La necesidad de “trabajo en equipo” fue enfatizada por Macri y Peña, que actuó de “mediador” entre ministros y legisladores de Cambiemos, muchos de los cuales ni siquiera se conocen. “Somos el canchero pero no el que se la cree. Somos el que corta el pasto para que los argentinos jueguen”, graficó Macri, micrófono en mano, desde el escenario.

“A ver, levántense los legisladores de Pro. Ahora, los aliados. Ahora, los ministros nacionales”, animó Peña en tono distendido mientras todos aplaudían. “Pásense los teléfonos, hablen entre ustedes”, agregó el jefe de Gabinete, como modo informal de acallar algunas quejas de legisladores de la UCR y la CC-ARI en torno a la comunicación con los miembros del gabinete.

Los dirigentes radicales y jefes de los interbloques en el Congreso, Mario Negri (Diputados) y Ángel Rozas (Senado), participaron de la reunión y dejaron también sus visiones. “Lo de ayer fue como si se encendieran las luces del Congreso”, metaforizó el cordobés Negri con relación al fuerte discurso de Macri, anteayer, en el recinto de la Cámara baja. “Tenemos que hacer las cosas bien y después comunicarlas bien”, agregó Rozas.

El otro protagonista de la jornada fue el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, que jugaba “de local” en Tecnópolis, inaugurada durante la presidencia de Cristina Kirchner en coincidencia con su gestión como ministro.

“Es un lugar que mucho no me cierra”, dijo Lopetegui en torno a ese espacio. Aunque Macri disfrutó de la exposición del científico Gabriel Rabinovich y de Gino Tubaro, el joven inventor de un original sistema de idioma braille para leer libros sin digitalizarlos.

Antes de terminar, el Presidente se permitió una broma divertida. Un rato después de que Barañao describiera un sistema de rejuvenecimiento probado con ratones, Macri se preguntó por qué no lo habían consultado. Y dio como ejemplo a su padre, Franco: “Se rejuvenecía siempre con novias más jóvenes que él”. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video