Publicado el: 17, Mar, 2016

Buen camino iniciado con el ojo puesto en Francisco Larcher, pero insuficiente


La declaración de Stiuso: "A Nisman lo mató un grupo relacionado al gobierno anterior"
17/03 – 11:45 – La causa Nisman ha sido un ocultamiento permanente, producto de la impunidad que otorga el poder, más aún cuando ese poder ha sido cómplice (por acción u omisión) en el magnicidio que lleva más de un año sin resolver. Hoy aparece una noticia que pone primera para que la investigación vaya hacia el lugar exacto y más sensible que rodea a ese aberrante hecho: los responsables de la ex SIDE, ellos son, Héctor Icazuriaga ( a quien todavía no se nombra) y a Francisco Larcher, de quien hoy se habla como un nexo importante, que tiene más para decir que para ocultar, sobre el asesinato del Fiscal quien, días antes, había denunciado nada menos que al gobierno nacional.(Por Rubén Lasagno)

Hoy aparece en perfil.com una nota que activa lo que para mi es el punto clave para comenzar a desenredar la madeja intrincada del asesinato del Fiscal Alberto Nisman, ocurrida hace más de un año y aun sin pistas firmes (y muchas destruidas) de lo que ocurrió aquel verano en que todos los argentinos nos vimos conmovidos por un magnicidio.

Dice Perfil hoy que Francisco “paco” Larcher, el segundo de la ex Side, debajo de Héctor Icazuriaga fue convocado en marzo del 2015 a prestar declaración, por parte de la Fiscal Fein. Larcher, ya declaró por espacio de “una hora”, ante la Fiscal en marzo del 2015 y en aquel momento el gobierno dijo haber “liberado al Señor 8” de mantener el secreto que impone la Ley de Inteligencia, pero es obvio que fue una mentira más del Ejecutivo, directamente involucrada en la acusación de Nisman y quien no tenía la mínima intención de aclara nada. Aquella declaración de Larcher, era una puesta en escena, que se sustenta solamente con advertir el escaso tiempo que el funcionario declaró, en un crimen de esta magnitud.

Larcher debía declarar nuevamente este viernes, pero a último momento la presentación fue postergada hasta el lunes 21 de marzo, indica Perfil. El involucramiento de la cúpula de la ex SIDE en el caso es total y haber desconocido esa responsabilidad, hasta ahora, fue absolutamente malicioso e intencional.

El artículo de Perfil, culmina diciendo “Según indican los registros, desde la mañana, y durante toda la tarde y noche, aparecen gran cantidad de llamados entre Fernando Pocino (director de la exSIDE) y César Milani (por entonces jefe del Ejército); el integrante de la exSIDE con su rival en la interna de la Inteligencia, Antonio Stiuso, quien se comunicó con Luis Miño (custodio de Nisman) y Alberto Mazzino (director de análisis de la exSIDE). Larcher también aparecería en los informes”.

Lo obvio y lo absurdo

Desde el inicio de este caso, nunca tuve dudas en sostener dos cosas: que a Nisman lo mataron y que el gobierno nacional era responsable directa o indirectamente en este magnicidio. Esa responsabilidad, sin embargo, no se ha buscado hasta hoy, excepto por algunos destellos de utilería que pretendió hacer estallar el kirchnerismo cuando tenía poder, haciendo gatopardismo puro, con el fin de “parecer que hacían”, cuando en realidad ocultaban y encubrían. No solo la destrucción de las pruebas y del escenario del crimen lo demuestran, sino la falta de voluntad para tocar de cerca al verdadero poder, donde se cocinaban las decisiones y se generaban los filtros que en definitiva, comunicaban las novedades a la entonces presidenta.

Icazuriaga y Larcher, son las dos personas que no pueden estar al margen de esta investigación y mucho menos ser tomados como “piezas menores”, porque son los principales responsables de articular la información que llevaban a la mandataria en funciones y ordenaban hacia abajo, las acciones a seguir por los encargados de actuar en el campo de las operaciones (escuchas, procedimientos, investigación, relación AMIA-Irán, etc.).

El 10 de marzo de este año publiqué una columna sobre este asunto que titulé “La parodia de Stiuso, un ex agente bien utilizado por Néstor, Cristina, Icazuriaga y Larcher (que están borrados)” e invito al lector a repasar estos conceptos y seguramente, estarán de acuerdo que la presencia de Larcher ante la justicia es, no no solo necesaria, sino, fundamental.

Ahora bien, como digo allí en esa nota, de nada servirá que Larcher declare, si no se lo despoja de la responsabilidad de guardar el secreto, debido a la existencia de la Ley de Inteligencia y aún así, de nada sirve que Larcher exponga ante los jueces cualquier cosa que el ex funcionario pretenda decir, si no se lo puede corroborar mediante las acciones que durante ese tiempo, se hicieron desde la ex SIDE y para ello es necesario que el gobierno nacional abra los documentos secretos y libere a esta parte fundamental del procedimiento, que permitirá corroborar si Larcher dice la verdad o miente.

Si no hay concordancia entre lo dicho y lo actuado, será obvio el ocultamiento y partir de allí habrá que establecer los motivos existentes para que el gobierno hiciera una operación de este tipo. De esa manera se llegará a determinar con qué fin se armó semejante operativo, para cubrir a quién y se arribará a la verdad de por qué se instruyó el magnicidio. No hay una duda razonable que impida pensar lo contrario: el gobierno está seriamente involucrado en la muerte del Fiscal y actuó u omitió actuar, siendo parte o encubridor de un crimen que trasciende la mera preservación de un gobierno, un partido o a una ex presidenta; es una vergüenza nacional, afecta la democracia y es una inmoralidad judicial que no se haya encontrado y castigado a los culpables, más de un año desdepués desde que sucedieron los hechos.

Veo con grata sorpresa que Larcher (falta Icazuriaga) comience a estar cerca del ojo del huracán y de alguna manera se empiece a transitar por ese camino que observé el día 10 de marzo en mi columna, pero el rol fundamental de Macri es clave para facilitar el camino cierto y real hacia el esclarecimiento de la muerte del fiscal. El gobierno nacional debe permitir la apertura del secreto a los expedientes, informes y documentación respaldatoria de todo lo actuado por la ex SIDE y no quedarse per se comprando esta historia mediática del ex agente que todo lo sabe y donde en realidad Stiuso está buscando reacomodarse nuevamente en la estructura donde se siente como pez en el agua, siendo que muchos de sus antiguos amigos, conforman la nueva estructura de la AFI que dice haber “normalizado” el presidente.

Macri tiene la palabra y de él (y no de otro) depende que la responsabilidad de los actores públicos en el crimen, salga a la luz. El presidente puede ser en todo este brutal caso de impunidad, un factor disrutivo si sincera la información y se encuentra un juez que aplique la justicia con el mismo grado de intensidad con las que el presidente allane las pruebas. Si acaso Macri tiene voluntad, rápidamente veremos que en la punta de la pirámide de responsabilidad estará la ex presidenta e inmediatamente por debajo, sus principales colaboradores e ideólogos de la muerte o el encubrimiento del asesinato del Fiscal. (Agencia OPI Santa Cruz)

Dejar un comentario



Mostrando 1 Comentario
Publica tu comentario
  1. unquillo dice:

    Impecable comentario!!!,dejando BASTANTE EN CLARO,( y digo
    “bastante”,porque HASTA QUE NO ESTE TODO ESCLARECIDO,segui-
    remos navegando en un mar de dudas) por todo lo
    corrupto,que ha girado alrededor de este MAGNICIDIO

Publicidad

OPI Video