Publicado el: 15, Mar, 2016

El Gobierno se dispone a aprobar en Diputados el pago a los holdouts


El Gobierno se dispone a aprobar en Diputados el pago a los holdouts
15/03 – 09:40 – Reunió la mayoría necesaria con apoyo del massimo y del Bloque Justicialista, entre otros sectores; la sesión está convocada a partir de las 12 y duraría unas 20 horas; el kirchnerismo votará en contra.

Por: Gabriel Sued
En la recta final, y tras horas cargadas de incertidumbre, el oficialismo reunió ayer la mayoría necesaria para sesionar y aprobar hoy en la Cámara de Diputados el acuerdo con los fondos buitre.

La realización del debate, que había quedado en suspenso el sábado, se destrabó porque el oficialismo logró que el Bloque Justicialista, primero, y el frente UNA, después, dejaran de lado sus dudas y se comprometieran a participar de la sesión, que empezará a las 12 y durará alrededor de 20 horas.

Con el quórum asegurado, el Gobierno tiene garantizada la media sanción del proyecto, con una mayoría sólida de entre 150 y 160 votos. El oficialismo pretende que esa cifra impacte sobre la discusión en el Senado, donde tiene mayoría el Frente para la Victoria (FPV).

Además de Cambiemos, el Bloque Justicialista y el frente UNA, van a acompañar la iniciativa los diputados del Frente Cívico de Santiago; Juntos por Argentina, de Darío Giustozzi; el Partido Socialista; el GEN; Compromiso Federal, de San Luis, y monobloques como Salta Somos Todos, de Alfredo Olmedo.

El rechazo al proyecto, que rondará los 90 votos, estará encabezado por el kirchnerismo, que además convocó a una movilización frente al Congreso. También votarán en contra el Frente de Izquierda (FIT) y Libres del Sur, que, sin embargo, anticipó que dará quórum, y Alcira Argumedo.

El Bloque Justicialista, formado por los diputados que se escindieron del FPV, y el frente UNA, que reúne al Frente Renovador y a bancadas provinciales, habían pisado el freno por un fallo de la Cámara de Nueva York, emitido el viernes pasado.

Esa resolución suspendió el levantamiento, dispuesto por el juez Thomas Griesa, de las medidas cautelares que impiden el pago a los bonistas que ingresaron en los canjes de 2005 y 2010. A pedido de ese sector de la oposición, el oficialismo accedió a introducir cambios en el dictamen: el más importante condiciona el acuerdo a un previo fallo favorable de la Cámara de Nueva York.

El anuncio que confirmó la realización de la sesión lo hizo Sergio Massa, líder del interbloque UNA, luego de una reunión con el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó. “La Argentina está para más. Es muy importante que supere está discusión que lleva 13 años”, sostuvo, rodeado de cámaras, en el Salón de los Pasos Perdidos, cerca de las 20. Unos minutos antes, Monzó había elogiado al ex intendente de Tigre. “Para nosotros es muy importante que Sergio esté”, dijo, tal vez para compensar los reproches que le había dedicado Mauricio Macri, anteanoche, por TV.

Hasta esa hora, el oficialismo había hecho todo lo posible para reunir el quórum sin los diputados massistas. Harto de esa dependencia, Monzó había recibido en su despacho a Diego Bossio y Oscar Romero, del Bloque Justicialista, a Margarita Stolbizer, a Alicia Ciciliani y a Hermes Binner, del Frente Amplio Progresista (FAP). “El Gobierno plantea que los riesgos (de nuevos litigios) son mínimos”, manifestó Romero, jefe del Bloque Justicialista. Sin el massismo, Cambiemos llegaba al quórum, pero de manera muy ajustada.

De las reuniones participó el secretario de Finanzas, Luis Caputo, que les aseguró que el fallo de la Cámara de Nueva York no cambiaba la situación, dado que, según el artículo 5° del dictamen aprobado en comisión, los pagos sólo se van a hacer tras el levantamiento de las medidas cautelares. Para atender el pedido de la oposición, esa cláusula condicionará no sólo el pago sino el acuerdo y estará prevista en el artículo 2°, justo después de la derogación de las leyes cerrojo y de pago soberano.

El frente Cambiemos también accedió a fijar un límite nominal a la emisión de deuda, que se fijará en 12.000 millones de dólares; la creación de una comisión bicameral de seguimiento del proceso de salida del default, y la introducción de una cláusula de acción colectiva, para reforzar la cobertura legal ante eventuales demandas en el caso de que esta nueva deuda deje de pagarse.

Una incógnita que se va a despejar en el inicio de la sesión es si el FPV logrará mantener una postura unificada. El ex gobernador de San Juan José Luis Gioja insistió ayer, en diálogos con el Bloque Justicialista, en advertir sobre los riesgos derivados del fallo de la Cámara de Nueva York. La bancada justicialista optó finalmente por una salida intermedia. Aprobarán la ley en general, pero no acompañarán el artículo 3°, que ratifica los acuerdos cerrados con los buitres. (La Nación)

Dejar un comentario



Publicidad

OPI Video